Andalucía

Andalucía endurece hoy las restricciones con el foco en el ámbito familiar

Juanma Moreno, entre Elías Bendodo y Francisco de la Torre, en Málaga Juanma Moreno, entre Elías Bendodo y Francisco de la Torre, en Málaga

Juanma Moreno, entre Elías Bendodo y Francisco de la Torre, en Málaga / Marilú Báez

“Te quitas las mascarillas, le das dos besos si hace falta, el plato de jamón os lo coméis a medias cogiendo uno y el otro y al final pasa lo que pasa y los contagios nos llegan”. Así de gráfico fue el ejemplo que puso ayer Juanma Moreno, presidente de la Junta, para volver a pedir prudencia a los ciudadanos en los ámbitos domésticos y familiares.

Desde que esta segunda ola de la pandemia de coronavirus comenzó a dejarse notar, los mensajes de las autoridades son claros. Es en casa donde se producen las nuevas infecciones de Covid-19, esas que se están disparando y han llevado al Gobierno andaluz a endurecer las medidas encaminadas a atajar la pandemia y que se conocerán hoy, después de la reunión de los técnicos y expertos que con los que cuenta la Consejería de Salud y Familias para tomar las decisiones.

No ha trascendido qué restricciones entrarán en vigor a partir del miércoles, una vez que se aprueben en el Consejo de Gobierno de mañana, pero el foco está puesto en las reuniones familiares y de amigos. Tampoco hay que descartar que se adelante el cierre de los negocios de restauración, sobre todo en las zonas de la comunidad donde la incidencia del virus es alta.

La media sigue muy por debajo de la nacional, con 158 contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días frente a los 282 estatal y los 721 de Madrid. El parte de la Consejería de Salud y Familias resultó ayer en una reducción de los casos diarios a 788, aunque es más que probable que se trate de un efecto provocado por la infranotificación de los fines de semana.

Bajan los hospitalizados hasta los 1.023

El número de muertes también fue menor al de jornadas previas, con dos decesos, y se produjo un descenso importante en la presión hospitalaria, con 30 ingresados menos hasta quedarse en 1.023. Desde hace varias jornadas, la provincia que más preocupa al Ejecutivo autonómico es Sevilla, ya que acumula un tercio de los hospitalizados y lidera el número de contagios diarios, algo que no ocurría en estadios previos de la pandemia de coronavirus.

Como explican desde el Gobierno andaluz, es el parámetro de la presión hospitalaria el que lleva a tomar las decisiones más o menos drásticas, aunque los datos de contagios de los últimos días ha encendido las señales de alarma. El presidente, que estuvo ayer en Málaga para inaugurar una pasarela peatonal, garantizó que las restricciones que se decidirán hoy serán “rigurosas” y contarán con el aval científico de los expertos. Entre las llamadas de la oposición, concretamente del PSOE, a tomar medidas “valientes”, Moreno aludió a un acuerdo entre las administraciones para hacer “todo lo que tengamos que hacer y todo lo que podamos hacer” para evitar que la pandemia siga propagándose.

Más allá de las decisiones de su Gobierno, Moreno insistió en la necesidad de la colaboración ciudadana en la actual situación y la población “se tome en serio su responsabilidad” para parar la expansión del virus: “Que se den cuenta de que, a veces, hay más peligro en el salón de su casa que transitando en estos parajes”, en referencia a la senda litoral de Málaga, donde se sitúa la infraestructura que inauguró ayer.

Los expertos coinciden con el jefe del Ejecutivo en la necesidad de tener cuidado en el ámbito doméstico familiar, sobre todo si las reuniones tienen lugar en espacios cerrados. “Probablemente, sean las zonas más inseguras” al relajarse las medidas de protección, estimó Moreno, quien recalcó que la salud está “por encima de cualquier otra cosa”. “Mientras no haya vacuna, un tratamiento eficaz, tenemos que buscar la fórmula de convivir con la pandemia”, zanjó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios