Algeciras

Una cafetería de Algeciras denuncia por acoso a tres policías locales

  • Los propietarios del establecimiento acusan a los agentes de acusarles falsamente y de amenazarles

Una cafetería de Algeciras denuncia por acoso a tres policías locales Una cafetería de Algeciras denuncia por acoso a tres policías locales

Una cafetería de Algeciras denuncia por acoso a tres policías locales

La restauración del Campo de Gibraltar no vive sus mejores momentos. A pesar de los esfuerzos por adaptarse a la situación sanitaria, muchos bares y restaurantes han tenido que echar el cierre debido al incremento de casos de Coronavirus en la comarca. Son muchos los hosteleros que se sienten olvidados durante la pandemia o los que denuncian sentirse vigilados en extremo por las autoridades.

En el caso de un conocido y concurrido bar-cafetería del centro de Algeciras, de la vigilancia se ha pasado a la persecución. Esta es la versión de uno de sus propietarios de establecimiento, que ha interpuesto una denuncia contra tres agentes de la Policía Local a los que acusa de amenazas.

Según consta en la denuncia presentada el pasado 11 de enero por la cafetería, a la que ha tenido acceso Europa Sur, los hechos sucedieron el pasado 31 de enero, cuando varios agentes conversaban con los dueños del local de un modo "tranquilo y educado".

Durante el transcurso de la conversación, y según el relato del denunciante, el hostelero comentó a los agentes su frustración con algunos de los clientes, ya que llevaban petacas escondidas y vertían alcohol en los refrescos a pesar de estar prohibido dispensar bebidas alcohólicas de seis a ocho de la tarde, tal y cómo establece la normativa.

Pasados unos veinte minutos, el denunciante notó que varios jóvenes tenían escondida una petaca, así que llamó a los agentes que seguían por la zona y estos procedieron a verificar que en la mesa de los jóvenes había bebidas con alcohol.

El problema sucedió cuando, para sorpresa del hostelero y siempre según su versión, una de las agentes de Policía le reclamó su documentación alegando que la responsabilidad del consumo de alcohol recaía sobre el establecimiento. 

Según el denunciante, la agente les acusó falsamente de haberse puesto de acuerdo con los jóvenes para evitar ser vistos por la Policía, aunque uno de ello lo negó en redondo y asumió personalmente la responsabilidad de que las bebidas tuvieran alcohol.

En la denuncia se asegura que la agente amenazó de forma reiterada de los dueños del bar por su negativa a identificarse mientras ella no lo hiciera. Dos de los agentes, según el mismo relato, se unieron al supuesto acoso e intimidación.

Un portavoz del Ayuntamiento de Algeciras ha explicado a esta redacción que el Consistorio tan solo tiene constancia del acta de intervención policial, no de la denuncia. Ha añadido que el gobierno local tiene plena confianza en los agentes de la Policía Local, con independencia de su respeto al derecho de cualquier de las personas a salvaguardar sus intereses de la forma que estime oportuna.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios