Campo de Gibraltar

"Podemos triunfar como padres"

  • Custodia Compartida Campo de Gibraltar aboga por el régimen alterno para el cuidado de los hijos en caso de divorcio Aunque la ley la contempla, su concesión judicial es mínima

Cuando un matrimonio decide separarse, la custodia de los hijos supone una de las principales decisiones a las que se enfrenta la pareja en vías de disolución. Tradicionalmente, los jueces de familia determinan que la guarda y custodia de los hijos menores quede en manos de un progenitor, generalmente la madre, pasando el otro a estar regulado por un régimen de visitas que se amplía en situaciones como las vacaciones de verano. Pero poco a poco se abre paso en la sociedad la figura de la custodia compartida, recogida en la legislación aunque su uso por parte de la judicatura, en la práctica, se reduce a cifras testimoniales. 

 

Colectivos como la Asociación Custodia Compartida del Campo de Gibraltar abogan por la reforma del artículo 92 del Código Civil, que regula la guarda y custodia de los menores tras la separación de los progenitores, de forma que se establezca como modelo general y preferente la custodia compartida de los hijos ejercida de forma alterna, con la salvedad de los casos excepcionales en los que el interés del menor pueda resultar perjudicado. En la actualidad, la custodia compartida sólo se concede si media acuerdo en la propuesta de convenio regulador o cuando se alcanza este acuerdo en el transcurso del procedimiento judicial. También en el caso de que la solicite sólo una de las partes, si cuenta con el informe favorable del fiscal. Este último supuesto, el más común cuando las parejas llegan a juicio, supone  que rara vez se conceda la custodia alterna. 

 

Juan Lopera, presidente de la asociación comarcal, subraya que en todos los años desde la entrada en vigor de la ley del divorcio ha quedado demostrado que los hijos que "pierden" a uno de sus progenitores presentan más problemas en su desarrollo que los criados por el modelo de la custodia compartida. "Fracasamos como pareja, pero podemos triunfar como padres", así de contundente es el lema del colectivo, fundado en septiembre del pasado año y que agrupa a una veintena de socios que establecieron los primeros contactos a través de las redes sociales. 

 

La custodia compartida se articula mediante la convivencia de los vástagos en casa del padre o la madre durante periodos que pueden ir desde días a semanas o meses con visitas periódicas al progenitor con el que no pernocte. Cada situación requiere de un modelo propio, generalmente adaptado a la vida laboral de los padres. "Con cuatro horas dos días en semana y un fin de semana no puedes criar a tu hijo. No se le puede educar", asevera Lopera. 

 

El fiscal jefe de área de Algeciras, Juan Cisneros, confirmó en una cita con la asociación que en el partido judicial de Algeciras el juzgado de lo Contencioso no ha concedido ni una sola custodia compartida. Durante el año 2011 (últimos datos disponibles) se registraron 3.065 disoluciones matrimoniales en la provincia de Cádiz, de las que dos fueron nulidades; 247 separaciones y  2.816 divorcios, de los que 1.595 fueron consensuados y en los 1.221 restantes fue el juez quien determinó las cuestiones relativas en cuanto a la separación de los cónyuges. En un 45% de los casos, hay niños de por medio y, según la asociación, el 35% de los padres reclama mantener la custodia. "Pero con la actual legislación es chocar contra una pared. Los propios abogados nos aconsejan no ir a juicio, sino alcanzar un acuerdo extrajudicial. Un buen acuerdo antes que un mal juicio", apunta Lopera. 

 

De hecho, la mayoría de las custodias se resuelven por la vía extrajudicial ante el temor de un férreo régimen de visitas. "Para que un juez conceda la custodia compartida a solicitud de una de las partes demanda unas condiciones idílicas. A día de hoy, los padres llegan a juicio con custodia compartida per se. ¿Por qué tenemos que justificar que somos buenos padres para que no nos la quiten?", valora el presidente.

 

La asociación ya ha mantenido  encuentros con jueces y fiscales para trasladar su punto de vista sobre la aplicación de la ley. Hoy mismo lo harán con el Juez Decano de Algeciras, Miguel del Castillo del Olmo, así como otros jueces vinculados a los procesos judiciales sobre familia, dentro de una ronda de contactos.

 

"Quienes tienen custodia compartida ha sido por mutuo acuerdo. Están encantados y lo ven positivo. Suelen regularse por los horarios laborales y pactado por los padres", añade Gema Suárez, secretaria de la asociación. Y es que la lucha por la custodia compartida no es, ni de lejos, un problema sólo de hombres, sino una causa de igualdad. 

 

Los miembros de la asociación defienden que la custodia compartida acaba con la situación de "vencedores y vencidos", permite un mayor desarrollo de la madre (al dejar de asumir ambos roles en la práctica totalidad del tiempo) y los padres -principales perjudicados por la actual normativa, según la asociación- disfrutan más de sus hijos y contribuyen a su educación de forma activa y responsable. Para ello, incide Ángel Torres, vicepresidente de la asociación, los pequeños deben tener en cada casa materiales suficientes para acabar con el "síndrome de la maleta". 

 

El Tribunal Supremo ya ha fallado en una ocasión que la custodia compartida debe ser norma preferente. "Pero falta una segunda sentencia para sentar doctrina", concluye el vicepresidente del colectivo. Mientras llega, seguirán abrazando esta causa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios