EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

maltrato animal

Salvados de una vida perra

  • Los voluntarios de Prodean rescatan en dos días a tres perros con heridas de gravedad y sin microchip

  • La protectora pide un mayor control de las mascotas por las administraciones

La protectora de animales Prodean ha rescatado en dos días en La Línea a tres perros que se encontraban en la calle sin chip y con heridas de gravedad. Son un turco, que presentaba mordeduras y una herida incluso con gusanos; un cruce de mastín con dogo de Burdeos que presenta una importante infección en los dos oídos, y un pastor alemán que llevaba meses con un collar de púas metálico incrustado en el cuello. Gracias a la labor de los voluntarios de Prodean, los tres ya han sido tratados por el veterinario y evolucionan favorablemente de sus heridas.

Las imágenes de las heridas son escalofriantes. El turco -raza también conocida como perro de agua español- fue usado como sparring para cachorros de pitbull, que suelen ser utilizados en peleas entre perros, según explicó ayer el vicepresidente de Prodean, Peter Koekebakker. Una de las heridas incluso tenía gusanos, por lo que llevaba mucho tiempo sin que haya sido tratada. "Está lleno de mordeduras, recientes y antiguas. El domingo cuando lo encontramos estaba muy mal. Mirándolo a la cara parecía que estaba sin ganas de vivir, pero tras un día en la protectora ya estaba mejor y comió bien", explicó el miembro de la entidad.

Un turco era usado como 'sparring' para pitbulls que se echan a pelear

El caso del pastor alemán también es grave. Apareció amarrado en una farola en El Conchal tras haberse escapado de alguna casa cercana. Tampoco tiene microchip y tenía incrustado en el cuello un collar de acero de los que se usan para corregir el comportamiento. De inmediato fue llevado al veterinario, que lo sometió a una operación de dos horas y media de la que salió muy bien a pesar de la dificultad de la intervención, porque tenía pelo incrustado entre el acero y su cuerpo. Seguramente tendrá que ser intervenido en una segunda ocasión.

El último perro rescatado en estas condiciones por voluntarios de Prodean es un cruce de mastín con dogo de Burdeos que tiene una infección muy fuerte en ambos oídos. "Es una infección crónica. El veterinario estuvo una hora y medio limpiándole y con antibióticos y una pomada vamos a intentar salvar las dos orejas y su vida, porque en muchas ocasiones afecta al cerebro y ya no hay solución", indicó Koekebakker. El animal estaba amarrado en una cuerda y tampoco tiene chip.

Los casos van a ser denunciados a la Policía y Prodean va a intentar localizar a sus dueños no para devolverles a los animales, sino para intentar llevarlos ante la justicia. "No tienen chip y no pienso devolver a ninguno porque estaban en muy malas condiciones", afirmó el representante de la protectora, que también solicita un mayor control por parte de las administraciones de la tenencia de mascotas. "Un 80% de los perros que hay en La Línea no tienen chip. Es un caos y no se puede poner orden. Los animales son tratados como instrumentos", afirmó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios