Algeciras El Señor Martín

  • Una tertulia sobre Algeciras surge en el restaurante del algecireño Javier Rodríguez Tur, toda una referencia en Madrid

El grupo Al-Yazira, en el restaurante madrileño. El grupo Al-Yazira, en el restaurante madrileño.

El grupo Al-Yazira, en el restaurante madrileño. / E.S.

El Señor Martín es un restaurante que va camino de ser, en muy poco tiempo, una referencia gastronómica, es ya uno de los mejores lugares para comer pescados y mariscos de cuantos pagos puedan abarcarse con la imaginación. Para comprender los detalles habría que entrar en la biografía de su inventor, Javier Rodríguez Tur, algecireño de hondas raíces en cuya proximidad se activa casta y cuna. No voy a detenerme, más allá de lo cortés, en su biografía, en la que nos encontraríamos con una sólida formación universitaria, en el ámbito de la economía de empresa, la publicidad y el estudio de mercados. Además de una experiencia amplia en actividades relacionadas con esa formación.

El Señor Martín es una marca creada en 2009, inspirada en un pez de leyenda que no sólo disfruta de toda clase de bendiciones nutricionales y goza de las más variadas presentaciones, sino que asume denominaciones tales como la muy gaditana Gallopedro, la vasca Muxu Martín, la catalana Gall de Sant Pere o las gallegas, Martiño o Sanmartiño. Todas ellas derivadas del santoral, referidas a San Pedro o a San Martín porque cuentan que el apóstol lo sacó del agua con sus propias manos dejando la huella de su dedo anular en el lomo, y porque es el 11 de noviembre, día de San Martín, la mejor fecha para pescarlo y comerlo. San Martín de Tours es un santo de origen húngaro y formación italiana, muy querido en Francia, donde creó el primer monasterio que allá hubo, en los últimos años trescientos de nuestra Era. Aclamado como obispo en Tours, el nombre de esa ciudad quedó para siempre unido al suyo y éste aplicado al pez.

El chef Alfonso y su presa. El chef Alfonso y su presa.

El chef Alfonso y su presa. / E.S.

El Señor Martín es la culminación de un proyecto que ha pasado por intermedios notables. En el año 2009 se abrió una pescadería en el mercado madrileño de Chamberí, diseñada en negro para destacar y convertir en joya al pescado, que fue Premio INNOVA al mejor comercio de la Comunidad de Madrid, Premio AECOC a la pescadería más innovadora en el Congreso del Mar de Vigo y Mención de Honor de la Guía Metrópoli a la Mejor Tienda Gastronómica de Madrid. Tres años más tarde se instaló en el remozado Mercado de San Miguel, en el corazón del centro de Madrid, al costado de la Plaza Mayor, una expendeduría de pescado frito al estilo tradicional andaluz, que sigue activa. Poco después, a modo de transición y preludio del actual, se abrió un restaurante en la calle Mayor, inspirándose en los chiringuitos de postín de nuestras costas. Hace poco más de seis meses, en tiempos de feria en Algeciras, se inauguró El Señor Martín de la madrileña calle General Castaños, entre las plazas de Colón y de Alonso Martínez.

Comensales como los famosos cocineros Alberto Chicote o Ferrán Adriá se han dejado serlo en El Señor Martín y la lista de personajes populares de los diferentes entornos sociales, empieza a ser larga, densa y brillante. Ya en la calle Mayor, y suma y sigue ahora en el nuevo local que lo ha sustituido en General Castaños, se generó una tertulia, Al-Yazira, cuyo nexo determinante es Algeciras. Sergio González Otal, Fernando Segú, Paco Cortacero, Julián Bandrés, Carlos Pérez Tenorio, Pepe Moreno (memorable gerente de la antigua “La Capilla” en Algeciras), Goyo González, Leo Farache, Marisa Mínguez, Juan Ochoa, Juan Carlos Chaves, Javier Rodríguez Tur (el anfitrión) y el que suscribe somos, de momento, los tertulianos.

La barra de El Señor Martín. La barra de El Señor Martín.

La barra de El Señor Martín.

En lo que a mí concierne, como antiguo practicante del buen hábito de ir por allí, debo confesar y confieso que, con independencia del mejor equilibrio entre calidad y precio que mi experiencia me ha proporcionado, el Señor Martín es un templo de buen gusto. El diseño ha abocado a un entorno gratísimo en el que profesionales de primer nivel, logran un ambiente donde la calidad compite con la elegancia y el conocimiento del medio.

El chef Alfonso Castellano, es un joven y experto profesional, criado en ese fascinante mundo de la cocina, con mucho rodaje y bien curtido en la tarea. Sin él no se entendería en su conjunto, una iniciativa que supone situar el pescado a la brasa y su origen en el reparto que constituye el escenario de la carta. Entre ellos “el borriquete aliñado de Algeciras”, “la gamba blanca del mar de Alborán”, “el carabinero de Huelva”, “el salmonete de Barbate”, la “Urta de Conil” y, naturalmente, “el langostino alistado de Sanlúcar”. La carta de vinos satisface todas las expectativas y, si es preciso, puede recurrirse a quien nos reorientará si andamos descaminados. O nos pondrá en órbita si no damos con lo que nos conviene.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios