La Estantería| Literatura infantil y juvenil

'Gigante'. Libro para leer, observar, jugar y aprender

'Gigante', el libro de Javier Andrada Guerrero.

'Gigante', el libro de Javier Andrada Guerrero. / E. S.

Hoy traemos dos grandes libros, el clásico Los viajes de Gulliver de Jonathan Swift y el álbum ilustrado Gigante de Javier Andrada Guerrero.

Los viajes de Gulliver fue publicado por primera vez en 1726. Es una novela muy conocida, pero en la actualidad, por desgracia, poco leída. Si le pregunto a mi alumnado por Gulliver todos lo conocen, pero muy poquitos han leído algunas de sus aventuras y ninguno ha disfrutado con una edición íntegra de su texto. Pienso que la razón es las múltiples adaptaciones resumidas e infantiles que se han realizado de este texto crítico, irreverente y con gran sentido del humor. Los viajes de Gulliver es una narración que denuncia los defectos que tenía la sociedad en la que vivía Jonathan Swift y que por desgracia continúan existiendo en la actualidad, como ejemplos la corrupción política o las justificaciones estúpidas de las guerras, el tema del huevo puede ser una justificación más racional que las que se dan en algunas guerras actuales. La obra está repleta de simbolismos, como por ejemplo la forma de apagar el incendio de la cámara de la reina liliputiense.

Los viajes son contados en primera persona por el protagonista, Lemuel Gulliver, el tercero de cinco hermanos, que fue aprendiz del eminente cirujano londinense James Bates, para a continuación estudiar Medicina. J. Bates lo recomendó como médico del Golondrina, donde estuvo navegando tres años y medio. Tras dos años practicando la Medicina, nuevamente se embarca. Entre viaje y viaje tiene lugar un naufragio. Gulliver, como puede llega a la costa, más mareado por la acción del brandy que por la tormenta, y agotado por el cansancio y el alcohol se echa a dormir teniendo el mejor sueño de su vida, pero cuando se despierta e intenta levantarse, no puede moverse porque tenía los brazos y las piernas fuertemente sujetos al suelo. Pues sí, este es el inicio de la gran aventura, mucho más divertida, irónica y simbolista, que todo lo que hemos visto en la televisión y en el cine.

El libro está dividido en cuatro bloques que corresponden a los cuatro viajes: el viaje a Lilliput y Blefuscu; el viaje a Brobdingnag; el viaje a Laputa, Balnibarbi, Luggnagg, Glubbdubdrib y Japón, y finalizando con el viaje al país de los Houyhnhnms. Cada uno de estos lugares está dominado por los vicios humanos: Los liliputienses son malvados, ignorantes y crueles; en Brobdingnag poco inteligentes pero muy amistosos; Laputa es el país de la pedantería; la comunidad de magos que puede hablar con los espíritus vive en la isla de Glubbdubdrib; y finalmente los Houyhnhnms son caballos inteligentes que dominan a una raza degradada de hombres, los Yahoos.

Son múltiples las ediciones que podemos encontrar de Los Viajes de Gulliver; Alianza Editorial con traducción de Begoña Gárate Ayastuy; Editorial Alma tiene una bonita edición con traducción de Antonio Rivero Taravillo e ilustraciones de Jordi Vila Delclòs. También es muy interesante la edición de la Editorial Sexto Piso con ilustraciones de Javier Sáez Castán y traducción de Antonio Rivero Taravillo. Mi favorito es la edición de Galaxia Gutenberg con traducción de Emilio Lorenzo e ilustrado por Guillermo Pérez Villalta, una obra maestra con 424 páginas con muy buen papel, páginas despegables. Gran tamaño 27x 21. Los Viajes de Gulliver ¿es una novela de Ciencia Ficción? ¿Es un libro de viajes? ¿Es utopía? ¿Es una sátira? ¿Es un ensayo moralista? Léela y crea tu propia opinión.

Las ilustraciones de 'Gigante'. Las ilustraciones de 'Gigante'.

Las ilustraciones de 'Gigante'. / E. S.

Por otro lado, y siguiendo la estela de este gran clásico tenemos Gigante. Es un álbum ilustrado a gran tamaño que no disimula en ningún momento que es un homenaje a Gulliver. Sus primeras páginas no contienen texto, al final nos encontramos con la historia. El protagonista es León, un niño de 4 o 5 años. Como todas las noches se acuesta pronto y se duerme mientras escucha lo que le cuenta su padre. Pero pronto despierta en un mundo donde él es un ser grande, enorme, un Gigante. Entre sus piernas corretean multitud de personas, de personajes, de historias. León se pasea por un mundo diminuto y que se encuentra en otra época, en otro tiempo.

Cuando León despertó en la playa exclamó: ¡Qué gente tan pequeñita! ¡Parecen miniputienses! Nadie lo miraba. Nadie le decía nada. Todos se comportaban como si él no estuviera. Pensaba que se había vuelto invisible, hasta que un niño vino a saludarlo.

A León le fascinó este nuevo mundo y decidió explorarlo, quería verlo todo, conocer ese pueblo y su historia. Se levantó y se puso en marcha.

Ese mundo de miniatura estaba lleno de detalles, de contrastes, con escenas interesantes y había gente por todas partes. Los habitantes de este mundo en miniatura parecían que estaban todo el tiempo destruyendo y a la vez construyendo sin descanso, porque los días, los meses y los años transcurrían con rapidez. Igual que el tamaño de sus habitantes, el tiempo era muy corto y los años pasaban volando.

El color tiene gran importancia en esta historia, desde las tonalidades grises de las primeras páginas pasamos con la ayuda de la linterna de León a un alegre amarillo como si fuera el amanecer de una nueva época. Más adelante son las distintas tonalidades del rojo las que predominan para finalmente, atravesando un puente, su paleta de llena de infinitos colores, es una alegre primavera que contagia a todos su jubiloso ánimo.

Los pequeños lectores recomiendan: Ismael González Millán, alumno de 2º Bachillerato: Los viajes de Gulliver es uno de los libros que recuerdo con más cariño de mi infancia. Todavía tengo el que me regaló mi abuelo con un prólogo de Pedro Zarraluki y un glosario muy interesante con múltiples palabras que no conocía. Los cuatro viajes me parecieron muy interesantes y mi favorito es el Viaje a Liliput. Gigante me ha encantado, es un libro con pocas palabras, pero muchas lecturas. Es un homenaje a los liliputienses, aunque aquí los llaman miniputienses.

Gigante tiene 72 páginas. Con un gran tamaño 38 x 28,5. Tapas duras y papel de gran calidad. Crea complicidad entre los más pequeños y los adultos. Una misma ilustración transmite ideas distintas para cada edad. Es un viaje en el tiempo y cada página, cada ilustración te da posibilidad de realizar distintos juegos. Recomendado a partir de los 3 años.

Actividades con su lectura: Como siempre las realizamos en tres momentos.

Antes de empezar a leer: Pensamos que somos Gigantes, ¿cómo sería el mundo en el que nos movemos? ¿Cómo sería nuestra relación con esos seres? ¿Cuál sería tu actitud? ¿Te convertirías en un soberano, en su rey? ¿Prefieres ser su protector?

Durante la lectura: Podemos dibujar distintas láminas con la historia de nuestra ciudad.

Finalizado el libro: Creamos el juego “busca y encuentra”. En él podemos colocar a personajes de nuestra localidad, pero reunidos con nuestros juguetes favoritos de nuestra infancia.

Autoría: Javier Andrada Guerrero, Zamora. Ilustrador infantil y juvenil que colabora con diversas editoriales de reconocido prestigio. También imparte talleres de ilustración para niños; ha desarrollado proyectos para empresas de publicidad y ha diseñado escenografías para obras de teatro infantiles. Estudió en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de León, y en 1993 se trasladó a Barcelona para hacer la especialidad de Ilustración.

Sus primeras publicaciones fueron con textos de otros autores, como es la magnífica serie de Pupi de María Menéndez Ponte, o Marquito Caballero que hemos tenido con anterioridad en estas páginas.

En la actualidad realiza proyectos propios como autor e ilustrador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios