EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Algeciras

Muere Don Venerando, un referente de la familia salesiana de Algeciras

  • El sacerdote gallego tenía 93 años y pasó la mitad de su vida en Algeciras

  • La Inspectoría Salesiana María Auxiliadora: "Le recordaremos como un hombre bueno"

Don Venerando Conde Araujo. Don Venerando Conde Araujo.

Don Venerando Conde Araujo. / E.S.

La familia Salesiana de Algeciras llora la muerte este miércoles del sacerdote Don Venerando Conde Araujo, un hombre muy querido en la ciudad, donde pasó dos etapas de su vida y dejó una profunda huella. 

Tenía 93 años y había cumplido los 73 de salesiano y los 64 de sacerdote. Desde el verano de 2019 se encontraba en la Residencia Don Pedro Ricaldone de Sevilla, donde ha fallecido.

La Inspectoría Salesiana María Auxiliadora ha comunicado con tristeza el fallecimiento de un "querido hermano salesiano sacerdote", acaecida "después de unos meses muy delicado de salud que se había ido agravando en estos últimos días por causa de la diabetes que padecía". 

"A los jóvenes hay que cuidarlos, educarlos en los valores éticos y morales fundamentales, y también ayudarles a sacar todo ese potencial que llevan dentro", decía Don Venerando en una de las entrevistas publicada por Europa Sur durante su trayectoria.

Don Venerando, junto a la estatua de san Juan Bosco en Algeciras. Don Venerando, junto a la estatua de san Juan Bosco en Algeciras.

Don Venerando, junto a la estatua de san Juan Bosco en Algeciras. / Martín

Don Venerando Conde nació en Siota (Orense), el 28 de julio de 1926. Hizo el Noviciado en San José del Valle (Cádiz), donde profesó el 16 de agosto de 1946. Estudió la filosofía en Utrera-Consolación (1946-48). Después del tirocinio en Sevilla-Trinidad (1948-49), en Vigo (1949-50) y en Puerto Real (1950-51), cursó sus estudios de teología en Madrid-Carabanchel (1951-55). Recibió la ordenación presbiteral el 26 de junio de 1955 en Madrid, de manos de Mn. Juan Ricote Alonso.

Desde entonces ha venido desarrollando su labor pastoral en Sevilla-Hogar San Fernando (1955-56), Puerto Real (1956-57), Sevilla-Universidad Laboral (1957-61), Jerez de la Frontera-Lora Tamayo (1961-69), Algeciras (1969-76), Utrera (1976-79), Sevilla-Trinidad-Escuelas Profesionales (1979-82), y nuevamente Algeciras (1982-2019). "Recordaremos a don Venerando como hombre bueno, salesiano ejemplar con un gran amor a la Congregación, alegre, trabajador, servicial y muy querido allí donde ha estado, particularmente por los Antiguos Alumnos y la Asociación de María Auxiliadora", explica la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora.

"Que el Señor Resucitado reciba a nuestro hermano Venerando en su Reino, entre todos aquellos que han entregado su vida a la misión salesiana, y que María Auxiliadora, a la que tanto amó, y cuya devoción tanto propagó, lo acoja con el cariño de Buena Madre del cielo", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios