Alegaciones al Plan de Sectorización en Algeciras Denuncian que el proyecto urbanístico de San Bernabé hará desaparecer 500 árboles

  • Podemos, Fapacsa y Cigüeña Negra entienden que ignora el valor ambiental de la zona

  • El partido afirma que entierra bolsas de agua que pueden provocar daños estructurales

El acuífero de la Huerta Las Pilas. El acuífero de la Huerta Las Pilas.

El acuífero de la Huerta Las Pilas. / E.S.

Comentarios 1

Podemos Algeciras, la federación vecinal algecireña Fapacsa y el Colectivo Ornitológico Cigüeña Negra han presentado alegaciones al Plan de Sectorización del Cortijo San Bernabé, un desarrollo urbanístico que empezó a plantearse hace 14 años y que se reactivó el 29 de enero con su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía tras la aprobación en 2018 por parte del Ayuntamiento. El proyecto, después de los últimos cambios para adaptarse a las recomendaciones de la Junta de Andalucía, permitirá la construcción de 2.200 viviendas; con una edificabilidad de 250.000 metros cuadrados y un Sistema General de Espacios Libres de 529.625 metros cuadrados. 

Podemos Algeciras afirma que el plan urbanístico "esconde una serie de irregularidades". La primera se refiere a que ha obviado "cuatro bosques de alcornoque mediterráneo", "a los que se unen árboles y bosques de acebuche". "Sin estas consideraciones, ejecutar el plan equivaldría a hacer desaparecer medio millar de árboles, algunos de ellos centenarios, lo que supondría un duro golpe para la ciudad ante el problema del cambio climático", subraya el partido.

"A ello se une el daño ecológico que conlleva, ya que acabar con el arbolado sería una amenaza para decenas de especies de aves catalogadas como vulnerables o en peligro de extinción que viven en el entorno (en la laguna, los arroyos o los bosques)", continúa.

Podemos Algeciras entiende además que "existe una amenaza estructural para el proyecto". "En la antigua cantera nunca se terminó de hacer el proyecto de restauración, que es obligado para cualquier cantera, que debe reponer con el mismo material que se retira (con albero). Sin embargo, hace seis años se echó de forma irregular sobre varias lagunas un material distinto, sobre todo de arcillas, sepultando dos pequeñas lagunillas, lo que supone un riesgo para las urbanizaciones que se construyan, porque están enterrando bolsas de agua", relata la formación.

"Esta situación podría abocar al proyecto urbanístico a una situación similar a la vivida años atrás en Nueva Ciudad, ya que hay nueve arroyos en la zona, además de que el cauce está incompleto, porque sus tramos son mucho más largos y con más dimensiones de lo que aparece en el plan", continúa.

Podemos afirma además que el proyecto incumple la Determinación 45 del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía, que advierte de la necesidad de justificar la urbanización, toda vez que muchos planes urbanísticos "en los años de la crisis quedaron sin terminar, como en la zona de El Cobre, en el centro de la ciudad o en La Granja".

Finalmente, afirma el partido, el documento de avance de la Junta cuenta con un informe de Cultura contrario a construir en esta zona al no contemplarse la protección del patrimonio histórico cultural de la finca. Cuenta con un yacimiento microlaminar y cerámico muy extenso y una necrópolis de especiales características por estar excavada en la roca y con una cavidad circular en su interior. Además, no existe ningún informe que concluya que no haya más yacimientos en la finca.

“Esperemos que se recapacite y que el equipo de Gobierno plantee proyectos mucho más viables y sostenibles para el uso público de los habitantes de Algeciras”, afirma Ricardo Sánchez, del Círculo Sectorial de Medio Ambiente de Podemos en el Campo de Gibraltar.

Alegaciones de Fapacsa

Fapacsa recuerda el esfuerzo realizado, junto a otros colectivos, para salvar una zona de alto valor medioambiental y una laguna de más de 20.000 metros cuadrados y 25 metros de profundidad "que fue considerada una charca y estuvo en verdadero peligro de haberse convertido en un estercolero al pretenderse rellenar con materiales contaminantes y de desecho". De hecho, el Plan de Sectorización se plantea tras reconocer la Junta de Andalucía que tanto la laguna como los cauces de su entorno forman parte del Dominio Público Hidráulico.

Fapacsa considera en sus alegaciones que se trata de un plan con carencias porque se ha encargado la redacción a empresas que han realizado "estudios insuficientes, sin haber valorado debidamente los valores de patrimonio natural, medioambiental y arqueológico de la zona". "No se ha hecho el deslinde del dominio público hidráulico, ni se han estudiado todos los yacimientos arqueológicos que bien pudieran existir en la zona afectada por los vestigios encontrados, ni se protegen todos los cauces y riberas presentes en el cortijo", explica el colectivo vecinal.

"Tampoco se plantea un plan de vigilancia ambiental con medidas suficientemente detalladas, ni se señalan responsables del mismo ni cómo realizar el seguimiento del desarrollo del Plan. Tampoco se valora la presencia de especies protegidas de flora y fauna ni se reconoce la importancia del acuífero que existe en toda la zona", sentencia.

Cigüeña Negra

El Colectivo Ornitológico Cigüeña Negra (COCN) ha alegado varias omisiones de carácter administrativo que a su entender conllevan a declarar este Proyecto como “nulo de pleno derecho”. El COCN afirma que no fue incluido dentro del proceso de tramitación de la primera fase de la evaluación de impacto ambiental denominada Consultas Previas, a pesar de haber sido el promotor en el año 2011 de una petición ante la Unión Europea relativa a la conservación del acuífero de Huerta de las Pilas y la exposición de su problemática ante el Parlamento Europeo, que aún permanece abierta.

Por aquel entonces el Colectivo, junto a otros, denunciaron la infracción a las directivas europeas medioambientales y la posible especulación urbanística que "podía arrasar con zonas arqueológicas sin precedentes". Dicha Petición desembocó no solo en el cambio de las leyes andaluzas mal traspuestas en relación a las directivas europeas. También determinó que se efectuara un Estudio de Impacto Ambiental al que el Colectivo vuelve a alegar porque entiende que ha omitido "un documento esencial" para cumplir con la Ley de Transparencia, el de de Alcance del Estudio Ambiental relativa a la primera fase consultas previas. "Allí queda asentado en un Informe del Servicio de Bienes Culturales de la Delegación de Cultura en Cádiz, que se informa desfavorable el Plan de Sectorización considerándose que debiera ser rechazado en su totalidad", subraya.

"Tampoco se está teniendo en cuenta la información adicional aportada por nuestro colectivo y otros, en relación a varios afluentes, por lo cual se debió subsanar el Informe de Hidrología", afirma. "Y, peor aún, indican que en la zona donde se pretende construir hay árboles de 50-200 años que no han sido evaluados", añade. "Por ello, criticamos duramente al Servicio de Gestión del Medio Natural de Cádiz al no realizar los perceptivos Informes al respecto y determinar desde un despacho en Cádiz que se puede seguir con el expediente, cuando deberían saber que en todos estos años, desde la denuncia ante la UE que determinó la protección del acuífero, la flora y la fauna no ha retrocedido, sino todo lo contrario, está evolucionando de forma excepcional por el agua de la laguna, así como un importante hábitat natural", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios