Real Balompédica Linense | Pretemporada La Balona de Roger tiene tarea por delante (1-2)

  • Los albinegros logran una inmerecida e injusta victoria sobre un Sámber disciplinado

  • El árbitro arrebata un penalti en el 89’ a los locales 

Un lance del San Bernardo-Balona. Un lance del San Bernardo-Balona.

Un lance del San Bernardo-Balona. / Erasmo Fenoy

Jordi Roger tiene mucho trabajo por delante. Nada que no se supiese antes de que la Balompédica disputase su primer partido de pretemporada. Los albinegros (Segunda B) lograron una deslucida victoria sobre el Club Deportivo San Bernardo (Primera Andaluza). Un triunfo injusto por cuando el equipo de casa, que empieza a celebrar su medio siglo de vida, hizo más cosas bien dentro de su nivel que la Balona, incapaz de adaptarse al césped sintético y a las dimensiones del terreno del Alberto Umbría. E injusto por cuanto el árbitro escamoteó a los de casa un claro penalti a un minuto del final que debió concederle, al menos, la posibilidad de lanzar para la igualada.

Conjuntar a una plantilla que empieza de cero no es un encargo fácil. La Balona, que otros años echaba mano de los recursos ya adquiridos para vencer al entrañable Sámber, no dejó entrever casi nada en su primer ensayo de pretemporada, al que faltaron, por diferentes causas, Tito Malagón, Javi Montoya e Igor Martínez, amén del italiano Fabrizio Danese, que se incorpora a la plantilla en el entrenamiento de este jueves.

Los de La Línea se encontraron con un rival muy bien ordenado, constante, al que su técnico, Óscar León, había dado consignas muy claras. Sus jugadores la llevaron a efecto con un nivel digno de todos los elogios.

En el primer tiempo en la Balompédica solo destacaba el lateral zurdo Tomás. El algecireño es un auténtico cañón por banda (nada que no se supiese) y de él nació casi todo el juego ofensivo de los visitantes.

Fue precisamente la Balona la que se pudo adelantar antes del primer minuto. Una buena acción de un implicado Fosela dejó a Forján en ventaja pero su disparo se fue a la parte externa del poste. Después los linenses desaparecieron en ataque y se preocuparon más de quejarse de la agresividad del rival.

A cinco del descanso Raúl le ganó la espalda a Jordan Sánchez e hizo el 1-0, amparado un tanto por las manos blandas del meta balono. El equipo del segundo tiempo se enredó aún más en el rival, que seguía erre que erre a lo suyo. De este once cabe destacar la labor de Moussa y, siendo muy generoso, algún destello de Luis Alcaide (Luisillo).

Solo cuando el Sámber bajó los brazos porque su condición física no daba para más, la Balona logró voltear el marcador. Un resultado que se mantuvo por un error arbitral. Lo dicho, la conclusión más relevante es que queda mucho por hacer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios