Inmigración

El Tribunal de Tánger archiva causa contra la activista pro emigración Helena Maleno

  • La fundadora del colectivo Caminando Fronteras se enfrentaba a una larga pena de cárcel

Helena Maleno, este lunes en su domicilio de Tánger Helena Maleno, este lunes en su domicilio de Tánger

Helena Maleno, este lunes en su domicilio de Tánger / Javier Otazu / EFE

El Tribunal de Apelación de Tánger ha archivado este lunes la causa abierta contra la activista pro derechos de los emigrantes Helena Maleno, que se enfrentaba a un proceso por "fomentar la emigración ilegal" y "tráfico de seres humanos".

El colectivo Caminando fronteras, del que Maleno es fundadora, emitió un comunicado para felicitarse por esta "decisión ejemplar (...) en un momento en que la defensa de derechos de personas migrantes se encuentra criminalizada en todo el mundo, y especialmente en Europa".

La investigación contra Maleno se abrió en Marruecos a finales de 2017, tras una comisión rogatoria enviada por la Policía española a su contraparte marroquí, y de haberse abierto un proceso, la activista se enfrentaba a una larga pena de prisión e incluso a la cadena perpetua.

La instrucción marroquí duró casi un año, durante el cual el juez no impuso ninguna medida cautelar contra ella y gozó de libertad de movimientos; finalmente, el juez de instrucción archivó la causa en diciembre pasado, decisión avalada posteriormente por el Tribunal de Apelación, según explicó el colectivo.

Maleno considera que este hecho "sienta jurisprudencia de que salvar vidas no es un delito". "El mío ha sido un caso paradigmático, pues nos jugábamos si el derecho a la vida debe ser garantizado por encima del control de las fronteras", dijo Maleno en su domicilio de Tánger, ciudad donde reside desde hace 18 años.

Maleno entiende que en su caso "ha habido un sesgo neocolonialista", ya que fue abierto en España y archivado allí por un tribunal, pero la policía española envió a Marruecos una comisión rogatoria porque "a lo mejor colaba", pero finalmente la justicia marroquí "ha demostrado altura", dijo Maleno.

La activista, cuyo caso ha despertado una gran oleada de solidaridad nacional e internacional, reconoce sin embargo que hay "un discurso racista y xenófobo" que crece en Europa, "un discurso hegemónico que se ha construido durante treinta años y dice que el control migratorio está por encima otros derechos inherentes a las personas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios