Algeciras

Luis Ángel Fernández, citado como investigado por cohecho por las contrataciones de Algesa

  • El exconsejero delegado de la sociedad municipal y expresidente de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar comparecerá en octubre ante el Juzgado de Instrucción nº1

Luis Ángel Fernández, en 2018, en un pleno de la Mancomunidad.

Luis Ángel Fernández, en 2018, en un pleno de la Mancomunidad. / Erasmo Fenoy (Algeciras)

Luis Ángel Fernández, expresidente de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar y exteniente de alcalde del Ayuntamiento de Algeciras, ha sido llamado a declarar ante el juez en calidad de investigado por un supuesto delito de cohecho relacionado con la presunta venta fraudulenta de puestos de trabajo en la empresa municipal Actividades de Limpieza y Gestión SA (Algesa), de Algeciras.

Fernández, apartado de la vida política desde 2019 a raíz de que Europa Sur desvelase las investigaciones policiales sobre su actuación, comparecerá el próximo mes de octubre ante el Juzgado de Instrucción nº 1 de Algeciras -según el auto al que ha tenido acceso esta redacción- después de que su toma de declaración prevista para el pasado mes de abril ante el mismo órgano no pudiera celebrarse. En esa ocasión sí comparecieron por los mismos hechos ante la entonces juez titular, Belén Barranco, otras seis personas en calidad de investigadas.

Entre estas últimas figuraban Inés Cortés, abogada y asesora del PP en el Ayuntamiento de Algeciras, además de dos trabajadores de Algesa y de tres supuestos intermediarios que habrían cobrado comisiones. Uno de ellos es Ángel Fernández Cortés, hijo del exconcejal algecireño y de la letrada, implicado igualmente en el fraude de la estiba algecireña por la venta de puestos de trabajo en los muelles.

Todos ellos comparecieron hace ahora un año, en septiembre de 2020 y bajo la condición de detenidos, quedando posteriormente en libertad, ante la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la comisaría de la Policía Nacional de Algeciras por los mismos hechos. A raíz de ello y a la luz de las indagaciones policiales, la Fiscalía elevó al juzgado el correspondiente informe que desembocó en la nueva toma de declaración ante el Juzgado, como investigados.

La nueva citación de Luis Ángel Fernández ha sido decidida por el juez sustituto del juzgado, Jerónimo García San Martín, titular de Instrucción 5, que ha compatibilizado ambas oficinas judiciales en los últimos meses. La toma de declaración al ex presidente de la Mancomunidad, no obstante, corresponderá previsiblemente al nuevo titular del Instrucción 1, Alberto Ruiz, decano de los jueces de Algeciras, que se incorporará a su nueva plaza a comienzos de octubre tras varios años como juez del Juzgado de Primera Instancia nº1 de la ciudad.

El origen

El caso Algesa toma como punto de partida la investigación abierta en 2018 en torno a la presunta venta de puestos de trabajo en la estiba de Algeciras a cambio del pago de cuantiosas comisiones ilegales, un proceso que, al cabo de cierto tiempo y según la Policía, se hizo extensivo a la empresa de limpieza. Luis Ángel Fernández fue consejero delegado de la citada sociedad municipal hasta mayo de 2019.

Fernández ya figuró como investigado en las diligencias abiertas por el Juzgado de Instrucción n.º 1 de Algeciras en los primeros compases de las diligencias, después de que su hijo Ángel fuese detenido el 28 de diciembre de 2018. La Policía señaló a este último como una de las personas claves dedicadas a la venta de puestos en la estiba a cambio del presunto cobro de comisiones, que oscilaban entre los 15.000 y los 30.000 euros.

La detención de Ángel Fernández Cortés se produjo después de que los investigadores acumulasen multitud de pruebas en su contra, tanto a través de seguimientos físicos como de pinchazos telefónicos. En dos de esas grabaciones, según pudo saber esta redacción, Fernández Cortés aseguró a su interlocutor -quien le habría abonado una comisión para trabajar en el estiba- que en el caso de que no pudiera entrar como estibador en los muelles, su padre le colocaría en Algesa.

Posteriormente, tanto la juez como la Fiscalía entendieron que las pruebas recabadas hasta ese momento no vinculaban al exteniente de alcalde con hecho delictivo alguno y le levantaron la condición de investigado.

Giro en la investigación

La situación cambió a posteriori, cuando a raíz de las pesquisas policiales se encontró un nexo que aparentemente vincula el fraude de la estiba con la contratación de determinadas personas en Algesa.

La UDEV concluyó que Algesa sirvió en ocasiones como plan b para los responsables de la trama de la estiba, a modo de vaso comunicante y con Luis Ángel Fernández como supuesta pieza clave, de tal forma que algunas personas que pagaron las comisiones acabaron trabajando en la empresa de la que el Ayuntamiento es titular.

La Policía, en concreto, identificó como pagadores de presuntas comisiones ilegales a los dos trabajadores de Algesa citados a declarar por la juez Barranco como investigados. Los currículos de ambos fueron hallados en el registro policial de la casa de Ángel Fernández, quien presuntamente se habría valido de la posición de su padre para que fueran contratados en la empresa municipal. Según los investigadores, los puestos de trabajo que ocuparon ambas personas fueron creados ad hoc, en concreto, en los puntos limpios de los que Algesa dispone para la recogida selectiva de residuos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios