Voleibol | Campeonato de Europa La España de Villena cae ante la campeona mundial

  • El combinado del sanroqueño pierde ante Polonia en los octavos de final por tres sets

El choque entre Polonia y España. El choque entre Polonia y España.

El choque entre Polonia y España. / CEV

La selección española masculina de voleibol, con el sanroqueño Andrés Villena en sus filas, perdió este sábado ante Polonia, la vigente campeona mundial, en los octavos de final del Campeonato de Europa, en un partido que se disputó en la ciudad holandesa de Apeldoorn.

El combinado nacional cedió con dignidad ante un conjunto polaco que se mostró muy superior para llevarse el pase a cuartos en tres sets: 25-18, 25-13 y 25-16. Polonia jugará el lunes contra Alemania, actual subcampeona continental y verdugo de los Países Bajos por 3-1.

España, con el opuesto de San Roque como uno de sus pilares (aunque solo pudo anotar cuatro puntos), se despidió del sueño europeo en un choque marcado por el saque fulminante de los campeones del mundo. Los Red Lynxes afrontaron sin complejos la pelea y, pese a que en el inicio los errores en saque restaron continuidad al juego del conjunto de Fernando Muñoz, la brecha polaca no era excesiva. España peleaba para reducir la desventaja que se mantuvo fluctuando en torno a cinco puntos, tras buenas acciones en bloqueo de Colito y Jorge Fernández, pero dos misiles de León que no pudo controlar la recepción española cerraron el set con 25-18. 

Los saques del cubano nacionalizado polaco rompieron el marcador del Omnisport de Apeldoorn tras unos primeros compases de intercambio de puntos. Wilfredo León encadenaba seis acciones consecutivas que abrían una distancia que los Red Lynxes no pudieron enjugar. La renta polaca crecía, y ni los cambios en la rotación  ni las instrucciones impartidas por Fernando Muñoz conseguían acabar con los problemas causados por el saque polaco para el definitivo 25-13.
Los campeones del mundo habían sacado toda su artillería y para España sólo quedaba la opción de una remontada heroica. La imposibilidad de alcanzar continuidad en sus acciones complicaba la tarea para los Red Lynxes, que pese a los saques de León y la pegada polaca no bajarían los brazos pese a que la distancia no pararía de crecer. Fernando Muñoz dio minutos de juego a todos sus jugadores en los últimos compases.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios