Algeciras

Los estanqueros confían en la lucha de las autoridades contra el contrabando

  • El colectivo responde a la denuncia que realizó la Asociación Histórica Kiosquera

Comentarios 7

Ante la denuncia de la Asociación Histórica Kiosquera, que afirmó esta semana en este diario que está siendo objeto de inspecciones por parte de Aduanas y que los estancos también deberían ser registrados debido a que venden productos no autorizados, la Asociación de Estanqueros de Cádiz, secundada por la Unión de Asociaciones de Estanqueros de España, apeló ayer al buen hacer de las autoridades competentes, y a la colaboración ciudadana, incluyendo tanto a los estanqueros como a los quiosqueros.

Unos días después de que se haya publicado el informe de 2010 la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF), en el que cifra en 10 billones de euros el coste del contrabando de tabaco en los países de la Unión Europea y apunta que sus efectos son imposibles de revertir, porque solo se recupera un 0,6% de los impuestos no pagados, los ciudadanos deberían unirse para combatir esta lacra y dejar que las autoridades competentes realicen las inspecciones que consideren oportunas.

Ante la directa acusación por parte de la Asociación Histórica quiosquera algecireña, la Asociación de Estanqueros de Cádiz y la Unión de Asociaciones de Estanqueros de España, afirman que "confían plenamente en el trabajo de las autoridades y que la venta de tabaco de contrabando constituye una ilegalidad en cualquier sitio donde se comercialice" y recuerda que "los estanqueros somos concesionarios administrativos del Estado y recaudadores de impuestos de todos los productos que se venden en nuestros establecimientos".

Según indicó hace poco el comandante de la Guardia Civil Luis Martín Velasco: "Es necesario concienciar a nuestra sociedad de que estafar al Estado supone estafarnos a todos, a nosotros mismos, y a nuestras familias. La misión de todos es erradicar el contrabando de tabaco, por lo que todos deberíamos estar unidos ante este fenómeno". Además, los estanqueros insistieron en que no hay que olvidar que el tabaco de contrabando carece de cualquier control sanitario y que se han encontrado sustancias muy nocivas en los cigarrillos ilegales con el consiguiente riesgo para los consumidores.

Los quiosqueros declararon esta semana la guerra contra los estanqueros. El sector denunció que está siendo objeto de inspecciones, con las correspondientes sanciones, por parte de Aduanas por la venta ilegal de tabaco en sus establecimientos. Los quiosqueros afirmaron que los registros son consecuencia de las denuncias de los estanqueros. Por ello, reclaman que los estancos sean también objeto de registros ya que, dijeron, venden productos para los que no están autorizados. La Asociación Institución Histórica Kiosquera, que preside Eloy Gómez, distribuye un manifiesto en el que piden a las autoridades "que registren a los estancos por la venta de productos para los que no estén autorizados por el Comisionado para el Mercado de Tabacos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios