real balompédica linense

Balona, cuestión de abonados

  • La Balompédica celebra haber vendido un centenar de carnets desde que arrancó su campaña de captación, mientras clubes como el Badajoz han superado los 700 en el mismo periodo

Carlos Guerra e Ismael Chico sostienen el cartel de la campaña de abonados durante su presentación. Carlos Guerra e Ismael Chico sostienen el cartel de la campaña de abonados durante su presentación.

Carlos Guerra e Ismael Chico sostienen el cartel de la campaña de abonados durante su presentación. / jorge del águila

Comentarios 3

La Real Balompédica ha echado el cierre a la penúltima semana de junio con un centenar de abonados. Una cifra que el propio club celebra a través de sus redes sociales, porque supone una mejora -nada desdeñable- con respecto a otras temporadas a estas alturas del año. Sin embargo es una cantidad que contrasta, y mucho, con las de otros clubes con los que tendrá que competir el próximo curso. Sin entrar en comparaciones con entidades que le duplicarán en presupuesto y con objetivos mucho más urgentes, basta el ejemplo del Badajoz, que esta temporada certificó su permanencia en la última jornada como los linenses y que cerró las puertas de sus oficinas con 724 carnets vendidos el pasado viernes.

La Balompédica inició el pasado 11 de junio una más que ambiciosa campaña de captación de abonados. El objetivo no podía ser más relevante: alcanzar una cifra nunca conocida, los 4.000. A pesar de que existe un convencimiento generalizado de que se trata de una quimera, en la entidad no solo sostienen que la van a alcanzar, sino que es necesaria para poder llevar adelante el proyecto.

De momento la respuesta no es mala. O mejor dicho, es mejor que en anteriores temporadas. El propio club ha anunciado que ya ha llegado al centenar. El mero hecho de que los medios, y por añadidura los aficionados, sepan cuáles son los números que se manejan de puertas para adentro ya supone un cambio radical con respecto al pasado.

La entidad festeja la cantidad, que le parece que aventura buenos resultados. Sin embargo, los números contrastan con los que están consiguiendo otros clubes.

Desde luego no se puede tratar de una cuestión de precios. Los 100 euros en preferencia y 160 en tribuna -amén de las facilidades de pago otorgadas desde la entidad- suponen una invitación para que los linenses se animen a formar parte de ésta que será la primera iniciativa que lleve a cabo Raffale Pandalone.

En la búsqueda de las causas por las que no se ha producido un movimiento mayor son muchos los que opinan que la entidad precisa presentar una cara relevante que haga de cebo y ponen de ejemplo el revuelto que ha supuesto en Badajoz el desembarco de Patxi Salinas.

Mientras dos de los equipos del grupo que cuentan con mayor respaldo social (Extremadura y Cartagena) se juegan esta misma tarde una plaza en Segunda, es precisamente el conjunto pacense el que está marcando la pauta en esto de sentir el respaldo de su gente.

Ayer mismo hacía saber a través de su cuenta de Twitter que el viernes cerró las puertas de sus oficinas con 724 abonados y eso que aún está reservando sus plazas a los antiguos abonados. Los precios que establecieron los nuevos propietarios del club se parecen y mucho a los que ha fijado la Balompédica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios