Servicios

La plantilla de Trasmediterránea protesta este lunes en Algeciras por el retraso en sus nóminas

  • Los trabajadores lamentan la incertidumbre sobre su futuro ante la delicada situación de la compañía

  • CCOO apoya las protestas

Un buque de Trasmediterránea. Un buque de Trasmediterránea.

Un buque de Trasmediterránea.

Los trabajadores de la naviera Trasmediterránea en Algeciras tienen previsto protestar este lunes por el retraso en el abono de sus nóminas y ante la incertidumbre sobre el futuro de la empresa, inmersa en una crisis financiera agravada por la pandemia de la Covid-19.

La concentración, con el respaldo del sindicato Comisiones Obreras, será a las puertas de la Estación Marítima del Puerto de Algeciras a las 11:00.

“Compartimos la preocupación de la plantilla por la situación actual y por la incertidumbre de futuro”, ha apuntado secretario comarcal de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, Miguel Alberto Díaz.

Crisis en la naviera

La Naviera Armas, el grupo naviero propietario de Trasmediterránea, acudió el pasado noviembre a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para solicitar su rescate a través de una inyección de fondos públicos, según confirmaron entonces a Efe fuentes empresariales.

A comienzos de aquel mes, la compañía canaria ya confirmó que estaba trabajando en un plan de restructuración de la deuda que mantiene con sus acreedores, y desmintió que se encontrara en situación de quiebra.

En declaraciones a Efe su director de Relaciones Institucionales, Paulino Rivero, explicó que, al igual que otras empresas vinculadas a sectores estratégicos como el del transporte, estaban trabajando en un plan de restructuración de deuda para hacer frente a sus compromisos y poder superar la situación adversa provocada por la pandemia de coronavirus.

El Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, gestionado por SEPI y dotado con 10.000 millones de euros, está concebido para dar un balón de oxígeno a empresas de valor estratégico para la economía española que antes de la pandemia fueran rentables y que a causa de ella hayan visto comprometida su viabilidad.

Tras una detallada evaluación por parte del consejo gestor del fondo -en el que están representados SEPI y los ministerios involucrados en el ámbito empresarial, económico y fiscal-, se inyectan recursos en las empresas que así lo hayan pedido a través de préstamos convencionales o participativos que han de ser devueltos, así como a través de otros instrumentos que se concretan según cada caso.

Los responsables del fondo estudian ahora la petición de ayuda de Naviera Armas, cuyo importe no ha sido difundido, aunque las citadas fuentes apuntan a que supera los 100 millones de euros. La cuantía final y los términos del rescate dependerán de la evaluación que se haga de la situación real de la empresa, que también ha presentado al consejo gestor un plan de viabilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios