Juan José Téllez se despide de la dirección del CAL "Ha sido un periodo apasionante. Ni un solo segundo de melancolía y a reinventarme"

  • Juan José Téllez se despide con una carta en su perfil de Facebook como director del Centro Andaluz de las Letras

Juan José Téllez, en el parque María Cristina de Algeciras Juan José Téllez, en el parque María Cristina de Algeciras

Juan José Téllez, en el parque María Cristina de Algeciras / Jorge del Águila

Juan José Téllez se ha despedido con una carta en su perfil de Facebook como director del Centro Andaluz de las Letras, puesto del que fue destituido este martes. Esta es su carta de despedida:

"Ayer fui destituido como director del Centro Andaluz de las Letras, puesto al que accedí mediante concurso público en 2018 para ejecutar un proyecto concreto durante cuatro años, de los que sólo he podido afrontar dos. Con anterioridad y por contrato mercantil sin concurrencia pública, ejercí durante otros cuatro años como director de programación y contenidos de esa misma entidad pública, dependiente de la Agencia de Instituciones Culturales.

Entre una y otra etapa, medio año sin relación directa con ese organismo. Por encima de las fechas y de los datos, está la encarnadura de quienes hacen posible que exista una casa andaluza para quienes escriben, quienes leen, quienes comparten palabras o las editan, para las librerías que se sueñan almacenes de aventuras. La encarnadura de todo ello es la gente que trabaja a bordo, en la sede de Málaga y en Sevilla, pero también me refiero a los técnicos de cada una de las provincias, islas de complicidad que a menudo bailan con lobos. Os quiero. Gracias a todo ese equipo y a quienes lo dejaron por distintos motivos. Me reconfortan las muestras de cariño que estoy recibiendo tras que hayan rescindido mi contrato.

Pero ni una pizca del mérito que muchos me están atribuyendo como gestor hubiera sido posible sin ellos y sin ellas. Es fácil sacar pecho y pompa vana cuando alguien accede a una responsabilidad pública, pero es muy difícil saber despedirse de la misma. Espero hacerlo bien: ha sido un periodo apasionante pero ha concluido. Ni un solo segundo de melancolía y a reinventarme.

Quiero desear suerte a quien me sustituya y a los actuales responsables de la Agencia y de la Consejería. De sus buenas artes, y nunca mejor dicho, dependen numerosos sectores de la industria cultural, aunque la cultura, por fortuna, no sólo sea negocio. En sus manos, también el futuro laboral de cientos de personas al servicio de los contribuyentes. Tengan cuidado, por favor. Todo ello es material frágil".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios