Algeciras

Vecinos critican a Urbanismo por las trabas para reconstruir el Escalinata

  • El presidente de la comunidad de propietarios cree que se podría incurrir en prevaricación si se sigue retrasando la licencia de derribo · Políticos y técnicos fueron denunciados por negar el estado de ruina

Comentarios 4

El presidente de la comunidad de propietarios del edificio Escalinata, Emilio García Romero, criticó ayer las trabas que está poniendo Urbanismo para conceder la licencia de derribo del inmueble, declarado en ruina urbanística en abril de 2007. Los vecinos presentaron la solicitud y el proyecto técnico el pasado mes de junio y desde entonces están a la espera de una resolución que les permita reconstruir el edificio. El concejal de Urbanismo, Diego Sánchez Rull, aseguró hace días a este diario que veía "complicado" dar el permiso por problemas técnicos, jurídicos y con algunos propietarios. Unos obstáculos que, según el presidente de la comunidad, están motivando que la concesión de la licencia se esté retrasando de "forma extraña".

"Si lo están haciendo a sabiendas de que están ocasionando un perjuicio, cuando existe una declaración de ruina urbanística firmada por el arquitecto municipal y refrendada por decreto de Alcaldía, se podría estar incurriendo en un delito de prevaricación", manifestó García Romero. El vecino afectado recordó que la comunidad ya interpuso una querella contra políticos y técnicos -entre ellos Tomás Herrera, Juan Antonio Palacios, José Ortega y el arquitecto Pacios- por prevaricación continuada cuando se negaron a declarar el estado de ruina y abogaban por realizar reparaciones en el edificio. La acción judicial, que luego se amplió al gerente de Nautagest, la empresa concesionaria del aparcamiento colindante cuyas obras causaron los daños en el edificio, sigue aún en los juzgados.

El presidente del Escalinata afirmó que demorar el derribo, aprobado por la comunidad y recurrido por dos propietarios que no asistieron a la asamblea, supone una "negligencia" debido al estado de deterioro que sufre el céntrico edificio.

García Romero consideró un disparate que el titular de Urbanismo alegue que la solicitud de licencia se haya presentado fuera de plazo; es decir, más de un año después de declararlo en ruina. Más aún cuando el Ayuntamiento tardó años en reconocer la envergadura de los daños que presentaba pese a contar con varios informes técnicos que los avalaban. "Qué pasa entonces, que no se puede hacer nada ahora en el edificio. Si estamos fuera de plazo para reconstruirlo también lo estaremos para repararlo. No tiene sentido. Además, si no es válida la solicitud, por qué ya ha pasado por varios departamentos hasta llegar hasta la Secretaría General", se preguntó García Romero.

El presidente de la comunidad recalcó que el proyecto elaborado por la firma de arquitectos Detecsa salva el escollo de las servidumbres y que, al hacerse el derribo de forma manual planta por planta, garantiza la seguridad de los edificios anexos. Los vecinos del Escalinata fueron desalojados de sus viviendas hace más de cinco años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios