Real Balompédica Linense

La Balona ficha al meta Rodri Gea, que llega del Mar Menor

Rodri Gea, en un entrenamiento con el Mar Menor

Rodri Gea, en un entrenamiento con el Mar Menor

La Real Balompédica Linense ha anunciado a última hora de la noche de este lunes la incorporación del meta Rodrigo Gea Vázquez (Rodri Gea). El cancerbero, la sexta incorporación de los albinegros, llega procedente del Mar Menor, que finalizó octavo en el grupo IV de la Segunda Federación, la misma categoría en la que militará el equipo de La Línea la próxima temporada.

Rodri Gea (Pilar de la Horadada -Alicante- 16/10/1999, es decir tiene 23 años), comenzó su andadura depotiva en las canteras del Mar Menor, Real Murcia, Elche y Cartagena, antes de enrolarse en el UCAM Murcia, al que estuvo vinculado seis temporadas. Comenzó el el División de Honor juvenil y pasó al filial de la entonces Tercera división. Llegó a disputar dos encuentros en Segunda B, cuando ésta era la denominación de la tercera categoría del escalafón nacional.

En la 2021-22 regresó al Mar Menor y disputó siete partidos (cinco como titular) para encajar dos goles, ya en Segunda RFEF. El curso pasado (22-23) participó en 21 encuentros (uno de ellos de Copa Federación), 20 en el once inicial, en los que recibió 22 dianas. En la mitad de ellos dejó la portería a cero. El ya nuevo portero balono contó con la confianza de su técnico desde la jornada 17 en adelante, es decir, se ganó la confianza del preparador.

En una entrevista concedida al portal GolsMedia explicó qué le llevó a jugar en el marco: "Yo empecé como jugador y llegó una temporada, de benjamín de segundo año que estábamos sin portero y me puse un partidillo. Hicimos una tanda de penaltis y paré todos menos uno, y la entrenadora que teníamos me dijo si podía jugar una parte de jugador y otra de portero. A partir de ahí me ponía más en la portería, luego volví a jugar de jugador, y alternaba las dos posiciones hasta cadetes… Ya llegó un momento donde debes poner el huevo en un cesto y me quedé con lo de portero".

Ese paso como jugador de campo explica que esté considerado como un gualdavallas que controla el juego con los pies, una de las virtudes que destacan quienes le han visto jugar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios