Ayuntamiento Algeciras solicita un préstamo para pagar 22 millones de deuda a proveedores

  • El Ayuntamiento pondrá el contador a cero en su débito comercial al convertirlo en bancario

  • La oposición critica la maniobra: "La deuda no desaparece, sigue existiendo"

Pleno del Ayuntamiento de Algeciras Pleno del Ayuntamiento de Algeciras

Pleno del Ayuntamiento de Algeciras / Jorge del Águila (Algeciras)

Comentarios 2

El Ayuntamiento de Algeciras ha dado luz verde a la petición de un préstamo de 22 millones de euros que le permitirá hacer frente a uno de los parámetros económicos en peor situación del Consistorio: la deuda con proveedores. Con esa cantidad afrontará un largo listado de deudas con pequeñas y medianas empresas y algunas grandes por todo tipo de servicios y suministros.

El municipio está desde hace meses en el podio de entidades locales que más tardan en pagar a sus suministradores (362 días según el último dato) y ante la imposibilidad de rebajar el plazo a los 30 días de máximo legal se ha visto impelido a pedir un nuevo crédito al Instituto de Crédito Oficial (ICO). Junto a otro solicitado en agosto, estos préstamos permitirán al Ayuntamiento dejar a cero su deuda comercial, convirtiéndola en bancaria.

El Pleno ha aprobado con los votos a favor del PP y la edil no adscrita Elena Abad (y el voto en contra del resto de los grupos) la solicitud de adhesión al Fondo de Financiación de las Entidades Locales, un instrumento creado por el Gobierno central para facilitar a las administraciones en problemas el pago de sus deudas pendientes. A través de ese instrumento podrá solicitar al ICO un crédito a un tipo de interés más ventajoso que el del mercado, el 0,75%, a pagar en 20 años.

Con ese préstamo a bajo coste se sufragarán los pagos pendientes desde hace años y a cambio del pago inmediato las empresas renunciarán a los intereses que hubieran devengado la deuda. En la práctica, se trata de un nuevo plan de pago a proveedores, como los que el Consistorio ya puso en práctica en 2012 y 2013 cuando el Gobierno central habilitó este mecanismo para que las entidades locales pudieran hacer frente a su elevada deuda comercial.

El objetivo del Ayuntamiento es rebajar el periodo medio de pago a proveedores hasta el máximo de 30 días que exige la ley

“Esta operación permite que no paguemos más intereses y no se aumente el gasto financiero, que en estos últimos cuatro años ha disminuido de doce millones a tres, y lo que es más importante, colocarnos en el margen de pagar a los proveedores en treinta días, lo que le da confianza a las empresas que operan con el Ayuntamiento”, explicó el teniente de alcalde delegado de Hacienda, Luis Ángel Fernández. En el listado hay pagos por todo tipo de servicios, desde la jardinería al suministro de material de construcción, pinturas, productos de limpieza, mobiliario o material informático.

Para la oposición, la nueva operación no es más que “otra patada hacia adelante”, en palabras del portavoz de Algeciras Sí se Puede, Alejandro Gallardo. Los portavoces de los grupos recordaron las sucesivas ocasiones que el Ayuntamiento ha tenido que acogerse a los fondos de ordenación para pagar sus deudas, una muestra de que “es evidente que los presupuestos no están equilibrados”, resumió José Luis Alcántara, de IU. “El contador a cero es un camelo”, argumentó el portavoz socialista, Fernando Silva, “la deuda sigue existiendo”. Todos votaron en contra de una operación, denunciaron, que supone extender la deuda del Consistorio y es una muestra de la descompensación de los presupuestos.

Este nuevo préstamo se suma al que el Pleno aprobó el pasado mes de agosto por casi 19 millones de euros, una solicitud al fondo de ordenación que se hizo en este caso para pagar sentencias judiciales pendientes. La inmensa mayoría de ese importe servirá para pagar a Recolte Servicios y Medio Ambiente, que fue concesionaria del servicio de limpieza y mantenimiento de playas y ahora lo es del servicio de mantenimiento de zonas verdes y jardines.

De los 18 millones a abonar a Recolte tres son de intereses, mientras que 1,5 de los 22 millones solicitados ahora sonde una factura de Algesa. De ahí sale la suma de 35,5 millones de euros de deuda comercial que ahora quedaría a cero al pasar a bancaria.

Plan de ajuste

La adhesión al fondo de ordenación supone la ejecución de una nueva modificación del plan de ajuste, que ya lleva siete, recordaba la oposición. La normativa obliga a las entidades locales que entran en el fondo en la misma situación que Algeciras a aplicar unas condiciones fiscales que pasan por la reducción del gasto, la financiación de los servicios públicos mediante las tasas y precios correspondientes o la limitación de las bonificaciones y gravámenes reducidos en las ordenanzas fiscales.

“Los planes de ajuste abarcan 20 años y son modificables”, alega Luis Ángel Fernández. “Se nos pide que elaboremos unas previsiones a muy largo plazo que después van cambiando”.

Con la nueva operación de crédito, la deuda bancaria del Ayuntamiento de Algeciras se situará en el entorno de 205 millones de euros, mientras la comercial quedará al mínimo, solo con aquellas empresas que no quieren acogerse al plan para no renunciar a sus intereses.

El Ayuntamiento también sigue trabajando en otra operación dentro del Fondo de Financiación de Entidades Locales para refinanciar los préstamos a largo plazo que tiene en la actualidad. En un primer cálculo, el Ayuntamiento estimó en 40 millones la cuantía que sería susceptible de refinanciación, pero tras negociar con los bancos y conseguir nuevas condiciones dentro de criterios de prudencia financiera, la cifra a solicitar cuando el Ministerio de Hacienda lo autorice será muy inferior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios