Jornada técnica Los puertos se reivindican como motores de la economía andaluza

  • El Puerto de Algeciras, el mayor del país, movilizará 500 millones de inversión hasta 2024

  • Junta, APBA y empresarios coinciden en la necesidad de flexibilizar la normativa para impulsar los proyectos pendientes

Javier Chaparro, Gerardo Landaluce, Marifrán Carazo y Javier Sánchez Rojas en la jornada técnica del Grupo Joly Javier Chaparro, Gerardo Landaluce, Marifrán Carazo y Javier Sánchez Rojas en la jornada técnica del Grupo Joly

Javier Chaparro, Gerardo Landaluce, Marifrán Carazo y Javier Sánchez Rojas en la jornada técnica del Grupo Joly / Erasmo Fenoy

En el proyecto de Presupuestos Generales del Estado hay un capítulo de inversión que habitualmente destaca por encima del resto: el de la entidad Puertos del Estado. En el caso de las cuentas que se negocian en el Congreso de los Diputados en estos días, las distintas autoridades portuarias del país prevén invertir 1.000 millones de euros en diferentes proyectos, que se elevan hasta 7.900 si se tiene en cuenta el coste plurianual de las obras que se están ejecutando o se van a abordar en los próximos años. Una cifra que da una idea del peso de los puertos en la economía nacional y que les permite reivindicarse como “elemento dinamizador de la economía, empresas tractoras”.

Así lo ha hecho hoy el presidente de la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras (APBA), Gerardo Landaluce, en la jornada técnica Puertos, logística e intermodalidad como motores de actividad para el impulso económico de Andalucía, organizada por Grupo Joly. Con la participación de la consejera de Fomento de la Junta de Andalucía, Marifrán Carazo, y el presidente de las Cámaras de Comercio de Andalucía, Javier Sánchez Rojas, el encuentro, retransmitido en streaming, ha abordado la situación actual de esos sectores. En él, el principal puerto del país ha querido destacar el peso clave de la actividad portuaria en la economía del entorno. Y también el papel que juega en estos momentos la iniciativa público-privada, reflejada en un plan de empresa con el que la APBA prevé movilizar 500 millones de euros de inversión hasta 2024, la mitad de ellos de capital privado.

Los puertos

Las autoridades portuarias siguen así dando pasos adelante en plena pandemia, después de demostrar cuando estalló la crisis su capacidad de respuesta ante lo desconocido: supieron reaccionar garantizando la cadena de suministro en un país convulso, con un trabajo “consciente y responsable”. Con ese bagaje, los puertos reivindican una vez más su importancia y “que nos dejen trabajar”.

En ese aspecto, asegura la consejera de Fomento, pueden contar con la Junta de Andalucía, incluso los puertos del Estado, sobre los que no tiene competencia la comunidad autónoma. La Junta ya ha expresado anteriormente su apuesta por la coordinación de los muelles de la comunidad y Carazo insiste en que estos podrán contar con la Administración “para seguir creciendo”, mientras se sigue trabajando con los más pequeños, que sí gestiona la Junta, “para que sigan expandiéndose con nuevos servicios y empleo”. Para los primeros, ha resaltado, es vital “su vínculo con las áreas logísticas, que están conectadas con los puertos y las infraestructuras”, algo en lo que se está trabajando en todas las provincias.

Carazo visitaba hoy las obras de la zona intermodal del sector San Roque del Área Logística Bahía de Algeciras. Con un presupuesto de 4,7 millones de euros, es la primera fase de una gran actuación que pretende dotar a la zona de las instalaciones necesarias para la realización del cambio modal en el tráfico de mercancías carretera-ferrocarril. Y es uno de los ejemplos que ha dado la consejera de la labor que está realizando la Administración autonómica para desbloquear “proyectos que estaba atascados” en materia logística, como el Puerto Seco de Antequera, para el que la semana que viene el Consejo de Gobierno autorizará el gasto para licitar la obra por 50 millones de euros. O el Área Logística de Majarabique, donde se desbloqueó el plan especial y se ha contratado la redacción del proyecto de urbanización de la primera fase. También ha recordado el cambio que ha permitido facilitar la llegada de empresas al Área Logística de Córdoba.

“Doy fe del impulso que está generando la consejera”, ha asentido el presidente de las Cámaras de Comercio. Sánchez Rojas ha destacado la importancia de que Andalucía tenga una estrategia logística que “tiene que pasar por una mayor y mejor coordinación entre los puertos”. Una unión necesaria para hacer frente a los proyectos que plantean competencia, como es el eje Valencia-Madrid-Lisboa-Sines, que “puede dejar a Andalucía muy tocada en cuanto a capacidad logística”.

“Nos preocupa mucho que cada vez que nos peleamos alguien fuera pone tres traviesas”, ha insistido el líder empresarial, que también ha ofrecido las Cámaras de Comercio como un lugar de atracción de inversiones portuarias.

Jornada técnica sobre puertos, logística e intermodalidad Jornada técnica sobre puertos, logística e intermodalidad

Jornada técnica sobre puertos, logística e intermodalidad / Erasmo Fenoy

Algeciras-Bobadilla

El eje ferroviario al que hacía referencia Sánchez Rojas tiene su contrapunto en la Algeciras-Bobadilla, la conexión que permitirá dar salida hacia Europa a las mercancías del Puerto de Algeciras y que sigue acumulando retrasos, el último el que supondrá la tramitación de una evaluación de impacto ambiental ordinaria para una de las subestaciones eléctricas de la vía. En torno a ella convergen las opiniones: “Se trata de una cuestión de Estado”, resumía la consejera. Pero pese a ello suma demoras mientras “la actividad y la capacidad de inversión no espera por nadie”, recuerda Gerardo Landaluce.

Este destaca que este tramo no avanza, pero tampoco se está trabajando en el resto de los proyectos de la línea ferroviaria, más allá de Bobadilla. “Hay que trabajar por todo el ramal central. Si no, llegaremos al año que corresponda con la Algeciras-Bobadilla pero no avanzaremos en el objetivo principal, que es llegar a Madrid y Europa. Nosotros hemos hecho los deberes en el lado mar, pero falta el lado tierra”.

Para avanzar en ese lado tierra, la Junta de Andalucía reclama al Gobierno que se aprovechen los fondos europeos Next generation y el nuevo marco de financiación. “Tenemos una oportunidad para impulsar el conjunto del ramal central”, considera Carazo. El Gobierno andaluz va a incluir la obra de la Algeciras-Bobadilla en el listado de proyectos que mandará a Madrid para que se financien con fondos europeos, “excede las competencias autonómicas, pero por el interés estratégico de la inversión creemos que debe estar ahí”. “Este es el momento, ahora que tenemos fondos suficientes, para dar un impulso al ferrocarril en la comunidad autónoma”, ha señalado durante la jornada, no solo a la Algeciras-Bobadilla, sino a otros tramos, porque “hay algunos, como el Antequera-Granada, que ni siquiera tienen estudio informativo”, algo que pedirá al ministro de Fomento en un próximo encuentro.

La Junta reclama que se aproveche el elevado montante de fondos europeos que llegará a España para finalizar la Algeciras-Bobadilla

Desde el empresariado se hace otra propuesta más para el Ministerio: que se nombre una oficina de coordinación para el corredor central y “si al frente ponemos a un andaluz ganaríamos sensibilidad en el ministerio”. Javier Sánchez Rojas ha pedido que “pongamos las luces largas” y ha considerado necesario un cambio de estrategia en la provincia y la comunidad, para que los proyectos de infraestructuras o económicos (el tren, el fin del peaje, los problemas del sector naval) no sean vistos como una cuestión solo de determinados territorios, sino de la provincia o el conjunto de Andalucía. La unión del territorio como forma de hacer fuerza.

Por otra parte, el representante empresarial ha llamado la atención sobre dos aspectos. Por un lado, “no renunciamos al proyecto de plataforma, doble vía y 1.200 millones de euros”. El proyecto de la Algeciras-Bobadilla ha ido rebajando sus características: fue reactivado en los años 90 como conexión de alta velocidad, que después pasó a altas prestaciones, con doble vía y electrificada. Finalmente quedó en renovación de la vía existente. Y ante el retraso de la obra y la posibilidad de que surgieran dificultades con el impacto ambiental del tramo Ronda-Bobadilla, el proyecto pasó de ser de doble vía a tercer hilo, un tercer raíl que permita el paso de trenes de ancho ibérico e internacional. “Empecemos a trabajar en ese proyecto en paralelo a las obras del actual para cuando toque ejecutarlo y lleguen los problemas de impacto ambiental”, reclama Sánchez Rojas. Porque al final el problema “no es presupuestario, el problema es que cuando ha habido presupuesto no teníamos hecha previamente la tarea de tramitaciones, expropiaciones, medio ambiente”.

Dificultades burocráticas

En ese aspecto ha habido consenso entre los participantes en las jornadas: muchos proyectos se están topando con dificultades y retrasos burocráticos que terminan dejándolos aparcados. La Ley de contratos del sector público (cuya reforma vía decreto ha anunciado este viernes el Gobierno), normativa ambiental y una falta de agilidad en la tramitación son algunas de las críticas que formulan los afectados. Y que dejan miles de millones sobre la mesa. “El sistema portuario tiene una capacidad de unos 4.000 millones de euros de inversión. Pero estamos ejecutando una media de un 40%. Eso es un elemento para la reflexión, hay que revisar la legislación. No se trata de ser menos garantistas pero sí ver el tema de los plazos, los recursos”, apunta Landaluce. “Al final en los puertos nos encontramos con muros infranqueables. Hay que dar facilidad, fiabilidad, porque si no, algunos proyectos que pueden ser interesantes en el momento a lo mejor en unos años dejan de serlo. Las oportunidades de inversión hay que arroparlas”, remarca. Y para los puertos reclama “un mínimo de margen de maniobra”, recordando que, entre otros déficit, carecen en la actualidad de capacidad de contratación, algo que también frena los posibles avances. “Hay que buscar soluciones y no es una cuestión meramente de recursos”.

En la Consejería de Fomento ya se está trabajando en esa tramitación de proyectos, explica su titular. “Estamos poniendo en marcha proyectos abandonados desde hace una década, actualizándolos, para estar preparados para el siguiente marco de financiación europea”, para evitar la infraejecución de fondos llegados de Bruselas, “no se ejecutaban ni el 40%”.En cuanto a las dificultades normativas, ha recordado que la Junta de Andalucía está tramitando la Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía, que entre otras cuestiones simplifica la intervención administrativa en el urbanismo y ordenación del territorio. Y la Consejería de Desarrollo Sostenible ha anunciado la creación de una comisión para clarificar la legislación ambiental para ganar seguridad jurídica. Junto a esto, ha remarcado, “hay que pelear proyecto a proyecto y hacer seguimiento minuto a minuto” y “estimular la colaboración público-privada”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios