Algeciras

El turno de oficio pide recursos para atender a los extranjeros

  • Los letrados del partido judicial denuncian que se hallan desbordados

  • Están entre los peores pagados de Andalucía

Los abogados en turno de oficio, concentrados a las puertas del Palacio de Justicia de Algeciras. Los abogados en turno de oficio, concentrados a las puertas del Palacio de Justicia de Algeciras.

Los abogados en turno de oficio, concentrados a las puertas del Palacio de Justicia de Algeciras. / jorge del águila

"¡basta ya! Los abogados de oficio decimos que hasta aquí hemos llegado". Ese es el mensaje que los letrados en turno de oficio clamaron ayer a las puertas del Palacio de Justicia de Algeciras en el Día Mundial de la Asistencia Jurídica Gratuita. Las remuneraciones que perciben de la Junta de Andalucía por la asistencia jurídica se encuentran entre las peores pagados de la región mientras que los letrados algecireños se encuentran con una de las situaciones más difíciles ante la afluencia de extranjeros en situación irregular.

El repunte de la llegada de migrantes a las costas europeas ha saturado a los colegiados de Algeciras. Tan solo un centenar de abogados prestan servicio en asuntos de extranjería, pese a que hay jornadas en las que la llegada de migrantes a los puertos de Algeciras y Tarifa duplica el número de personal disponible. El problema no solo queda ahí. Ante la carga de trabajo a la que hacen frente, la mayoría ejerce la defensa de varias personas extranjeras en situación irregular mientras que asisten a un ciudadano en el Juzgado de Instrucción.

Para muestra, un botón. Jesús Trujillo es el colegiado 4.008 del Colegio de Abogados de Cádiz. El pasado sábado se encontraba en Sevilla disfrutando de una jornada de descanso en compañía de su familia y amigos. Sonó el teléfono. Entonces Trujillo disponía de tres horas para presentarse en el pabellón La Marina de Tarifa, pese a no estar de guardia ese día.

"Hacemos muchísimas cosas gratis por empatía con el asistido, pero eso no puede ser. La solución pasa por que se establezca una buena remuneración y se diseñe un turno exclusivo para extranjería. Además, tan solo 5 personas no pueden componer un turno de guardia un fin de semana que arriban en nuestras costas más de un centenar de personas. No salen las cuentas. A ello habría que añadirle cuestiones sociales como que se trate con el debido respeto al letrado de oficio", añade Trujillo. "Los abogados de oficio de Algeciras no solo exigimos el respeto que merecemos, sino que estamos dispuestos a llevar a cabo las acciones que sean necesarias para dignificar nuestra labor". Es esa la principal demanda de un colectivo que cobra por recurso 56 euros y 37 por cada uno de ellos en el caso de que fueran varios.

El decano del Colegio de Abogados de Cádiz, Pascual Valiente, recordaba ayer desde la capital que 800 letrados en las nóminas del turno de oficio se ocuparon el pasado año de 32.850 procedimientos. Un 11% de esos procedimientos tuvo origen en la defensa de ciudadanos extranjeros. A ello se suma la asistencia en el turno de guardia a 6.170 ciudadanos extranjeros, de un total de 24.000 asistencias.

Valiente explicó ayer que "se está garantizando la asistencia letrada al cien por cien" a los migrantes. "Lo que nos gustaría", dijo", "es tener los medios adecuados para poder ejercer nuestro trabajo en mejores condiciones". Para los abogados es "fundamental" tener una entrevista reservada con los inmigrantes, con intérprete, con el fin de conocer muchas de las vicisitudes que son necesarias para poder ejercer el derecho de defensa, comentó el decano. Por ejemplo, con las víctimas de trata. "Para eso", señaló Valiente, "hay que hacer una entrevista reservada con la señora sin que estén delante todos los demás. Para que la señora nos pueda decir si efectivamente ha venido libremente o si ha venido libremente pero tiene que proceder a pagar su viaje ejerciendo la prostitución. Hay que detectar situaciones en las que pueda haber menores, personas enfermas...".

Todo ese exige que el abogado pueda hacer una entrevista, preguntar, indagar. El Colegio de Abogados tiene un protocolo. Los migrantes reciben un impreso en el que se les explica en qué consiste el trabajo del letrado y cuál es el interés de esas preguntas que les va a hacer. Es un impreso en cuatro idiomas: español, francés, árabe e inglés.

"Pero desgraciadamente", comentó ayer Pascual Valiente, "la situación actual es que nos encontramos algunos días con centenares de inmigrantes sin espacio suficiente, que además necesitan no sólo una protección jurídica sino una protección física porque vienen en situaciones muy desvalidas, en una situación muy traumática, aunque amparados por la Cruz Roja y otras organizaciones. Ahí la abogacía realiza una labor no sólo jurídica sino también humanitaria. La situación actual exige medios adecuados a las previsiones reales de entrada de ciudadanos extranjeros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios