Algeciras

Otros dos posibles casos de bebés robados señalan al antiguo hospital de la Caridad

  • Los médicos trasladan a uno de los niños hasta La Línea, donde lo declaran muerto

Comentarios 1

Otros dos nuevos casos de posibles bebés robados en Algeciras se suman a los ya publicados ayer por este periódico y colocan el punto de mira en el antiguo hospital de la Caridad. Las familias de ambos niños, nacidos en este centro médico en plena dictadura franquista, se encuentran actualmente recopilando también la información necesaria en los registros públicos para presentar posteriormente las correspondientes denuncias e iniciar sendos procesos judiciales.

El suceso más cercano en el tiempo aconteció en febrero de 1975, cuando J. C. C. dio a luz a un varón en el hospital algecireño. Según explicó a este diario la hermana del bebé, Juana Mari, el pequeño nació en perfecto estado de salud. "Al niño lo limpian, lo visten y lo dejan con mi madre. A los 15 minutos entra una monja acompañada por otra persona, que creemos que era una señora de la limpieza. Entonces, ellas dicen que tienen que llevárselo porque el recién nacido presenta problemas respiratorios, ya que supuestamente había tragado porquería durante el alumbramiento", relató Juana, quien incidió en que es cierto que el parto había sido largo y que el niño estaba un poco rojo. "Pero nadie de la familia notó que le costará respirar", apostilló.

Según la versión de los progenitores, las dos mujeres le comunicaron en ese momento a la familia que tenían que trasladar al pequeño al hospital de La Línea. "Porque, según nos dijeron, no había en La Caridad ningún pediatra que quisiera hacerse cargo del lavado de estómago que había que hacerle al niño", añadió Juana Mari. Una ambulancia, en la que también iba la tía del recién nacido, llevó al bebé hasta el centro médico de La Línea de la Concepción. "Allí, ya informaron a mi padre de que su hijo había muerto", destacó la hermana, quien indicó que su progenitor (ya fallecido) insistió en que quería ver al pequeño. "Le mostraron a una criaturita totalmente envuelta. Él siempre habló que fue como ver una momia. Evidentemente, no pudo reconocerlo", continuó Juana Mari.

Al igual que en otros casos similares, los sanitarios le comentaron a la familia que el hospital se encargaría del entierro y correría con todos los gastos. "Nunca nos dijeron las causas de la muerte, ni nos entregaron ningún papel. No tenemos ni certificado de nacimiento, ni de defunción; ni siquiera un escrito en el que ponga que ese día se produjo un parto", reveló la hermana, que desconoce donde se depositó el cuerpo del varón. La familia ya empezó a recopilar información y solicitar documento en los registros; con el objetivo de saber si cuentan con las suficientes pruebas para iniciar un proceso judicial.

El segundo caso se remonta ya a 1969. En dicho año, R. R. da a luz también en el antiguo hospital de la Caridad a un niño que, en un principio y según la versión de la familia, no presentaba ningún problema de salud. Tras dejarlo un tiempo con la madre, los sanitarios se llevan al bebé y comunican después a los padres que éste había fallecido. Según explicaron a este periódico, el hospital no les enseñó el cuerpo ni informó nunca a los progenitores de las causas de la muerte. Los médicos tampoco les facilitaron ningún tipo de documento que incluyera los datos relativos al parto o al nacimiento del pequeño.  "Ahora vamos a solicitar el legajo de aborto y acudiremos a los registros en busca de más información. Queremos dar los pasos oportunos para acudir después a la Justicia", comentó A. L., el sobrino del bebé supuestamente robado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios