Operación Soldado La Guardia Civil detiene a 24 personas en Ceuta por tráfico de hachís y de personas

  • La Benemérita realiza seis registros en la ciudad autónoma

  • En otro operativo, los agentes se incautan de dos toneladas de polen en aguas del Estrecho

Patrullas de la Guardia Civil, junto a la valla de Ceuta. Patrullas de la Guardia Civil, junto a la valla de Ceuta.

Patrullas de la Guardia Civil, junto a la valla de Ceuta. / Reduan Dris / Ceuta (Ceuta)

La Guardia Civil ha detenido en la mañana de este miércoles a 24 personas por tráfico de hachís y de personas en el marco de la Operación Soldado, según han informado fuentes de la Benemérita. La red desarticulada se dedicaba a ambas tareas utilizando las mismas infraestructuras de narcolanchas, unas veces para traer la droga y otras para las personas.

En el marco de la misma operación y en anteriores días se intervino diversas cantidades de dinero, droga, material informático y documentación.

Aprehendidas dos toneladas de hachís

Unidades de las Comandancias de la Guardia Civil de Ceuta y Algeciras recuperaron en la tarde del martes en aguas del Estrecho de Gibraltar dos toneladas de polen de hachís repartidas en 58 fardos que los tripulantes de dos embarcaciones semirrígidas de 12 metros de eslora equipadas con tres motores de 300 caballos de potencia cada una arrojaron al mar antes de darse a la fuga después de una "arriesgada" persecución en la que intentaron hasta "abordar" a las patrulleras oficiales.

Las patrulleras detectaron a varias millas al noroeste de Punta Almina a las dos planeadoras, que al percatarse de la aproximación de los agentes "iniciaron distintas maniobras de evasión para evitar la actuación policial", por lo que los efectivos intervinientes pidieron apoyo al Servicio Marítimo de la Comandancia de Algeciras.

La droga intervenida en Ceuta. La droga intervenida en Ceuta.

La droga intervenida en Ceuta.

Una de las narcolanchas portaba los fardos de arpillera con la droga y la otra servía "de apoyo logístico", y para "evitar que fuera interceptada en su persecución por el canal del Estrecho" ambas efectuaron "maniobras que pusieron en riesgo la integridad física de los agentes de la Guardia Civil hasta el punto de intentar abordar a una de las embarcaciones oficiales".

La semirrígida que iba cargada comenzó a deshacerse de los fardos lanzándolos al mar para poder alcanzar una mayor velocidad. Otra embarcación de los Grupos Especialistas en Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Comandancia de Ceuta se hizo cargo de recoger la sustancia estupefaciente mientras las otras terminaron perdiendo de vista a los perseguidos "dada la potencia de los motores que portaban".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios