CASO INVERCARIA

La Junta se persona por Vallejo para apartar a Alaya del caso Invercaria

  • El tribunal ofrecerá el lunes a los otros cinco acusados adherirse a la recusación

  • Alaya será la primera en decidir si debe apartarse

Francisco Vallejo, exconsejero de Innovaciñon Francisco Vallejo, exconsejero de Innovaciñon

Francisco Vallejo, exconsejero de Innovaciñon / M. G.

Comentarios 4

La Junta de Andalucía se ha personado como defensa del ex consejero andaluz de Innovación Francisco Vallejo para recusar a la juez Mercedes Alaya, a quien pretende inhabilitar para juzgarle en la macrocausa de Servivation, una de las derivadas del caso Invercaria.

Alaya, ahora magistrada de la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla, ha sido designada ponente del juicio que sentará en el banquillo a Vallejo -para quien la Fiscalía pide seis años de cárcel- y otros cinco acusados por el préstamo participativo otorgado en 2008 a Servivation, una empresa del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) en Málaga.

La semana pasada Vallejo presentó un escrito recusando a Alaya porque cree que la magistrada  “ya ha prejuzgado” el caso y tiene una opinión formada sobre los altos cargos procesados en las distintas macrocausas que se están instruyendo, según se deduce de sus últimas declaraciones públicas.

En un primer momento la Sección Séptima no admitió a trámite la recusación porque estaba hecha a título personal y requirió al ex consejero para que, en el plazo de diez días, “subsanase el defecto observado” y se personase con abogado, procurador y mediante el poder notarial necesario  para este tipo de pleitos.

Ahora, los letrados de la Junta de Andalucía se han personado en su nombre y han aportado el necesario poder notarial. La Junta de Andalucía está autorizada a comparecer en los pleitos sin procurador.

En su escrito, Vallejo aportó fotocopia de noticias de prensa con las manifestaciones de Mercedes Alaya, lo que a su juicio demuestra que “ha prejuzgado” la causa y tiene una idea preconcebida de cual debe ser su resultado, con independencia del juicio oral.

Alaya, como magistrada de la Audiencia, fue designada ponente de este sumario de Invercaria que investigó el juez de Instrucción número 16, Juan Gutiérrez Casillas. Aunque formará tribunal con otros dos magistrados, ella será la encargada de redactar la futura sentencia y la que ordenará el proceso.

En caso de que se acepte la recusación, la Sección Séptima de la Audiencia se verá obligada a constituir un nuevo tribunal de tres magistrados pero sin Alaya, que además podría quedar excluida de otras causas derivadas del caso Invercaria. 

La Sección Séptima notificará el lunes a la Fiscalía y a los abogados de los otros cinco acusados el texto de la recusación para que informen si se adhieren. A continuación será la propia magistrada quien se pronuncie sobre su aceptación. En caso de que rechace apartarse del caso, la recusación será turnada a un magistrado de la Audiencia como instructor, según un turno establecido al efecto, y  otra sala emitirá la resolución definitiva.

Además del ex consejero, en esta causa están procesados el ex presidente de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo, así como el presidente del consejo de administración de Servivation, Jesús María Macías Castellanos; Luis Fernando Martínez García, representante de Centro de Tecnología de las Comunicaciones; Bienvenido Martínez Martínez, vocal del consejo de Invercaria; y Francisco José Barrionuevo Canto, representante de Novasoft.

La Fiscalía Anticorrupción solicita una condena de seis años de prisión y otros diez años de inhabilitación para Francisco Vallejo y el resto de procesados por los delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos. El juez les impuso una fianza de 1.180.000 euros.

Servivation se constituyó el 18 de julio de 2008 en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) en Málaga, siendo sus socios entidades como Sadiel, Centro de Tecnología de las Comunicaciones, Novasoft e Isofotón. En el plan de negocio aportado a Invercaria, la creación de la mercantil respondía a la "necesidad de dar salida laboral a los trabajadores de la extinta Vitelcom, contratando Servivation a 114 trabajadores de la misma" y contaba con la eventual adjudicación de varios contratos de la Junta.

El entonces presidente de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo, "conocedor de las dificultades de la empresa y de la imposibilidad del pago de préstamos e intereses, ofreció a los promotores novar el préstamo concedido para que no hicieran frente a sus intereses", algo que fue una "decisión unilateral" de Pérez-Sauquillo. El 15 de mayo de 2012, Servivation se declaró en concurso de acreedores y actualmente está en fase de liquidación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios