CF Villanovense - Real Balompédica Linense | La crónica

La Balona firma un empate sin goles más que previsible (0-0)

  • El equipo albinegro se muestra conservador ante un rival mediatizado por su clasificación

  • Javi Montoya salva a los linenses en el 53' y Ahmed malogra una ocasión clara en el último instante

El albinegro Sana corre a por la pelota ante la oposición de un contrario. El albinegro Sana corre a por la pelota ante la oposición de un contrario.

El albinegro Sana corre a por la pelota ante la oposición de un contrario. / El Periódico de Extremadura

CF Villanovense y Real Balompédica firmaron este domingo un empate sin goles que a la vista de las estadísticas que ofrecen ambos (fortaleza defensiva e incapacidad de marcar) era más que previsible. El marcador final fue la consecuencia de un partido de pocas ocasiones, escaso juego, abuso del juego directo y muy puntuales apariciones de los porteros por parte de ambas escuadras, que hicieron prevalecer sus sistemas defensivos y una innegable pelea en la zona ancha.

Mientras que Roger daba entrada a un Joe –que realizó un partido brillante– y a Pirulo –que venía de cumplir sus dos partidos de sanción– el preparador local Julio Cobos sorprendía ante su exequipo con un sistema bastante defensivo: un doble pivote integrado por Pajuelo y Alí Diakité, además de optar por Moussa, en detrimento de Carrasco.

El primer tiempo fue muy plano. Mucha pelea, pero poco o casi nada más. El primer acercamiento con peligro no llegó hasta el minuto diez y fue para el lado local. Un centro desde la derecha de Sergio Domínguez que no acertó a rematar otro exbalono, José Ramón, dentro del área.

A la Balona le costó unos minutos más inquietar la meta de Isma Gil. Lo hizo a balón parado, en las botas de Pirulo. Su colocado centro lo cabeceó. Sergio Rodríguez y el meta local, que estaba en la trayectoria, replicó con acierto.

Dos fogonazos aislados, muy aislados, en una primera mitad aburrida para el espectador. Los minutos pasaban sin ocasiones. Algo que parecía favorecer a los albinegros, que parecían tratar de jugar con la lógica ansiedad de los serones, pero que a la hora de la verdad fue el reflejo de su falta de ambición.

En el 41’ despertaron los de Roger, que volvieron a aparecer con peligro en un centro de Gato que no acertaba a rematar Buba cuando estaba solo ante el marco y, finalmente, era Diakité el que despejaba el balón.

La tregua se extendió ya hasta el descanso y, en la segunda mitad, la intensidad algo mayor del Villanovense contrastaba con ese cierto conformismo en las filas de los visitantes.

En los primeros compases del segundo tiempo, los de Julio Cobos subieron una marcha y se notó. Fue en el 53 cuando después de un error imperdonable de Pablo Santana Moussa indultó a los de La Línea. El guineano se plantó ante Javi Montoya, quien le robó el balón con la pierna cuando el delantero trataba de regatearle, una acción que produjo la desesperación de toda la parroquia local. Un paradón salvador (otro más esta temporada) del riojano. La mejor ocasión del partido.

La respuesta blanquinegra llegó acto seguido a balón parado, aunque sin inquietar en exceso la meta de Isma Gil.

Antes de la hora de juego, ambos entrenadores movían el banquillo. Cobos para dar entrada a Borja García por Pajuelo, un cambio que no gustó a la grada. En el lado visitante, Roger confió en repetir su exitosa decisión de una semana antes frente al Sanluqueño y realizó un doble cambio. Entraron Tarsi Aguado y Juampe en lugar del amonestado Santana y Gato.

En el 64, de nuevo Pirulo volvía a poner en aprietos al Villanovense en una jugada de estrategia desde la banda izquierda que Sergio Rodríguez remató fuera desde el segundo palo.

Tras esa jugada, Cobos apostaba por dar entrada a Raíllo por Moussa, hombre por hombre, por lo que no alteró el dibujo.

Los serones cada vez estaban más desesperados y seguían intentando percutir por banda. En el 76, lo intentaba José Ramón que colgaba un balón al área que no era capaz de rematar Carrasco, que había entrado minutos antes en lugar de Xavi Puerto, un cambio que se entendió como un guiño ofensivo.Ya en el último cuarto de hora el partido entró en una fase sin dominador claro en la que Roger realizó su último cambio, Pirulo, que seguramente acusó la falta de actividad de estas dos últimas semanas, por Ahmed.

La Balona lo intentaba por partida doble. Primero con un centro de David Moreno que se sumó a un error colosal de Luis Martínez al que no llegó Buba seguramente porque no se esperaba la pifia del defensa. El balón se paseó por el área pequeña sin encontrar rematador. Poco después el propia Buba probaba fortuna con un intento de chilena.

En el tramo final, reparto de ocasiones. El Villanovense en el 82, tras una buena combinación que terminó en saque de esquina y un posterior disparo desviado de Sergio Domínguez. Y en la Balona, la más clara. Ahmed, que ya antes había malogrado un buen contragolpe por no mirar a los lados, se plantó en el área, ignoró que Buba y Juampe estaban en situación ventajosa y estampó su disparo en el meta local.

El resultado, un empate de esos que parece no servir para ninguno, deja a la Balona sexta y a los de casa, en puesto de promoción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios