La salida en el Campo de Gibraltar

España y Reino Unido trabajan ya en adaptar los memorandos a un Brexit sin acuerdo

  • El secretario de Estado para la UE, Marco Aguiriano, afirma que esos acuerdos y el Tratado Fiscal que se aprobará próximamente "son en gran medida planes de contingencia"

El secretario de Estado para la UE, Luis Marco Aguiriano (derecha) y el subsecretario de Estado del Departamento británico para la salida, Robin Walker. El secretario de Estado para la UE, Luis Marco Aguiriano  (derecha) y el subsecretario de Estado del Departamento británico para la salida, Robin Walker.

El secretario de Estado para la UE, Luis Marco Aguiriano (derecha) y el subsecretario de Estado del Departamento británico para la salida, Robin Walker. / Efe

Comentarios 1

El secretario de Estado para la UE, Marco Aguiriano, ha afirmado este jueves que están "muy avanzados los textos" que garantizarán los derechos de los ciudadanos en el caso de un Brexit sin acuerdo y que versan sobre asuntos como los visados, el acceso a la sanidad, la Seguridad Social o las condiciones de trabajo. En el caso de Gibraltar, ha insistido en que los memorandos que se firmaron y el Tratado Fiscal que se aprobará próximamente "son en gran medida planes de contingencia" para el caso de un Brexit sin acuerdo. Solo hay que "adaptarlos", ha dicho, y eso se está haciendo "por voluntad" tanto de España como de Reino Unido.

Aguiriano no ha traducido a cifras presupuestarias el impacto del Brexit para el entorno de Gibraltar, pero se ha remitido a la memoria económica del real decreto que el Gobierno aprobará, este mismo mes de febrero, para el caso de un Brexit sin acuerdo. Además, tal como avanzó la ministra de Industria, Reyes Maroto, ha recordado que el Consejo de Ministros aprobará mañana una oferta pública de empleo para dotarse de los recursos humanos suficientes (singularmente en materia de aduanas).

Así lo ha señalado durante su comparecencia para explicar el proyecto de Presupuestos para 2019 en lo relativo a su departamento. Aguiriano ha puntualizado que algunos de esos asuntos se están negociando entre Londres y Bruselas -los que son de competencia comunitaria, como los visados- y otros "en negociaciones bilaterales permanentes" y teniendo en cuenta siempre una reciprocidad.

Con las excepción del acuerdo para votar en las municipales, gran parte de esos asuntos están incluidos en el acuerdo de salida de Reino Unido, que incluye un periodo transitorio, de manera que si éste no entra finalmente en vigor porque el Parlamento británico no lo aprueba son necesarios otros acuerdos.

Por su parte, la portavoz de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Sònia Farré, ha apuntado que su grupo estudia una enmienda para que el Gobierno pueda hacer un censo de la población española en Reino Unido para conocer mejor su tipología y sus problemas, con vistas a definir políticas públicas dirigidas a ellos.

En la comparecencia no ha faltado el habitual rifirrafe entre Gobierno y PP al hilo de Gibraltar, porque la 'popular' Concepción de Santa Ana ha insistido en que el Ejecutivo perdió la oportunidad de incluir lo relativo a Gibraltar en el acuerdo de salida del Brexit.

Aguiriano ha lamentado que la oposición no haya reconocido el mérito del Gobierno al conseguir que, por primera vez, los textos europeos reconozcan a Gibraltar como colonia. De Santa Ana ha elogiado entonces a la "diplomacia española" y especialmente al embajador, Pablo García-Berdoy, que lo era también con el Gobierno del PP. El secretario de Estado le ha replicado que ni al propio García-Berdoy le habría gustado esa "singularización" porque, al fin y al cabo, trabaja con las directrices del Ministerio. De paso, le ha recordado que la estrategia de Exteriores ha sido la que ya se siguió con Alfonso Dastis de ministro.

Durante su comparecencia, Aguiriano ha hecho hincapié en que la acción de su departamento estará marcada por el Brexit, por la negociación del marco financiero plurianual y por las próximas elecciones europeas. En este capítulo, los portavoces han avisado de la emergencia del populismo y también de la desinformación. El secretario de Estado ha avanzado que su departamento prepara una campaña divulgativa sobre las elecciones europeas, pero ha señalado que deberá primero pedir un informe jurídico porque, a diferencia de lo que sucede en otros países, la ley española no permite animar a votar. 

Ante las críticas de PP y Ciudadanos, que han visto poca ambición en su Presupuesto para 2019, les ha replicado que el Gobierno era más ambicioso pero que fueron precisamente sus grupos quienes no rechazaron su propuesta de senda de déficit, que habría permitido "aumentar sustancialmente el capítulo de gastos". En tal caso, ha dicho, se habrían podido atender muchas más prioridades y habría sido además una "ambición de país".

El proyecto de Presupuestos de la Secretaría de Estado para la UE para 2019 asciende a 21,3 millones de euros, con un aumento de menos de un 0,1 por ciento respecto al Presupuesto inicial de 2018 y que responde casi íntegramente al aumento de las retribuciones de los empleados públicos. De esa cantidad, un 39 por ciento va destinado a los servicios centrales del Ministerio en Madrid y un 61 por ciento a la Representación Permanente de España ante la UE.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios