Algeciras

Un grafiti algecireño en homenaje a la lucha de los sanitarios frente al coronavirus

  • El rostro de una trabajadora de la sanidad con una flor blanca en las manos sirve a Shac para rendir tributo a los “héroes anónimos” a los pies del hospital Punta de Europa 

Shac, junto a su grafiti en la carretera de Getares. Shac, junto a su grafiti en la carretera de Getares.

Shac, junto a su grafiti en la carretera de Getares. / M.C.I.C.

En esos ojos que miran con fijeza hacia el hospital Punta de Europa no hay rastro de miedo. Lanzan una mirada valiente, limpia, y el que los ve, se llena de esperanza. Esos ojos que miran sin pestañear hacia donde se libra la batalla más cruenta contra el coronavirus son los de cualquier sanitaria que desde hace casi un año sube la cuesta hacia el centro hospitalario de Algeciras sin saber lo que se va a encontrar. Los ojos, quizá ya los haya visto, han aparecido hace unos días en el muro exterior de una casa en la carretera de Getares. No se apartan de la avenida del hospital desde entonces. Y no lo harán.

Los ojos son parte de un grafiti de homenaje a todos los trabajadores de la sanidad en estos tiempos en los que conviene darles las gracias. Lo ha realizado un artista callejero que prefiere guardar su nombre real en el anonimato porque, explica, lo importante es la obra, no el autor.

Shac, que así firma este algecireño, ha dibujado el rostro de una sanitaria que parece estar ofreciendo al que la observa una flor blanca. Es imposible pasar a su lado y no fijarse en el rostro cubierto por un gorro y una mascarilla, con mandan los tiempos.

Arriba a la derecha, Shac ha estampado un logotipo. La S de Superman, dentro de un corazón, que da sentido al título de la obra: héroes anónimos. El conjunto está dibujado con spray, la mayor parte, y algo de pintura plástica. El sábado ya estaba terminado.

Shac es de Algeciras, aunque no reside aquí, y está no es su primera obra. Habrán visto el enorme pájaro que hace un tiempo dibujó en un edificio situado en un descampado junto a la estación ferroviaria. Afirma que no es muy amigo de los homenajes y que, en cualquier caso siempre se lo haría a alguien en vida. Él tiene sanitarios conocidos y entre su familia, pero duda cuándo se le pregunta por la motivación. Simplemente entendió que necesitaba realizar este reconocimiento porque “todos ellos se lo merecen por el gran esfuerzo que están realizando frente a la pandemia”.

Cuando Shac estaba haciendo el grafiti, dentro del Punta de Europa había 90 personas ingresadas en planta con coronavirus y 14, en la Unidad de Cuidados Intensivos. La presión hospitalaria fue mucho más intensa hace unas semanas, pero no ha acabado. La costumbre de aplaudirles cada día a las ocho se ha desvanecido. Este homenaje de Shac tardará mucho más en desaparecer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios