EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Crisis del coronavirus Un arco desinfectante del Covid-19 con sello de Cádiz

  • El estudiante de la UCA Alejandro Foncubierta idea un nebulizador del tamaño del marco de una puerta, adaptable a otros formatos

Alejandro Foncubierta, delante de su ordenador, en el que se ve un prototipo del equipo. Alejandro Foncubierta, delante de su ordenador, en el que se ve un prototipo del equipo.

Alejandro Foncubierta, delante de su ordenador, en el que se ve un prototipo del equipo. / D. C.

Alejandro Foncubierta Ruiz-Sillero, estudiante de 19 años de segundo curso de Diseño Industrial y Desarrollo del Producto en la Escuela Superior de Ingeniería de la Universidad de Cádiz, ha ideado un arco desinfectante del Covid-19 para evitar contagios. Su invento puede instalarse en cualquier tipo de edificio, ya sean supermercados u hospitales, y su formato es adaptable, de tal forma que también podría aplicarse para vehículos, tal cual proyectan los ayuntamientos de Castellar y Facinas. 

El estudiante, que se ha inspirado en los nebulizadores portátiles que se han instalado en las calles de varios países afectados, plantea instalar estos aparatos en la entrada de los inmuebles como una solución "rápida, fácil, económica y accesible para cualquiera". Su proyecto es una especie de marco de puerta que recuerda al de un detector de metales de aeropuerto y que funciona como la primera fase de una máquina lavacoches. O como uno de esos aspersores que refrescan las terrazas en verano. 

Si se usan bien, los guantes protegen de la posibilidad de un contagio derivado de que las manos entren en contacto con algún producto, utensilio o mobiliario contaminado. Y la mayoría de las mascarillas previenen la transmisión de la enfermedad a otras personas mediante la expulsión de las pequeñas partículas de saliva que se escapan de la boca al toser, estornudar o hablar. Algunas, las mejores, incluso sirven de escudo frente al virus. Pero Alejandro no había visto ningún dispositivo que desinfectase de cuerpo entero a una persona y a sus ropas.

Según el rigurosísimo proyecto de Alejandro, que ha recibido el visto bueno del Colegio de Ingenieros de Cádiz y el impulso y apoyo de la Unitie (Unidad de Asociaciones de Ingenieros, Ténicos Industriales y Graduados en Ingeniería en la Rama Industrial de España), “el objetivo es diseñar un equipo de fácil fabricación e instalación, ya sea de manera industrial o particular, con elementos de fácil adquisición y montaje, consiguiendo así un equipo al alcance del mayor número de usuarios posible”.

Esquema del equipo desinfectante de covid-19 diseñado por el gaditano Alejandro Foncubierta. Esquema del equipo desinfectante de covid-19 diseñado por el  gaditano Alejandro Foncubierta.

Esquema del equipo desinfectante de covid-19 diseñado por el gaditano Alejandro Foncubierta. / D. C.

El equipo esta formado por un depósito donde se dosifica y almacena la solución desinfectante. Y de una bomba, colocada en línea a la salida, que aspira la solución desinfectante y la impulsa a través de latiguillos o tubería flexible hacia el arco, donde se sitúan las boquillas nebulizadoras eficazmente repartidas para que esparzan el desinfectante, cubriendo toda la superficie a desinfectar. En la parte inferior, una bandeja colocada bajo una base perforada recogerá el desinfectante. El funcionamiento del equipo puede ser, según la necesidad, mediante un pulsador, sensor, o temporizador.

“La idea empieza tomar forma la segunda semana de marzo, el viernes 13, sábado 14 y domingo 15”, cuenta Alejandro. “Cuando ya se empezaba a hablar del confinamiento le doy un empujón desarrollando planos y definiendo el alcance del diseño y le hago las primeras consultas a la UCA el martes, que me responde al día siguiente”, recuerda ilusionado.

“En paralelo, contacto con el Colegio de Ingenieros Técnicos y Graduados en Ingeniería a través del decano de la Escuela, quien acoge la idea con mucha ilusión y me invita a participar en plataformas lanzaderas para aportar ideas contra el covid-19”, explica el estudiante gaditano. “Para participar en una de ellas, en Engineidea, me he tenido que precolegiar, un trámite que me llevó un par de días. El día 21 o 22 contacto con ellos y me inscribo y, a partir de ahí, Engineidea apoya y hace el seguimiento al proyecto”, añade.

Además de en esta plataforma, Alejandro Foncubierta está participando con su proyecto en otros dos concursos, uno organizado por Argal y otro por la Comunidad de Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios