Vehículos de movilidad personal

La Policía Local de Algeciras impone 161 denuncias a propietarios de patinetes eléctricos en menos de un mes

La Policía Local de Algeciras sanciona al propietario de un patinete eléctrico en la avenida Virgen del Carmen.

La Policía Local de Algeciras sanciona al propietario de un patinete eléctrico en la avenida Virgen del Carmen.

La campaña de controles sobre vehículos de movilidad personal (VMP), entre los que se encuentran los patinetes eléctricos, y que está desarrollando la Policía Local de Algeciras durante los primeros días de este mes de mayo, se ha saldado por el momento con la imposición de 161 denuncias.

Del total de las infracciones, 95 lo han sido por circular por zonas peatonales, en concreto por las aceras; 21 por circular en sentido contrario; 13 por hacerlo mientras que se usaba el teléfono móvil; 8 por utilizar auriculares; 9 por llevar a un pasajero en el patinete; 4 por rebasar un semáforo en rojo, otras 4 por conducir de manera negligente; 5 por circular de noche sin alumbrado, una por estacionamiento indebido y otra por negarse el conductor a ser sometido a la prueba de alcoholemia.

Los patinetes eléctricos están considerados vehículos a todos los efectos y que, por tanto, sus conductores deben cumplir las normas generales de circulación, ha recordado este martes el teniente de alcalde delegado de Seguridad Ciudadana, Jacinto Muñoz Madrid. Los VMP están dotados de una única plaza y son propulsados exclusivamente por motores eléctricos con una velocidad máxima por diseño comprendida entre 6 y 25 km/h.

Equipamiento obligatorio para circular en patinete eléctrico. Equipamiento obligatorio para circular en patinete eléctrico.

Equipamiento obligatorio para circular en patinete eléctrico. / DGT

Normativa básica

La Dirección General de Tráfico (DGT) advierte que está prohibido que los VMP vayan por aceras, zonas peatonales, pasos de travesía, autopistas, autovías, vías interurbanas o túneles en ámbito urbano. Sus conductores están sometidos a las mismas tasas máximas de alcohol permitidas por la Ley de Seguridad Vial, así como a la prohibición de conducir con presencia de drogas en el organismo. Tampoco pueden llevar auriculares puestos, ni hacer uso del móvil o cualquier otro dispositivo mientras van conduciendo. Finalmente, en la reciente Ley de Tráfico se establece la obligación a los conductores de VMP, de utilizar casco de protección.

Conducir en patinete eléctrico bajo los efectos del alcohol y otras drogas puede acarrear una multa entre 500 y 1.000 euros en función de la tasa de alcohol o de 1.000 euros si se trata de drogas. En caso de dar positivo, además, el patinete quedará inmovilizado, tal y como ocurre con el resto de vehículos. Por usar el teléfono móvil mientras se conduce un patinete o cualquier otro dispositivo de comunicación, la multa será de 200 euros. Para quienes lleven auriculares, conduzcan durante la noche sin alumbrado o prendas reflectantes, o si no se lleva casco, si la ordenanza municipal contempla esta medida como obligatoria, la multa será de 200 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios