Mérida AD- Real Balompédica | El rival El Mérida, con tres exbalonos, lleva 16 meses sin perder en casa

  • Los extremeños no caen en el Romano desde mayo de 2018 ante el Extremadura

  • Dos nuevos porteros y Gaspar refuerzan al rival albinegro

El centrocampista del Mérida Curro, ex de la Balona El centrocampista del Mérida Curro, ex de la Balona

El centrocampista del Mérida Curro, ex de la Balona / E.S.

El Mérida AD recibe a la Balona necesitado de enderezar su rumbo. Un solo punto en dos jornadas y la abultada derrota, condicionada por la ausencia de porteros de la primera plantilla, del pasado domingo en Sanlúcar obligan a este recién ascendido a apretar los dientes ante su parroquia. Los emeritenses cuentan con sus dos guardametas sub-23 y son bajas Javi Chino, sancionado, y el guardameta que comenzó como titular la temporada, Javi Sánchez.

El entrenador, Santi Amaro (que ha ascendido como futbolista y como entrenador con los extremeños), ha citado a los 20 futbolistas que están en disposición de ser alineados y una hora y media antes del arranque de la contienda anunciará los dos descartes.

El rival de la Balona cuenta en sus filas con cuatro futbolistas que han vestido la camisola de la Real Balompédica: Dani Espinar, Miguel Ángel Espinar, Curro y Migue Montes, aunque éste no ha inscrito en la Española por culpa de una lesión de rodilla que le obligó a pasar por el quirófano la pasada andadura. Esta semana ha comenzado a entrenarse cerca del grupo.

El Mérida no conoce la derrota en su estadio desde el seis de mayo de 2018, cuando perdió a manos del Extremadura por 0-2 en la que entonces era su despedida de Segunda B. Desde entonces ha disputado 21 partidos (19 de liga regular en Tercera, uno de fase de ascenso y otro ya en la categoría de bronce) con un balance de 15 victorias y seis empates. Un dato que demuestra la dificultad que entraña ganar en ese escenario, cuyo terreno de juego, por cierto, no presenta las mejores condiciones.

La semana ha sido movida para los extremeños. El lunes in extremis inscribieron a Curro Hornillos, cedido por el San Fernando, que en ese momento era su único portero, después de que en El Palmar se alinease el canterano José Mari Irigaray, de 18 años. El jueves regresó de Montenegro Kristo Ljubanovic, que se había ejercitado en pretemporada, pero se tuvo que marchar a su país a arreglar el papeleo. Es una incógnita quien defenderá el marco.

También es novedad Gaspar, uno de los fichajes relevantes del verano (ex de Cornellá y Cartagena), que se lesionó hace un mes y vuelve a estar en disposición de jugar, como también el exatlético Obama, del que el técnico considera que necesita “un periodo de adaptación”. Es fácil que sea uno de los descartes.

Los medios locales inciden en que el Mérida volverá a dibujar un 1-4-1-4-1 y que el delantero con más opciones es Miguel Ángel Espinar, por aquello de que se motiva especialmente ante su ex equipo. Ya casi no se puede hablar de sus excompañeros.

Dando por buena esa disposición será elegido será Diego del Castillo, con Curro como interior. La gran duda es quién acompañará al exjbalono. En principio podría ser Jesús Mena para tener más libertad para descolgarse. La banda izquierda volvería a ser para Villa y la derecha para Cristo.

El técnico, Santi Amaro, cataloga a la Balona como “un equipo que maneja varios registros y que está haciendo bien las cosas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios