Infraestructuras

Fomento fija para 2021 la puesta en marcha del Corredor Mediterráneo

  • Asegura que en tres años estarán "en servicio, con las obras finalizadas o en ejecución", todos los tramos

  • El Algeciras-Bobadilla debería estar completamente acabada en esa fecha

El ministro de Fomento, junto a otros participantes en el acto de impulso al Corredor Mediterráneo. El ministro de Fomento, junto a otros participantes en el acto de impulso al Corredor Mediterráneo.

El ministro de Fomento, junto a otros participantes en el acto de impulso al Corredor Mediterráneo. / Efe

El año 2021 será una fecha clave para el Corredor Mediterráneo, asegura el Ministerio de Fomento. Para entonces deberán estar "en servicio, con las obras finalizadas o en ejecución, todos los tramos del Corredor con el objetivo de conectar la Frontera Francesa con Algeciras en ancho estándar", aseguró ayer el ministro, José Luis Ábalos. Ante unos 1.400 empresarios reunidos en Barcelona para reclamar el avance del Corredor en su ramal costero, aseguró que se está llevando a cabo un importante impulso técnico para acabar la obra después de que el financiero ya está cubierto, y "ahora es cuando se ve la luz" del proyecto.

La iniciativa #QuieroCorredor, que arrancó el pasado mes de abril en Algeciras, se cerraba ayer con este acto en el que Ábalos aseguró que el compromiso del Ministerio de Fomento con el ferrocarril y el Corredor Mediterráneo "es incuestionable desde que asumí la cartera. Más del 80% del importe licitado ha ido destinado al sector ferroviario y, de este, aproximadamente un 40% se han destinado al Corredor Mediterráneo".

En principio, el Gobierno había fijado la finalización del Corredor completo para 2025, mientras que para el tramo Algeciras-Bobadilla el horizonte de finalización de los trabajos está marcado en 2021. Para avanzar en la ejecución de la conexión entre Algeciras y la Frontera Francesa y adelantar los plazos, el Ministerio prevé tener en licitación la mayoría de los tramos en marzo del próximo año, salvo algunos con mayor dificultad.

En el caso de la Algeciras-Bobadilla el más lejano en el tiempo es el Bobadilla-Ronda, donde está prevista una renovación integral para la que se ha iniciado el proceso de licitación de la redacción del proyecto. Es también el tramo más caro.

En el tramo San Pablo-Almoraima está en supervisión una primera fase de renovación de vía y, en redacción, una segunda con una actuación en playa de vías y andenes de Jimena de la Frontera.

En cuanto al tramo Almoraima-Algeciras (excepto San Roque), se está mejorando la vía y se estima que las obras estén acabadas a finales de este año, tras una inversión de 17,14 millones de euros. Así lo detalló recientemente el Gobierno en una respuesta al diputado Salvador de la Encina.

En total se actuará en una vía de 176,2 kilómetros de longitud que actualmente es una vía única no electrificada de ancho ibérico. Se implantará el llamado tercer hilo, un tercer carril entre los dos existentes en el ancho ibérico para permitir la circulación de trenes de ancho internacional e ibérico, y se electrificará la vía. Ese tercer raíl fue una solución criticada por los empresarios y por el propio Partido Socialista; ayer mismo, los representantes empresariales pedían que se pensara en una doble plataforma para todo el corredor en 2025.

Ábalos destacó que esta importante infraestructura ha estado bastante tiempo sin dotación ya que se han vivido años muy difíciles y se ha "resentido" la obra pública, y defendió el "fuerte impulso" que el actual Gobierno ha dado al Corredor frente a quienes auguraban, ha dicho, que se iba a ralentizar la obra.

El ministro recordó que el Corredor es un proyecto europeo que no puede acabar en la frontera con Francia, por lo que aseguró que el Ejecutivo trabaja con el Gobierno francés para que esta infraestructura sea una realidad y apostó por que conecte con otros corredores en España.

Ábalos defendió que se trata de una obra de "dimensión nacional" de la que se beneficia el conjunto de España, ya que infraestructuras como ésta son las que cohesionan socialmente los territorios.

Para el ministro, estamos ante una realidad muy "próxima", hay que ser "optimista" y ahora que se ve el final hay que plantearse, a su juicio, cómo sacar "rendimiento" a una infraestructura que supone un gran esfuerzo.

Con el Corredor Mediterráneo cambia la fisonomía de España, según Ábalos, que ha asegurado que "frente a una España radial hacemos una España más interconectada e integrada".

"Estamos trabajando en otra idea de España por la vía de las infraestructuras", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios