Coronavirus Los viajes de repatriación desde Tánger hacia Algeciras continuarán durante el mes de agosto

  • El embarque solo está permitido para los españoles y los residentes marroquíes que se quedaron atrapados en el país vecino tras el cierre de fronteras

Una mujer con un carrito de bebé embarca en el ferry en Tánger-Med. Una mujer con un carrito de bebé embarca en el ferry en Tánger-Med.

Una mujer con un carrito de bebé embarca en el ferry en Tánger-Med.

Los barcos de repatriación fletados por la embajada de España en Marruecos desde Tánger a Algeciras van a continuar durante el mes de agosto, según la cuenta de Twitter de la legación, que ha programado dos para los días 6 y 7 del próximo mes.

Así pues, los barcos que han seguido saliendo durante todo el mes de julio -esta semana hay otros dos, los días 29 y 30 de julio- seguirán saliendo a ritmo regular.

Estos barcos comenzaron a salir el 22 de mayo y pronto tomaron una frecuencia bisemanal que ha continuado durante los meses de junio y julio, en operaciones organizadas por los consulados españoles en colaboración con las compañías Baleària o Transmediterránea.

Desde aquel 22 de mayo hasta el pasado sábado, en que salió el último -hasta el momento van 18 conexiones- han transportado a algo más de 14.000 personas, un tercio de ellos españoles y el resto, marroquíes con residencia en España.

Si bien durante mayo y junio los barcos fueron exclusivamente "de repatriación", para personas que llevaban varios meses bloqueadas y lejos de sus hogares, posteriormente se permitió el acceso a otro tipo de viajeros, pero nunca con propósitos turísticos.

La presentación de la nacionalidad española o de una tarjeta de residencia en España sigue siendo obligatoria, y los vehículos solo son admitidos si tienen matrícula de la Unión Europea, con excepción de los diplomáticos.

Por imposición del Gobierno marroquí, como medida preventiva contra el coronavirus, los barcos llegan vacíos a Tánger, por lo que hasta el momento solo han sido operaciones de ida, sin que se sepa si en agosto los mismos barcos podrán transportar pasajeros en la dirección contraria (hacia Marruecos).

En paralelo a estos barcos, el Gobierno marroquí permitió una serie de "vuelos especiales" fletados por las compañías Royal Air Maroc y Air Arabia (ambas marroquíes) entre los aeropuertos de Casablanca y Tánger y varios destinos en el mundo, pero solo podían ser utilizados por marroquíes o residentes en Marruecos.

Las fronteras con Marruecos siguen cerradas y el país tiene vigentes una serie de restricciones para frenar el coronavirus, aunque ya ha comenzado a aplicar algunas medidas de desescalada que han tenido que ser en algunos casos revertidas por la extensión de la pandemia. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios