Algeciras

Las obras en San Isidro seguirán en las calles Gloria y Buen Aire

  • Los trabajos en la calle Ruiz Tagle encaran su recta final y estarán finalizados antes de que comiencen las procesiones de la Semana Santa por la barriada

El Ayuntamiento de Algeciras está a punto de finalizar la primera parte de las obras que permitirán la rehabilitación integral del barrio de San Isidro, con la conclusión de las obras en la calla Ruiz Tagle. Según ha podido conocer Europa Sur de fuentes municipales, las dos calles siguientes en ser objeto de estas reformas serán la Gloria -perpendicular a la primera de ellas- y Buen Aire, que enlaza la calle Sevilla con Teniente Miranda, paralela a la avenida Blas Infante.

En un intento por finalizar las obras antes de las procesiones de Semana Santa que discurrirán por las calles del barrio, los operarios trabajan los sábados, algo que les ha llevado a realizar la primera capa de hormigonado de toda la calle Ruiz Tagle y se ha concluido la primera línea de los bordillos de las aceras. Se espera ahora que fragüe el tiempo suficiente para proceder al asfaltado definitivo.

Desde el Consistorio algecireño se quiso aclarar que "se ha realizado un exhaustivo control arqueológico de todos los trabajos" y después de la sustitución de todas las conducciones tanto de agua como eléctricas den todo el trazado de la calle, se la procedido a la reforma del acerado, algo que se ha llevado a cabo de manera manual "en un intento de no ocasionar ningún daño en las viviendas de la calle, ya que se encuentran muy próximas a los bordillos".

Queda, además de esperar al asfaltado final, a proceder a la instalación de las nuevas farolas, que serán de estilo clásico, en concreto del modelo Villa, el mismo que se puede contemplar en las calles de Estepona, localidad que se ha tomado como modelo para todas las obras que se llevarán a cabo en la barriada. Asimismo, la unidad de Parques y Jardines instalará macetas tanto en el suelo como en las paredes y todas ellas tendrán un color uniforme. Además, se tiene previsto instalar cuatro o cinco ejemplares de naranjos en cada lado de la calle.

El Plan Integral de rehabilitación del barrio de San Isidro parte de la concepción de remozar uno de los lugares más populares y tradicionales de la ciudad y reforzarlo con lo que se ha denominado desde el comienzo del proyecto con "una imagen de tipismo andaluz, una estética pintoresca de casas blancas, cerámicas y macetas y macetones de flores. Para poner una imagen al proyecto que en la actualidad maneja el equipo de Gobierno de Algeciras, hay que fijarse en el centro de la cercana localidad de Estepona.

Se quiere que aceras y calzadas estén al mismo nivel, arreglar el pavimento, plantar árboles, colocar macetas colgantes y macetones a pie de asfalto, cargados de flores, poner cerámicas en las paredes con frases de escritores algecireños, insuflar animación, dar ambiente familiar, a una zona que ha permanecido al margen de la evolución arquitectónica y ha salvaguardado parte de su imagen original. En definitiva, se trata de hacer de San Isidro el "típico barrio que atrae a visitantes, que gusta para fotos de Instagram y selfies, un reclamo turístico y una puesta en valor" tal y como señaló el alcalde. José Ignacio Landaluce, durante la presentación de la iniciativa el pasado 4 de diciembre.

Otro de los aspectos que aún no se han detallado del todo es el de la financiación, algo que no se ha efectuado en su totalidad. El regidor algecireño sí calculó que esta conversión de San Isidro, más bien "una recuperación y potenciación en la esencia del barrio, podría ocupar unos dos años, a razón de un par de meses las actuaciones en cada calle que se embellezca", algo que se deja ahora hasta que pasen los desfiles procesionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios