Algeciras

La otra cara del coronavirus: 300 consultas al día en los Servicios Sociales de Algeciras

  • La Delegación de Bienestar Social de Algeciras reparte hasta 200 ayudas familiares de urgencia al día y otro millar de transferencias periódicas al mes

  • El Consistorio ha habilitado ya casi 160.000 euros para actuaciones de emergencia relacionadas con la crisis sanitaria

Ventanilla de atención en servicios sociales del Ayuntamiento de Algeciras Ventanilla de atención en servicios sociales del Ayuntamiento de Algeciras

Ventanilla de atención en servicios sociales del Ayuntamiento de Algeciras / Erasmo Fenoy

María no se había planteado nunca acudir a los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Algeciras. Con su trabajo como peluquera a domicilio ganaba un montante mensual que junto al sueldo de su marido era suficiente para vivir, si no con holgura, sí sin tener que preocuparse por no tener con qué pagar las facturas básicas. Llegar a final de mes con lo justo, pero llegar. Pero esa normalidad se quebró el 14 de marzo. La declaración del estado de alarma y el confinamiento obligado la dejó sin ingresos y a su pareja en un expediente de regulación de empleo por tramitar. Con las facturas en la mesa y sin ingreso alguno a la espera de que llegase el paro ha acabado por recurrir al Consistorio algecireño en busca de orientación y ayuda ante una coyuntura en la que no se imaginaba estar. Una situación de emergencia en la que se encuentran cientos de familias en Algeciras que está haciendo crecer a un ritmo inusitado el número de peticiones de ayuda.

El caso de María (nombre ficticio) es el de muchas personas que trabajaban hasta ahora en la economía sumergida. Limpiadoras del hogar, cuidadores de niños y ancianos, trabajadores de peluquería y estética a domicilio o en sus domicilios se han quedado sin posibilidad de trabajar y sin prestación alguna. También se ha quedado paralizada la actividad ligada a la itinerancia, como los puestos de mercadillo y de otras mercancías. Y según los últimos datos del Servicio Público de Empleo Estatal, el número de parados creció un 11,67% en marzo, 1.665 personas engrosaron las listas del paro de Algeciras ese mes. A ellos habrá que sumar los integrados en los expedientes de regulación de empleo que se están tramitando todavía: la Junta de Andalucía está trabajando en 1.141 ERTE para 5.292 empleados en Algeciras.

Esas cifras están detrás del aumento de solicitudes de ayuda en el Ayuntamiento de Algeciras y del cambio en el perfil del solicitante. “Estamos viviendo una situación que ya vimos durante la crisis anterior, en la que ya cambió el perfil de los usuarios que nos llegaban. Pasamos de atender fundamentalmente a personas sin hogar y migrantes, gente en exclusión social durante años, a otras que hasta entonces habían tenido una situación normalizada pero se vieron en situación de necesidad en un momento de su vida”, explica la teniente de alcalde de Igualdad y Bienestar Social, Paula Conesa. Ocurrió ya entonces, pero ahora no se ha producido gradualmente, sino de forma abrupta, y el departamento que dirige se ha tenido que reforzar a contrarreloj para hacer frente a las 300 consultas y peticiones de ayuda que están atendiendo diariamente.

Parte del equipo de Servicios Sociales en el Ayuntamiento de Algeciras Parte del equipo de Servicios Sociales en el Ayuntamiento de Algeciras

Parte del equipo de Servicios Sociales en el Ayuntamiento de Algeciras / Erasmo Fenoy

La atención se hace fundamentalmente de forma telefónica en horario de mañana (se han habilitado tres líneas atendidas por personal administrativo, con apoyo de asesoramiento social, psicológico y jurídico). Las consultas que llegan a diario son estudiadas y valoradas por los técnicos en ese mismo día o día siguiente. También sigue prestándose atención presencial en las oficinas de la calle Emilio Burgos, donde por turnos hay un equipo de técnicos de distintas disciplinas también en horario de mañana. De hecho, Servicios Sociales es uno de los escasos departamentos municipales con trabajo presencial durante el estado de alarma. Y el resto de trabajadores están en teletrabajo para sacar adelante un volumen de expedientes insólito: si habitualmente el listado de personas atendidas suele ser de unas 600, ahora se están acercando al millar. Para ello, se ha intentado agilizar la burocracia en la medida de lo posible.

La situación ha obligado a reforzar las ayudas económicas familiares puntuales y periódicas. Así, de las puntuales se están gestionando casi 200 al día y las transferencias bancarias se acercan al millar mensual. Los distintos tipos de ayudas tratan de cubrir todo tipo de situaciones, explica Paula Conesa: “Hay quien necesita dinero urgente para comer y se le da en mano. Antes esa ayuda era de unos 50 euros, ahora estamos dando unos 20 para una cesta de la compra” previa comprobación por los servicios sociales. En el caso de las transferencias bancarias, responden a otro tipo de necesidades básicas pero con menor urgencia: en situaciones normales, el pago de luz o agua (ahora se han suspendido los cortes), también compra de comida, ropa. Para el pago de la vivienda el Ayuntamiento colabora con la tramitación de las peticiones de ayuda a la Junta de Andalucía y tiene sus propias ayudas, que cubren un importe inferior.

Reparto de kits alimenticios para familias de Cruz Roja Reparto de kits alimenticios para familias de Cruz Roja

Reparto de kits alimenticios para familias de Cruz Roja / Erasmo Fenoy (Algeciras)

Aparte de ese apoyo directo, el Ayuntamiento de Algeciras trabaja en colaboración con las entidades sociales del municipio para derivar a los usuarios hacia el recurso que les pueda ayudar. Así, se ha derivado a la Fundación de Márgenes y Vínculos a 13 familias para facilitar una beca de alimentos, al igual que a la Asociación Cooperación Internacional y a la Asociación Adra y Esmar para apoyo de familias atendidas. Con Cruz Roja y La Caixa se está colaborando en un programa que reparte alimentos a más de 200 personas que están solas y familias vulnerables y también se ha realizado con la entidad bancaria un programa para facilitar recursos necesarios y urgentes a las residencias de mayores de la localidad.

Esa colaboración de colectivos y empresas, pero también particulares, se ha extendido en estos días, destaca Paula Conesa. Un ejemplo es el sistema alternativo de reparto de alimentos habilitado ante el cierre del comedor del Padre Cruceyra (sus voluntarios eran personas de elevada edad, y por tanto de riesgo); unas 150 personas reciben comidas diarias gracias a él. Este operativo cuenta con la colaboración de Cruz Roja y Protección Civil, que recogen y reparten el alimento de lunes a viernes, Cáritas, el Banco de Alimentos, la empresa Commanitas de comida a domicilio o Mercadona, que donan alimento y realizan diversas aportaciones. Y colabora de forma desinteresada el establecimiento La Pingana, ofreciéndose a preparar los menús cada día a estas personas.

Montaje del albergue de emergencia en El Saladillo Montaje del albergue de emergencia en El Saladillo

Montaje del albergue de emergencia en El Saladillo / Erasmo Fenoy (Algeciras)

Se ha ampliado también el servicio de comida a domicilio, se ha alojado a las personas sin hogar que así lo han solicitado en un hostal y se ha habilitado un albergue provisional para estas personas en el pabellón Andrés Mateo, con 30 plazas que casi se han llenado.

Estas actuaciones han requerido un refuerzo del presupuesto destinado a servicios sociales. Según detalla Conesa, desde el inicio de la pandemia se han aportado 160.000 euros extra de las arcas municipales para actuaciones de emergencia, 100.000 de ellos para ayudas sociales (también se ha destinado presupuesto a actuaciones de seguridad, higiene). A eso se sumarán los 421.112 euros que  corresponden a Algeciras del fondo social creado por el Gobierno, que aliviará a los ayuntamientos que hasta ahora están haciendo frente a la situación tirando de sus presupuestos y sus plantillas.

En el caso de los trabajadores municipales de Algeciras, son muchos los de otros departamentos que se han ofrecido a colaborar con asuntos sociales. También resulta inestimable el apoyo de colectivos, empresas y particulares. “Son muchas las personas y entidades que están ayudando o donando material, una vez más tenemos que sentirnos orgullosos de la solidaridad de los algecireños”, concluye la concejal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios