Fútbol | Segunda B La Balona empata con el Sevilla Atlético y se queda sin porteros (1-1)

  • Javi Montoya se lesiona y Robardor, que salva a su equipo, es expulsado tras el encuentro

Joe intercepta un pase bajo la mirada de David Robador, que debutó y fue expulsado. Joe intercepta un pase bajo la mirada de David Robador, que debutó y fue expulsado.

Joe intercepta un pase bajo la mirada de David Robador, que debutó y fue expulsado. / Erasmo Fenoy

Comentarios 1

La Real Balompédica Linense ha saldado con empate a un tanto su encuentro con el Sevilla Atlético, el primero que se jugaba con las gradas provisionales colocadas en la zona baja de Tribuna, ya que la parte alta de dicha grada estaba acotada por el peligro de que se desprendan trozos de la visera.

El partido no ha sido bueno. La Balona se adelantó en el marcador en el 53' con un gol de Kibamba de cabeza a la salida de un córner. El Sevilla Atlético, que hasta entonces no había dado señales de vida en ataque, resucitó al saltar al campo el internacional barbateño Bryan Gil, que cambió la dinámica ofensiva de su equipo.

Nada más arrancar la segunda parte tuvo que ser relevado el meta balono Javi Montoya, lesionado. Su sustitutio, David Robardor, mantuvo a la Balompédica por delante con tres intervenciones de muchísimo mérito, dos de ellas en sendos golpes francos ejecutados por Miguel Martín.

En el 65' se fue a la calle el visitante Juanpe, por doble amarilla y en el 83 le sucedió lo mismo al local Kibamba.

Segundos después de marcharse el congoleño a la caseta llegó el tanto del empate visitante, obra, como no, de Bryan Gil.

El protagonista negativo del encuentro fue el colegiado almeriense Francisco José Fernández, que en un duelo sin una sola entrada especialmente dura, además de mostrar más de una decena de amarillas, expulsó a dos futbolistas y a un auxiliar de cada uno de los banquillos.

Al término del encuentro, el colegiado reflejó en el acta que había expulsado al cancerbero albinegro David Robador, al entender que éste le había lanzado el balón tras el pitido final. En las imágenes de televisión da la sensación de que el portero golpea el esférico en un gesto de rabia y que éste golpea accidentalmente al trencilla.

El problema es que aunque los médicos han pedido unas 48 para pronunciarse de forma inequívoca sobre la lesión de Javi Montoya, todo indica que sufre una rotura de fibras a la altura del pubis. En caso de confirmarse y si no prospera el recurso que prepara desde ya la Balona por la expulsión de su compañero, el equipo albinegro carece de porteros del primer equipo para el duelo del próximo domingo (18:30) en El Palmar frente al Atlético Sanluqueño. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios