Ceuta El Gobierno evita criticar a Marruecos y habla de crisis migratoria que atribuye a diversas circunstancias

  • Tanto Marlaska como Montero descartan que la acogida del líder del Polisario sea el motivo principal de la entrada irregular de más de 6.000 personas a Ceuta

Montero y Marlaska, este martes tras el Consejo de Ministros.

Montero y Marlaska, este martes tras el Consejo de Ministros. / EFE / Rodrigo Jiménez

El Gobierno ha evitado este martes criticar a Marruecos por la llegada masiva de migrantes a Ceuta en el último día, asegurando que la "crisis migratoria" que se está produciendo obedece a diversas circunstancias que se están analizando y que hay contactos con el país vecino.

Ni la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ni el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha entrado a valorar si los últimos acontecimientos serían la materialización de las "consecuencias" de las que advirtió Rabat por la acogida por motivos humanitarios del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

"Estamos analizando las circunstancias de los hechos que acontecieron ayer y que todavía se están produciendo", ha comentado Marlaska, apostando por no sacar conclusiones apresuradas

"Son circunstancias muy complejas", ha sostenido, mencionando las de tipo socioeconómico, la propia pandemia así como las situaciones humanitarias en terceros países. Dado que "son plurales", ha defendido que hay que analizarlas y evaluarlas, que es lo que se está haciendo, y "no llegar de forma un poco rápida a conclusiones que puedan obedecer en muy poco a la realidad".

En todo caso, ha incidido en que una vez que se concluya dicho análisis será cuando se puedan adoptar "decisiones necesarias y precisas dentro del marco de cooperación" existente con Marruecos "para que no se reproduzca una situación similar".

Contactos de Sánchez y Laya

La portavoz del Gobierno ha asegurado que tanto el presidente, Pedro Sánchez, como la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, están manteniendo una "ronda de contactos y llamadas", incluida la UE ya que se trata de frontera exterior del bloque, si bien no ha ofrecido más detalles al respecto.

Montero no ha aclarado con quién se han producido los contactos, argumentando que son gestiones que se están haciendo desde la "alta diplomacia" y apostando por la discrección, aunque sí ha precisado que Sánchez va a informar al Rey Felipe VI de la situación y las medidas que se están adoptando para revertirlas.

Por su parte, Marlaska ha puntualizado que también hay contactos con Marruecos. "Claro que estamos hablando, es una cooperación y una coordinación diaria", ha defendido, insistiendo en que así ha sido en los tres últimos años. "Si no hubiera ese contacto, sería bastante difícil o no se podría entender que se hubieran materializado 2.700 devoluciones" de los más de 6.000 migrantes llegados.

En lo que se refiere a la presencia de Ghali en España, Marlaska ha evitado pronunciarse sobre si estaba en contra de su llegada, como se ha apuntado en algunos medios, mientras que Montero ha insistido en las razones humanitarias que llevaron a tomar la decisión. "España evidentemente atiende a personas que tienen problemas humanitarios", ha señalado, sin ofrecer más detalles sobre la situación de este amparándose en la ley de protección de datos.

Llamamiento contra el discurso xenófobo

En otro orden de cosas, los dos ministros han apelado a evitar el discurso de odio y xenófobo en las circunstancias actuales. "Lo último que necesita una crisis migratoria y humanitaria de esta característica es que los líderes políticos azuzen el miedo", ha advertido Montero, apelando al "sentido de estado" y la "prudencia".

Precisamente, para trasladar este mensaje, la portavoz ha indicado que González Laya tiene previsto mantener a lo largo del día con los distintos partidos políticos para trasladar que "se trata de una cuestión de Estado y esperamos la solidaridad y el apoyo del conjunto de formaciones políticas".

"Lo que menos le interesa a este país es que se produzcan incidentes o cuestiones en la zona que puedan perturbar más la situación y la tranquilidad de los ciudadanos de Ceuta", ha sostenido la portavoz, en aparente alusión al desplazamiento a la ciudad autónoma del líder de Vox, Santiago Abascal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios