Patrimonio

El Asilo San José y el Castillo de Santa Catalina, entre los seis bienes en la lista roja de Hispania Nostra

El Asilo San José de Algeciras.

El Asilo San José de Algeciras. / Erasmo Fenoy

Seis bienes patrimoniales del Campo de Gibraltar forman parte de la lista roja de la asociación Hispania Nostra, que alerta del deterioro de los edificios con valor cultural, histórico o etnográfico de todo el país. Entre ellos se encuentran la capilla del Asilo San José de Algeciras o el Castillo de Santa Catalina de Tarifa, ambos en estado ruinoso y sin planes en el medio o corto plazo para su rehabilitación. 

La situación de los inmuebles campogibraltareños catalogados como en peligro por la entidad sin ánimo de lucro es dispar. Así, el Mercado de la Concepción de La Línea, incluido en el inventario, afronta la recta final de su rehabilitación integral que posibilitará su próximo paso a la lista verde en contraposición a edificios como la tarifeña Iglesia de Santiago, sobre la que pasa el tiempo sin avances o proyectos que frenen su declive.

Algeciras

Hispania Nostra recoge dos bienes de la ciudad de Algeciras en su inventario de la lista roja; el Patio del Coral y el Asilo San José. Solo para el primero existe un proyecto privado de rehabilitación pendiente de ser iniciado.  

El Patio del Coral es la única puerta que se conserva de entrada a la Villa Vieja y lo conforman un conjunto de espacios públicos y viviendas representativos de la arquitectura popular andaluza en Algeciras. Consiste en dos calles que dan a una plaza y a un patio de vecinos que se encuentran en estado ruinoso.

La entrada al Patio del Coral, en Algeciras. La entrada al Patio del Coral, en Algeciras.

La entrada al Patio del Coral, en Algeciras. / Jorge del Águila

"En esta zona se ha excavado y se han encontrado restos romanos, visigodos y medievales. La entrada norte en rampa, que daba al estuario del Río de la Miel, es la antigua Puerta del Mar de la ciudad medieval. Se presupone que en el subsuelo existe un cementerio romano de época tardoimperial", según Hispania Nostra. El conjunto tiene el grado 4 de protección en el PGOU de Algeciras.

La empresa Metrovacesa prevé invertir 771.922,07 euros para rehabilitar el entorno en un plazo de cuatro meses. El proyecto salió a información pública el pasado mes de enero tras años de trámites. 

Metrovacesa tiene previsto levantar una urbanización de 34 viviendas en esta zona, pero antes llevará a cabo la rehabilitación de los elementos históricos degradados y la creación de dos nuevas plazas. La promotora anunció este proyecto en 2019, recuperando a su vez uno aprobado en 2006, ahora revisado y adaptado a la normativa actual.

El Asilo San José de Algeciras posee en su interior una capilla que forma parte específicamente de la lista roja de Hispania Nostra, si bien todo el edificio corre riesgo de ruina. La construcción del Asilo San José estaba proyectada desde 1896 por iniciativa de la Congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados. Las obras no comenzaron hasta 1905, siendo inaugurado el asilo y su capilla en 1914.

El inmueble tiene estilo neogótico, "único de este tipo en la comarca de Gibraltar", según los expertos de Hispania Nostra. Fue diseñado por el arquitecto William Thompson, creador también del hotel Anglo-Hispano y el Hotel Reina Cristina. Estos edificios representan la influencia británica en la zona, que fue muy intensa desde finales del siglo XIX hasta el primer cuarto del siglo XX.

Fachada del Asilo San José de Algeciras. Fachada del Asilo San José de Algeciras.

Fachada del Asilo San José de Algeciras. / Erasmo Fenoy

La capilla es igualmente de estilo neogótico, compuesta de una sola nave, con un altar y un retablo neogótico y dos balconadas en sus laterales con destacadas vidrieras modernistas de los muros laterales.

Desde su cierre, en 2010, el Ayuntamiento de Algeciras tiene pendiente la rehabilitación del inmueble. En los últimos años, al menos en 2020 y 2023, la entidad local ha ofrecido el edificio a la Universidad de Cádiz para su restauración y conversión en residencia universitaria de estudiantes.  

La Línea

En la ciudad de La Línea, la lista roja de la organización también consigna dos edificios: el Mercado de la Concepción y el Fuerte de Santa Bárbara, en la playa de Levante. 

El céntrico Mercado de la Concepción, catalogado por la Junta de Andalucía, forma parte de la lista roja de Hispania Nostra desde el año 2009. Se trata de un mercado modernista proyectado en 1878 y construido en 1882 por el arquitecto gaditano Adolfo del Castillo, autor también de la plaza de toros de la localidad

En su concepción original estaba articulado por una edificación simétrica respecto a un eje de norte-sur, constituida por un cuerpo central diáfano de doble altura, con cubierta de tejas a dos aguas, encajado entre dos cuerpos laterales de una sola planta, de cubiertas planas tipo azoteas, por encima de las cuales el cuerpo central recibía luz natural. 

La nave central del Mercado de la Concepción, en una imagen reciente. La nave central del Mercado de la Concepción, en una imagen reciente.

La nave central del Mercado de la Concepción, en una imagen reciente. / Erasmo Fenoy

A día de hoy, el mercado afronta la recta final de su rehabilitación integral en la que el Ayuntamiento de la ciudad ha invertido unos 4,5 millones de euros: 2,2 procedentes de fondos europeos, a través de la Estrategia de Desarrollo Urbano y Sostenible (Edusi), y otros 2,3 millones aportados por el Ayuntamiento, más un proyecto complementario de 1,1 millones para intervenir en las calles del entorno.

El proyecto parte de la base de la conservación de la estructura del edificio central, que recupera la idea original de plaza cubierta. Las dos naves laterales, que databan de la década de los 70 del siglo pasado, han sido demolidas y reconstruidas. Con este hito, el Mercado de la Concepción podrá pasar próximamente a la lista verde de Hispania Nostra, donde se recoge el patrimonio recuperado.

El otro bien patrimonial de la lista roja de Hispania Nostra en La Línea es el Fuerte de Santa Bárbara. El Ayuntamiento trabaja en dos proyectos para rehabilitar tanto las ruinas del Fuerte de Santa Bárbara (del siglo XVIII) como el entorno de Torre Nueva (siglo XVI), ambos enclaves con declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) y pertenecientes a la línea defensiva del litoral de Levante con una inversión conjunta de casi 930.000 euros.

El Fuerte de Santa Bárbara de La Línea, a finales de 2023. El Fuerte de Santa Bárbara de La Línea, a finales de 2023.

El Fuerte de Santa Bárbara de La Línea, a finales de 2023. / Erasmo Fenoy

El Fuerte de Santa Bárbara tiene su origen en la pérdida de Gibraltar. Al pasar a manos británicas tras el tratado de Utrech, los españoles empezaron a fortificar el istmo que conecta el Peñón con el objetivo de defenderse. "En 1730, el ingeniero Jorge Próspero de Verboom empezó a construir una serie de fuertes y murallas desde la playa de levante hasta la de poniente que terminaron en 1735", explica Hispania Nostra en su web. 

El Fuerte de Santa Bárbara se encontraba a levante de la Línea de Contravalación, con capacidad para 24 piezas de artillería (18 cañones de a 24 y 6 obuses) y una dotación de hombres muy elevada. En 1810, como parte de una estrategia británica para combatir a las tropas francesas, se destruyeron gran parte de los fuertes, incluido el de Santa Bárbara, siendo posteriormente abandonado y saqueado.

Tarifa

En Tarifa, los dos inmuebles recogidos en la lista roja de Hispania Nostra carecen de iniciativas en firme para su rehabilitación. Se trata del Castillo de Santa Catalina, junto a la playa de Los Lances, y la Iglesia de Santiago, a espaldas del Castillo de Guzmán el Bueno, ambos catalogados como Bien de Interés Cultural.

El Castillo de Santa Catalina fue construido en 1930 por el Ministerio de la Marina con el fin de albergar el semáforo del puerto y posteriormente fue usado como centro de observación meteorológica. Se encuentra en el cerro de Santa Catalina, nombre que recibe debido a que anteriormente se ubicaba en esta cima la ermita de Santa Catalina de Siena.

El Castillo de Santa Catalina, en Tarifa. El Castillo de Santa Catalina, en Tarifa.

El Castillo de Santa Catalina, en Tarifa. / Andrés Carrasco

Los expertos de la entidad destacan que este edificio imitaba a los palacetes renacentistas italianos, lo que confiere personalidad al inmueble que fue proyectado por los arquitectos Julián Dorado y Diez Montero.

El informe de Hispania Nostra explica que en 2001, una vez que el Estado no encontró uso para el recinto, fue revertido al municipio sin que terminara de materializarse una intervención de restauración iniciada en 2004. 

Los técnicos de Hispania Nostra alertan que desde hace años los elementos decorativos del edificio están desapareciendo, a la vez que los parteluz de las ventanas se han desprendido en su mayoría, al igual que la baranda y la decoración del garitón que compone el balcón de la parte derecha.

Cerca del Castillo de Guzmán el Bueno se encuentra la Iglesia de Santiago, igualmente en estado de abandono. Hispania Nostra detalla que se trata de un templo de estilo gótico mudejar del siglo XIV, ubicado en el barrio árabe de la Aljaranda. Está considerada como una de las primeras parroquias de Tarifa, después de la de Santa María. 

La Iglesia de Santiago de Tarifa. La Iglesia de Santiago de Tarifa.

La Iglesia de Santiago de Tarifa.

"Ha sido parcialmente demolida para aprovechar vigas de madera y piedras para la construcción. La espadaña está en grave peligro de derrumbe, muy agrietada", consigna la ficha técnica del edificio. 

El informe de la entidad detalla que en el siglo XVI la iglesia perdió protagonismo en beneficio de las nuevas iglesias de San Mateo y San Francisco y pasó a ser ermita, donde se ofrecía culto a Jesús Nazareno. A mediados del siglo XIX la iglesia fue utilizada para la fundición de las campanas de la iglesia mayor de San Mateo, por lo que sufrió graves daños y cerró al culto. A principios del XX la iglesia fue vendida por el Obispado para su derribo, si bien la situación logró revertirse años después aunque desde entonces permanece en estado crítico de conservación

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios