Atletismo | Festival Europeo de la Juventud Un ‘Guerrero’ de Algeciras en Bakú

  • Alejandro Guerrero, del Bahía, afronta con ilusión y prudencia la experiencia internacional en Azerbaiyán

  • Será la tercera internacionalidad del velocista tutelado por Antonio Arjona

Alejandro Guerrero se ejercita en la pistas del Enrique Talavera. Alejandro Guerrero se ejercita en la pistas del Enrique Talavera.

Alejandro Guerrero se ejercita en la pistas del Enrique Talavera. / D. Fernández

Hace diecisiete años nació en Algeciras un chico que lleva casi toda su vida corriendo y que ahora lleva la bandera de su ciudad por Europa. Corriendo desde Algeciras hasta Bakú, aun más lejos de lo que cantaba Serrat, Alejandro Guerrero portará los colores de España por Europa en el próximo Festival Olímpico de la Juventud Europea, una cita que se celebrará del 20 al 28 de julio. Guerrero lo afronta con mucha prudencia y los pies en el suelo.

Entrenándose como todas las semanas bajo el calor del verano en el estadio Enrique Talavera, Alejandro, atleta del Bahía de Algeciras, prepara la que será la última cita de la temporada para él. Nació el 22 de abril de 2002 en el seno de una familia donde se respira atletismo, pues tanto su padre como su abuelo eran atletas. Precisamente son ellos los responsables de que el chico empezase a correr.

La influencia familiar le llevó a iniciarse en el atletismo con solo 7 años y, desde entonces, se entrena con un orgulloso Antonio Arjona. Su carrera comenzó en el Promoción Algeciras, equipo filial del Bahía, en el año 2009. Ahí empezó su andadura para, por qué no, hacerse un hueco entre los más grandes.

Su relación con los 400 metros lisos no viene desde el inicio, sino que fue fruto de probar varias pruebas. “Empecé probando distancias más largas y luego probé la velocidad y me acabé decantando por ella”, señala. Aunque él mismo no tiene claro por qué se quedó con los 400 específicamente, su entrenador responde por él y explica que tras hacer diferentes pruebas, vieron que era la que mejor se adapta a sus características físicas. Pese a su juventud, su medallero luce varias preseas. Varias de ellas, de diferente color, las ha conseguido en los campeonatos de Andalucía, a las que hay que añadir las dos platas de los Campeonatos de España y las cuatro finales en total que ha alcanzado. Un palmarés envidiable para muchos jóvenes.

Con estos resultados no es extraño que la Federación Española cuente con él para las competiciones internacionales. Tras la Copa Ibérica, donde consiguió un segundo puesto, y el Campeonato de Europa juvenil en Hungría, el Festival Olímpico de la Juventud europea de Bakú será su tercera participación con la selección, lo que para él es “un privilegio”. y donde hará lo posible por dejar a su país “lo más alto posible”. Aun así y con su gran 47.98, no se confía y tiene muy claro su objetivo: “primero pasar a la final y luego ya pensar en la medalla”. Sus rivales nacionales sí son bien conocidos, pero los internacionales son difíciles de seguir a estos niveles. Por ello, explica Arjona, se fijan principalmente en el ranking europeo.

Preguntado por el mejor y peor momento de su carrera, no duda. El mejor momento llegó este año en la semifinal del Campeonato de España en Castellón, donde alcanzó su marca personal de 47.98. Su primera vez por debajo de los 48 segundos. Pero también hay momentos malos y uno de ellos fue en el Campeonato de España de pista cubierta. Dos semanas antes de la competición le golpeó una gripe que le impidió llegar a la cita en su mejor condición física. “Yo sabía que no podía, que estaba mal físicamente”, relata muy serio. Aun así, descarta haber ni siquiera pensado en dejar el atletismo y se muestra convencido de que merece la pena el sacrificio porque “las experiencias son muy buena y me renta no salir un viernes e ir a Bakú”.

El algecireño tiene como espejos a Husillos y Hortelano

Óscar Husillos y Bruno Hortelano, dos de los mayores exponentes del atletismo de velocidad español, son sus principales referentes en la especialidad. “Ambos batieron el récord de España de la distancia”, apunta. Fuera de nuestras fronteras, son los hermanos belgas Jonathan, Kevin y Dylan Borlée y el sudafricano Wayde van Niekerk los espejos en los que se mira. Algún día espera llegar donde ellos, pero su meta a largo plazo es “seguir siendo atleta internacional y ser campeón de España”. Aunque tampoco descarta llegar a unos Juegos Olímpicos: “quién sabe”.

Su compañero en la selección, Bernat Erta, es a quien señala como la persona más importante en su carrera. Erta ha sido subcampeón de Europa con la Selección Española en relevos con solo 18 años. Otro referente para el algecireño.

Con Bakú a la vuelta de la esquina, su entrenador cuenta a sus espaldas que será muy complicado en parte por los horarios, muy tempraneros, pero confía en sus opciones. “Tiene futuro", sentencia. Alejandro forma parte del programa Andalucía Olímpica y está certificado como atleta de alto rendimiento, por lo que puede estudiar con una beca.

Todo a punto para marchar a Azerbaiyán. Si consigue una medalla, espera algún reconocimiento en su ciudad. “Espero que se haga algo, estaría bien”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios