Real Balompédica | Primera RFEF

La carta en la que once clubes pidieron a la Española que acabase con el fraude

  • Las entidades alertaban que se encontraban "en desventaja competitiva debido a las malas prácticas económicas que llevan a cabo algunos clubes de la categoría"

Una asamblea de la Federación Española, que ha instado a la inspección contra el Fraude

Una asamblea de la Federación Española, que ha instado a la inspección contra el Fraude

Una carta, remitida en 2019 por once clubes a la Real Federación Española de Fútbol, fue el origen de la inspección de Trabajo a la que este miércoles se han visto sometidos una decena de clubes que militaron en las desaparecidas Segunda B y Tercera división, entre ellos la Real Balompédica Linense. El objetivo de CD Badajoz, Numancia de Soria, Rayo Majadahonda, Cultural Leonesa, Dux Internacional de Madrid, Racing de Ferrol, San Fernando CD, UD Ibiza, Unionistas de Salamanca, Zamora y UCAM de Murcia era alertar sobre lo que entendían como prácticas ilegales (pagos en B, cotización por debajo de lo cobrado...) que, en su opinión, estaban favoreciendo la competencia desleal dentro de las ya desaparecidas Segunda B y Tercera.

El Ministerio de Trabajo, en el comunicado en el que ha hecho público las inspecciones, detalla que esa denuncia, que solicitaba un mayor control económico, fue la que propició los acontecimientos de este miércoles. El contenido íntegro de esa misiva, a la que ha tenido acceso Óscar Manteca de Alicante Plaza, dice así:

Ante la situación de desventaja competitiva en la que nos encontramos, debido a las malas prácticas económicas que llevan a cabo algunos equipos de la categoría, y en nuestro deber de luchar por un deporte justo y limpio, los clubes abajo firmantes queremos manifestar lo siguiente:

1. Nuestro absoluto rechazo al incumplimiento de las normas de rigor económico por las que todos los clubes de Segunda División B deberían regirse. Dicha inobservancia por parte de algunos equipos provoca un agravio comparativo hacia aquellos que sí lo hacen, por lo que debería de estar castigado.

2. Consideramos un acto de competencia desleal las prácticas que determinados clubes desarrollan con la contratación de algunos futbolistas. Acuerdos con pagos que no se ajustan en su totalidad a la legislación y cantidades de dinero que se perciben de manera no oficial.

3. Los clubes que cumplen con el pago de todos los contratos de manera regular, así como las cantidades a percibir por el IRPF y la Seguridad Social, nos sentimos perjudicados y en desventaja a la hora de competir con aquellos equipos que no lo hacen. Las normas están marcadas para todos por igual y es el deber de todos cumplirlas.

4. A nuestro parecer, la competición se vería adulterada desde su nacimiento por no partir todos los clubes participantes en las mismas condiciones.

5. Que haya clubes que no cumplen con las normas perjudica, además, a la imagen de la Real Federación Española de Fútbol, que debería de velar por la igualdad entre todos los clubes y por el control económico para evitar problemas vividos en el pasado y cuidar por la salud de nuestro fútbol.

Por todo ello, solicitamos a la Real Federación Española de Fútbol una respuesta ante esta situación, queriendo saber, antes de que comience la competición, qué medidas va a llevar a cabo para tener un mayor control económico de los clubes de Segunda División B y las sanciones correspondientes para que todos podamos competir en las mismas condiciones, sin perjuicio de que los clubes podamos tomar las decisiones que creamos oportunas.

El ente federativo tiene que tener previsto un modelo de actuación para aquellos que no jueguen limpio en un apartado tan importante para el buen funcionamiento de nuestro fútbol como es el económico. Y más en el contexto de la situación que atravesamos todos los clubes por la crisis económica y la pérdida de recursos como consecuencia del Covid-19.

Por otra parte, la Asociación de Futbolistas Españoles, a la que remitimos la misma carta, no puede amparar dicha situación con su falta de actuación. AFE tiene que impedir que sus futbolistas perciban parte de sus salarios de manera irregular y no defender, como ha sucedido, los contratos que perciben sus jugadores ante la Comisión Mixta, ya que no se está cumpliendo con la legislación y los propios jugadores se podrían ver perjudicados por ello".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios