Infraestructura ferroviaria Landaluce exige al Gobierno que la electrificación de la Algeciras-Bobadilla no sufra más retrasos

  • El alcalde de Algeciras lamenta que el Ejecutivo de Pedro Sánchez "vuelva a poner trabas a las obras"

  • Recuerda que Adif solicitó la evaluación ambiental simplificada para agilizar los trámites

Landaluce, junto a las vías de la Algeciras-Bobadilla, en una foto de 2019. Landaluce, junto a las vías de la Algeciras-Bobadilla, en una foto de 2019.

Landaluce, junto a las vías de la Algeciras-Bobadilla, en una foto de 2019.

El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, acusa al Gobierno de Pedro Sánchez de entorpecer el desarrollo del Campo de Gibraltar después de que Europa Sur haya desvelado este martes los planes del Ministerio de Transición Ecológica para la obra ferroviaria de la Algeciras-Bobadilla. Este departamento ha emitido una resolución en la que considera que el proyecto de electrificación del tramo Ronda-Bobadilla tiene que someterse a una evaluación de impacto ambiental ordinaria, en lugar de una tramitación simplificada.

Esta decisión supone retrasar durante meses el visto bueno ambiental a este proyecto, que debería estar ejecutado y en funcionamiento en 2022 según el último plazo aportado antes de la irrupción de la pandemia del coronavirus.

"Me parece intolerable es que sigan buscando excusas para alargar la puesta en funcionamiento de esta línea que permitirá mejorar la conexión ferroviaria del principal puerto del país, el de Algeciras”

“Desde un principio tener que esperar hasta 2022 para tener un tren en condiciones nos parecía una tomadura de pelo para todos los algecireños. Aun así, cuando este plazo se dilató a causa  de la obligada parada de actividad causada por las medidas impuestas por el Covid-19, todos lo entendimos. Sin embargo, lo que me parece intolerable es que sigan buscando excusas para alargar la puesta en funcionamiento de esta línea que permitirá mejorar la conexión ferroviaria del principal puerto del país, el de Algeciras”, asegura el regidor algecireño.

“Creemos que la decisión del Ministerio de Transición Ecológica para someter a una evaluación ambiental ordinaria la red eléctrica del tramo Ronda-Bobadilla, en lugar de la simplificada, es una mera excusa para seguir negando al Campo de Gibraltar y a Algeciras una infraestructura que se hace cada vez más necesaria, ya que este proceso podría durar no solo meses, sino incluso años”, explica Lanadaluce.

El alcalde recuerda que “el mismo Adif fue quien solicitó en 2018 la evaluación ambiental simplificada, por considerar que era la idónea para este proyecto por tratarse de una modificación de una línea ferroviaria ya ejecutada”.

Lo ocurrido, añade Landaluce, “es una manera de desaprovechar el esfuerzo realizado por el anterior Gobierno para incluir la electrificación del Algeciras-Bobadilla en el documento 'Planificación Energética. Plan de desarrollo de la red de transporte de energía eléctrica 2015-2020', que se modificó por este motivo en 2018”.  “Con ello", añade, "se conseguía que la red estuviese electrificada, y con la puesta en funcionamiento de la primera de las dos subestaciones en 2020, y la segunda en los primeros meses de 2021”.

Para finalizar, Landaluce ha querido resaltar la importancia de este proyecto: “No merecemos semejante desprecio, unas infraestructuras y comunicaciones modernas es lo que necesita el Campo de Gibraltar para competir en igualdad de condiciones, pues gozamos de un valor natural, turístico, fronterizo, logístico e industrial de primer nivel, que requiere de una solución inmediata” y ha concluido afirmando que "este es un proyecto vital no sólo para Algeciras y la comarca, sino también para Andalucía y España, es un proyecto de estado de alcance europeo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios