Observatorio de La Trocha

Imágenes de advocaciones marianas de gloria de Algeciras (I)

  • Algeciras cuenta con una amplia imaginería mariana que representa a diversas advocaciones de gloria de Nuestra Señora la Virgen María, Madre de Jesús

Nuestra Señora del Pilar.

Nuestra Señora del Pilar.

Algeciras cuenta con una amplia imaginería mariana que representa a diversas advocaciones de gloria de Nuestra Señora la Virgen María, Madre de Jesús.

En la iglesia de Nuestra Señora del Carmen encontramos las imágenes de tres advocaciones de María. En el pórtico del atrio, sobre un pedestal, se halla la imagen de Nuestra Señora de Lourdes (se podría españolizar en nombre en “Lurdes”, al igual que se hizo con “Louis”, en “Luis”). Esta imagen de bronce se hallaba en los jardines exteriores, al lado derecho, al pie de la torre.

Esta advocación mariana hace referencia a la aparición de la Virgen María a la adolescente Bernadette Soubirous a las afueras de la población de Lourdes, cerca de los Pirineos franceses, en el año 1858. En 1862 el papa Pío IX autorizó su veneración. Ya dentro del mismo templo, según se entra a mano derecha, en una hornacina junto al baptisterio se venera la diminuta imagen de Nuestra Señora del Pilar, sobre el pilar que le da nombre.

Esta advocación mariana nace del hecho de que, en el año 40 de nuestra era, según la tradición, se apareció al apóstol San Jacobo (Santiago) en la ciudad hispanorromana de Caesaraugusta, hoy Zaragoza, la Virgen María en carne mortal antes de su asunción a los Cielos. Como testimonio de esta aparición milagrosa quedó un pilar o columna de jaspe. La Virgen del Pilar es patrona de la Guardia Civil y de la Hispanidad.

Nuestra Señora del Carmen. Nuestra Señora del Carmen.

Nuestra Señora del Carmen.

El altar de la capilla de la derecha está presidido por la imagen de Nuestra Señora del Carmen, tallada en los años cuarenta del siglo XX. Sustituye a la antigua del siglo XVIII destruida en 1931.

Esta advocación hace referencia a Santa María del Monte Carmelo, lugar de Tierra Santa cercano a Haifa, donde acudían ya peregrinos cristianos en el siglo XII. Las palabras “Carmelo” o “Carmen” derivan del término hebreo “Karmel” o “Al- karem”, que significan “Jardín de Dios”. A la Virgen del Carmen se la llama también “Stella Maris”; es decir, “Estrella del Mar” (es incorrecta la traducción de “Estrella de los Mares”); apelativo referido a la Virgen desde el siglo IX. Es patrona de los marineros o marinos.

La relación de la Virgen del Carmen con el mar, los marineros y los navegantes proviene de la diosa egipcia Isis. El culto a esta deidad estaba profundamente arraigado en el Imperio romano, sobre todo en su parte oriental. Es esta la divinidad pagana que más influencia tuvo, junto a la del dios Mitra, en el primitivo cristianismo. A la diosa Isis se la vinculó con el mar durante la época grecorromana, pues se la consideró protectora de los navegantes y era portada sobre una barca en procesión. La advocación de Ntra. Sra. del Carmelo asumió esta condición dentro del sincretismo de los primeros siglos del naciente cristianismo. El apelativo de “Estrella del Mar” también lo recibían otras diosas como Astarté o Istar. El cristianismo cristianizó cultos paganos, como haría mil quinientos años después en América.

Nuestra Señora de la Palma. Nuestra Señora de la Palma.

Nuestra Señora de la Palma.

Otras imágenes de esta advocación mariana se encuentran en varias iglesias algecireñas: San Pedro y San Francisco Javier (barriada de Pescadores), capilla de San Antón, parroquia del Corpus Christi (barriada de la Cuesta del Rayo), iglesia de Nuestra Señora de la Palma, parroquia de San Miguel (barriada de la Granja), en la iglesia de Nuestra Señora de los Milagros (barriada de El Rinconcillo) o en la iglesia de Santa María Micaela. En la iglesia de Nuestra Señora de El Saladillo se encuentra otra imagen de esta advocación, que ha experimentado varios cambios: Primero se consagró como Nuestra Señora de la Palma, después representó a Nuestra Señora de El Saladillo; de nuevo se bautizó como Nuestra Señora de la Palma y ahora, a partir de 2023 se ha consagrado como Nuestra Señora del Carmen.

A la iglesia de Santa María Micaela es llevada cada año en el mes de mayo desde su santuario en la cuesta del Sagrado Corazón, conocido popularmente como la “capelina”, la imagen de Nuestra Señora de Fátima, que data de los años sesenta del pasado siglo.

En 1917, año del estallido de la Revolución rusa, que acabó con el imperio zarista y con la propia vida del zar Nicolás II, la Virgen María se aparece a tres pastorcillos: Lucía dos Santos, Jacinta y Francisco Marto en la aldea de Cova da Iria, cerca de la población de Fátima (Portugal). A partir de aquel hecho milagroso se extiende la devoción a la Virgen bajo la advocación de Fátima. Otras imágenes de esta advocación se encuentran en la capilla de Nuestra Señora Europa o en la iglesia de Nuestra Señora del Carmen.

Nuestra Señora de Fátima. Nuestra Señora de Fátima.

Nuestra Señora de Fátima.

En la parroquia de San Isidro-María Auxiliadora, perteneciente a la orden de los salesianos, se venera en una hornacina del altar mayor, desde principios del presente siglo, la imagen de María Auxiliadora. Antiguamente se hallaba en el vestíbulo de acceso al colegio. Fue coronada canónicamente por el obispo de Cádiz y Ceuta en 2017. Presidía el altar de la antigua iglesia de los años sesenta; en la nueva, que data de 1973, quedó entronizada, en la capilla de la izquierda, una moderna imagen de la Virgen, de medianas proporciones, de rostro más aniñado, la cual actualmente se venera en la capilla de San Isidro.

En la iglesia de Nuestra Señora de la Palma se venera otra imagen de María Auxiliadora, que estuvo en el altar mayor en los años cuarenta y cincuenta del siglo XX. Luego pasó al altar de la capilla donde actualmente se halla la imagen de Jesús Nazareno. Actualmente se encuentra en una hornacina de la pared derecha de la capilla del Sagrario.

La advocación o título de María Auxiliadora es antiquísimo, pues ya San Juan Crisóstomo, obispo de Constantinopla, en el siglo IV se refería a la Virgen como “Auxilium Christianorum” (Auxilio de los Cristianos). Esta advocación cobró fuerza en el siglo XVI, con el papa Pío V y fue popularizada en el siglo XIX por San Juan Bosco, Fundador de la orden salesiana, de la que es su patrona.

María Auxiliadora. María Auxiliadora.

María Auxiliadora.

En la capilla santuario de Nuestra Señora del Rosario de Europa se encuentra en la hornacina de su altar mayor la imagen sedente de la Virgen de Europa, de pequeñas proporciones. Esta advocación nos lleva a Gibraltar, donde se halla la imagen original. Aquella imagen fue traída por los gibraltareños tras la invasión angloholandesa que destruyó su santuario a las ruinas de la Algeciras medieval y se colocó en una pequeña ermita situada en terrenos del cortijo de la familia Varela. Sobre esta antigua iglesia se edificó en 1769 la actual capilla, tan querida por los algecireños. En 1864 los gibraltareños católicos exigieron que se les entregara esta Imagen de la Virgen de Europa, que es la que actualmente se encuentra en su santuario situado al sur del Peñón. Algo que nunca se debió hacer porque esta imagen pertenecía a los católicos españoles, no a los yanitos. En los años cuarenta del pasado siglo se talló la que hoy preside el altar, de mayores proporciones que la original.

En la iglesia de Nuestra Señora de la Palma se encuentra en la hornacina del retablo de su capilla del sagrario la imagen dieciochesca de la alegoría de la Inmaculada Concepción, “sine labe concepta”, que proviene de la desaparecida iglesia de Ntra. Sra. de la Merced. Otras imágenes de la Inmaculada se encuentran en la capilla de San Antón, en la capilla de Ntra. Sra. de Europa, en la iglesia de Ntra. Sra. del Carmen, en la iglesia de María Auxiliadora, en la capilla de San Isidro y en la iglesia de Ntra. Sra. de los Milagros. Esta imagen hace referencia al milagroso hecho de la concepción sin pecado original de la Madre de Jesús.

Nuestra Señora de Europa. Nuestra Señora de Europa.

Nuestra Señora de Europa.

El dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen María fue establecido por bula papal del pontífice Pío IX en 1854. Pero ya España desde la época visigoda fue fiel a esta creencia en la concepción sin mancha de la Virgen María, cuya devoción se acrecentó a partir del siglo XVI. El papa Clemente XIII la nombró patrona de España en el siglo XVIII. Hay creyentes que confunden la inmaculada concepción de la Virgen con su virginidad a la hora de concebir a Jesús.

En la iglesia del Corpus Christi se encuentra el simpecado de la Virgen del Rocío, con la imagen labrada en plata en un bajorrelieve. Fuera del templo, en la explanada que antecede al atrio, se levanta sobre un pedestal una pequeña imagen de esta advocación mariana. También recibe los sobrenombres de “La Reina de las Marismas” y de la “Blanca Paloma”, pues su fiesta se celebra el día de Pentecostés, efeméride que conmemora la manifestación del Espíritu Santo, en forma de paloma, a los doce apóstoles en el cenáculo.

Juan Carlos Martín Matilla. Licenciado en Filología, vocal de Patrimonio de la Asociación Cultural La Trocha. Consejero de número del Instituto de Estudios Campogibraltareños y miembro de su Sección 2ª (Arqueología, Etnología, Patrimonio y Arquitectura).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios