Gastronomía

Todo queda en casa

  • Dos empresas de la comarca compiten con otras dos de la provincia y las grandes plataformas de reparto de comida a domicilio

  • Sus bajos precios y su conocimiento del terreno, las claves

Dos repartidores de Te lo llevo volando. Dos repartidores de Te lo llevo volando.

Dos repartidores de Te lo llevo volando.

Son empresas locales, de casa, creadas para hacer llegar la comida elaborada por restaurantes de la provincia a los hogares. Algunas han nacido para dar respuesta a las nuevas necesidades surgidas por la pandemia, y otras estaban ahí desde antes. Todas ellas, las empresas de aquí, compiten en un mercado muy influenciado por las grandes plataformas. Pero ellas cuentan con grandes bazas a su favor, como el mejor conocimiento del terreno y ofrecer mejores precios a los restaurantes.

La más antigua de las consultadas para hacer este reportaje es Delivereat. Con cuatro años de historia, la empresa de Laura Vera trabaja en la zona de Sotogrande, San Roque Club y Guadiaro. Explica que el confinamiento ha dado un impulso al negocio, ya que algunos establecimientos que antes sólo prestaban el servicio a domicilio por la noche, ahora se han animado con los almuerzos. Actualmente reparten la comida de una decena de restaurantes, a los que convence con argumentos como su precio –más competitivo que el de la plataformas– y el mejor conocimiento de la zona de los repartidores, que son todos de allí y no necesitan GPS para orientarse en estas urbanizaciones.

A finales de 2018, Manuel Valentín empezó a darle forma a la idea de una empresa que llevara comida a domicilio en San Fernando, que entró en funcionamiento a mediados del pasado año.

En los primeros tiempos, los establecimientos eran más reacios a esta fórmula: ahora están más dispuestos a escuchar, explica. Él cree que el servicio a domicilio ya se estaba afianzando, y que lo que ha hecho la crisis del covid es acelerar el proceso. Por eso, piensa que este tipo de reparto “ha llegado para quedarse”.

Actualmente, Telellevo realiza los encargos para seis establecimientos de San Fernando, y tiene previsto crecer por la Bahía. Su próximo objetivo es Cádiz, donde quiere implantarse el próximo mes de enero. Sus bazas para competir son las mejores condiciones económicas y la experiencia de sus repartidores, pero también la atención al cliente, a los restaurantes. “Con nosotros sabes que nos tienes al teléfono”, asegura. También destaca la planificación del servicio: ningún pedido se quedará sin repartir por falta de repartidores en las horas punta.

Seguimos con otros dos negocios que han nacido en plena pandemia: Gadivery y Te lo llevo volando.

Gadivery ha visto la luz en la capital gaditana a iniciativa de Eduardo Sánchez Vallejo. Empezó a funcionar con tres restaurantes, tres reales y tres ‘virtuales’ con la idea de seguir sumando establecimientos. De momento, siguen con los mismos que empezaron, y continúan trabajando en incrementar la oferta. Con respecto al funcionamiento, Eduardo Sánchez explica que en las últimas tres semanas están recibiendo más pedidos: la mayoría se concentran a mediodía (aunque The Cabin también tiene su público por la noche) y llama la atención que la gente sigue decantándose por los clásicos del servicio a domicilio, como la hamburguesa o las pizzas. Sánchez Vallejo explica que su propuesta compite en precio y confianza con respecto a las de las grandes plataformas.

Te lo llevo volando, por su parte, comenzó a funcionar en La Línea a iniciativa de Francisco López Martín y Víctor Aguilar, y ahora acaba de aterrizar en San Roque. El primero explica que en La Línea apenas funcionaba el servicio a domicilio –con la excepción de un par de pizzerías– por lo que decidieron poner en marcha esta iniciativa que no solo reparte sino que se encarga de publicitar la oferta de los establecimientos a través de las redes sociales. Los clientes hacen los pedidos directamente al restaurante, y ellos se encargan del reparto.

Con decenas de clientes en La Línea, a finales de octubre se han implantado en San Roque y esperan crecer más en el Campo de Gibraltar, porque ya hay interesados en distintas localidades. “Nuestra ventaja es que hemos fusionado reparto con publicidad y trato personalizado. Somos más accesibles y cercanos, conocemos a la gente y sabemos lo que les gusta. Además, las grandes plataformas no tienen aquí equipo de reparto”, explica Francisco López Martín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios