real balompédica linense

Hasta siempre, míster

  • Fallece en Melilla Álvaro Rodríguez 'Alvarito', el técnico que condujo a la Balona en la recordada permanencia de 1991 al derrotar al Toledo

El extécnico de la Balona Álvaro Rodríguez 'Alvarito'. El extécnico de la Balona Álvaro Rodríguez 'Alvarito'.

El extécnico de la Balona Álvaro Rodríguez 'Alvarito'. / melilla hoy

La Real Balompédica Linense cuenta con un incondicional confeso menos. El extécnico albinegro Álvaro Rodríguez Alvarito falleció ayer en Melilla, donde llevaba décadas asentado, a los 82 años. Como futbolista jugó ocho temporadas con el Atlético de Madrid en Primera división y alcanzó la internacionalidad en una gira de la selección absoluta por Sudamérica en 1960. Alvarito dirigió los destinos del conjunto de La Línea en la temporada 1990-91, en la que comenzó en el banquillo, fue destituido y repuesto en su cargo dos meses más tarde para conseguir la recordada permanencia en Segunda B con el triunfo sobre el Toledo en una agónica última jornada.

Álvaro Rodríguez Alvarito nació en la cuenca minera de Asturias, en un pueblecito llamado Ujo, el 16 de enero de 1936. Después de pasar por Oviedo y Caudal su consagración como futbolista, ya en el Atlético, le llegó el 26 de junio de 1960 cuando el equipo colchonero conquistó en Chamartín su primera Copa de España.

Ese día ante el Real Madrid de las cinco Copas de Europa nadie contaba con el Atleti; sin embargo los rojiblancos hicieron un partido extraordinario y Alvarito lo bordó. Aquel día la formación rojiblanca era Madinabeytia, Callejo, Alvarito, Ramiro, Chuzo, Rivilla, Polo, Abelardo, Jones, Peiró y Collar. Aquella actuación descollante ayudó a que poco después Alvarito alcanzase la internacionalidad.

En el verano de 1990-91 y con la Balona en manos de Manuel Monteagud el carismático preparador desembarcó en La Línea y comenzó la temporada con un 3/0 sobre la AD Ceuta que hizo disparar las ilusiones, abortadas una semana después con una derrota en El Palmar a manos del Atlético Sanluqueño (4/1).

Fue una de esas campañas de sinsabores, con Alvarito relevado durante exactamente dos meses para después regresar al cargo por un cuanto menos singular tándem Pacheco-Leblanc y con una última jornada de auténtico infarto.

Por entonces no existía la mal llamada promoción y el peor 15º clasificado de los cuatro grupos se iba a Tercera. La Balompédica ganó al Toledo y evitó el descenso en el Municipal, pero necesitó que no ganasen ninguno de los implicados en el grupo II para evitar despeñarse. Dos goles en el coeficiente general permitieron a los linenses alcanzasen su objetivo, aprovechándose, además de otros marcadores, de una derrota del Izarra, que ganaba en el minuto 89 de su partido.

Pablo, Mancilla, Ismael, José Manuel García, Cabrera, Arias, Da Silva, Javi, Lucendo, Eguileor, Elorduy, Miguel Ángel, Francis, Felipe, Julio Medina y Chema Serna eran inquilinos de aquel vestuario y casi todos ellos aseguraban guardar un extraordinario recuerdo de su etapa con el técnico asturiano.

La directiva de la Real Balompédica hizo público ayer un comunicado para expresar su pesar por esta pérdida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios