Brexit

Albares ve a la Policía española en Gibraltar: "Schengen sólo funciona de una manera"

Albares camina en dirección a la reunión con los alcaldes y la Junta en Algeciras.

Albares camina en dirección a la reunión con los alcaldes y la Junta en Algeciras. / Erasmo fenoy

La puesta en marcha de controles de la Policía Nacional española en el Puerto y el aeropuerto de Gibraltar y la equiparación fiscal si desaparece la Verja siguen siendo los principales escollos para cerrar un acuerdo que regule las relaciones de la Roca con la Unión Europea tras el Brexit cuando van a cumplirse mil días desde que comenzó la negociación. Así ha quedado patente este martes cuando el ministro de Exteriores español, José Manuel Albares, ha defendido que la presencia de los agentes españoles no es una elección, sino una obligación ineludible para la que no existe alternativa. Y eso, poco después de que el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, reiterará aquello de que “no habrá botas españolas” en suelo llanito, como ya dijo mucho antes quien fuera ministro para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, Dominic Raab.

Las posturas, por tanto, no pueden ser más opuestas. El esperado tratado internacional de Gibraltar parece tan poco cercano ahora como cuando se empezó a negociar en octubre de 2021, un poco más de dos años y medio. No hay solución para derribar la Verja, primer paso para la creación de la anunciada "zona de prosperidad compartida" con el Campo de Gibraltar. 

Albares volvió a defender la presencia de policías españoles en Gibraltar durante una rueda de prensa en la sede de la Administración General del Estado en Algeciras, tras reunirse con los alcaldes de los ochos municipios del Campo de Gibraltar, el consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Antonio Sanz, y la presidenta de la Mancomunidad, Susana Pérez Custodio. "Schengen funciona de una manera y no hay dos formas en las que pueda funcionar. En los puntos que se habiliten para entrar al Espacio Schengen desde Gibraltar, como ocurre en otras partes, tiene que haber un agente europeo habilitado para realizar los controles, que en este caso es la Policía Nacional Española", sentenció.

Albares esgrimió otra razón para que los agentes españoles realicen los controles dentro del Peñón en la que discrepa de nuevo con Picardo. "Hay un acuerdo, que es previo a mi llegada, pero que está aceptado, que es el famoso acuerdo de Nochevieja, donde se señala que durante los primeros 4 años habrá un apoyo de Frontex a la Policía Nacional Española". Reino Unido firmó aquel pacto con la aquiescencia del Gobierno de Gibraltar, que ahora reniega de, al menos, ese punto.

Albares anunció que este mismo miércoles realizará una visita a La Línea ("el municipio más afectado por el Brexit", dijo) para escuchar en persona las demandas de los trabajadores trabajadores transfronterizos, por un lado, y del equipo de Gobierno que encabeza Juan Franco, por otro. No respondió a si visitará la Verja. También mantendrá una reunión "bilateral" con el consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Antonio Sanz, en una fecha por fijar. El ministro agradeció al gobierno autonómico la "responsabilidad y el apoyo institucional en todo este proceso" y aseguró que todas las administraciones están "puntualmente informadas" del devenir de las negociaciones. Sin embargo, las que están gobernadas por el PP siguen quejándose de la falta transparencia. 

La reunión del ministro Albares con las autoridades del Campo de Gibraltar. La reunión del ministro Albares con las autoridades del Campo de Gibraltar.

La reunión del ministro Albares con las autoridades del Campo de Gibraltar. / Erasmo fenoy

Albares comunicó a los alcaldes y a la Junta que la próxima semana se retomarán las negociaciones "de carácter técnico" para seguir avanzando en un acuerdo a pesar de las elecciones europeas, por un lado, y las británicas, por otro harían imposible su firma en los próximos meses. 

"Quiero trasladar a todos los ciudadanos del campo de Gibraltar un mensaje de tranquilidad. A pesar de la convocatoria electoral en el Reino Unido y mientras los británicos eligen un nuevo gobierno, las negociaciones no se han parado. Yo me reuní el jueves pasado en Madrid con el comisario encargado de la negociación por parte de la Unión Europea, el vicepresidente Sefcovic, para abordar el momento en el que está la negociación y seguir avanzando hacia el acuerdo final", relató.

Albares reiteró "la complejidad de un acuerdo que toca a varios niveles de administración, europea, nacional, local, autonómica, también a varios ministerios, Hacienda, Interior y muchos otros" e insistió en cualquier caso, "la posición española en relación a la soberanía quedará completamente salvaguardada".

El jefe de la diplomacia española afirma que ya "ha habido pasos muy importantes en diversas materias". "Lo más importante es la protección que queremos dar a los derechos de los 15.000 andaluces que entran y salen todos los días de Gibraltar para trabajar y a sus familias. Ellos son una de las guías fundamentales", dijo. 

Albares espera que, tanto con los alcaldes como con la Junta, se vayan acercando posiciones hasta llegar a una postura común: "He pedido a todos lealtad institucional, altura de miras y unidad. Tenemos que estar todos unidos, alcaldes, Junta de Andalucía y Gobierno de España para alcanzar el mejor acuerdo final para esos 300.000 andaluces y andaluzas que viven aquí en el Campo de Gibraltar". El ministro asegura que su objetivo es "mejorar la calidad de vida de los ciudadanos". "El acuerdo no será la panacea para todo, pero sí que ayudará a superar las desigualdades que hoy existen en la comarca y facilitará el progreso".

Otro de los puntos que queda por cerrar, desveló Albares, es la armonización fiscal, con la que se evitaría la desigualdad existe en la actualidad. "Evidentemente la libre circulación de mercancías supone la Unión Aduanera y esta supone una equiparación fiscal en impuestos indirectos. Hay una directiva europea hacia la que hay que dirigirse, no porque sea una imposición o una posición caprichosa de España, sino porque funciona de una manera determinada", concluyó. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios