Algeciras

La Junta detecta un aumento de la contaminación en la Bahía de Algeciras

  • Los vertidos industriales al litoral andaluz crecen un 16% en 2008 · En la comarca se emite el 95% del nitrógeno, el 87% del cloro y el 80% del fósforo del total registrado en la región

Comentarios 34

Los vertidos contaminantes al litoral andaluz procedentes del sector industrial ascendieron a 104.527 unidades contaminantes en el año 2008, lo que supone un repunte de la carga contaminante por segundo año consecutivo y un crecimiento del 16% con respecto a 2007, según se desprende del Informe Anual de Medio Ambiente (IMA) en Andalucía 2009, dado a conocer ayer lunes en Sevilla.

Según recoge este informe, presentado por el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, la carga contaminante que procede de la actividad industrial se concentra básicamente en el polo químico de Huelva y las Bahías de Cádiz y Algeciras, siendo la industria farmacéutica, en el litoral mediterráneo, y papelera y metalúrgica, en el atlántico, las que más contribuyen en los vertidos finales.

Además, tal y como explicó la directora general de Desarrollo Sostenible e Información Ambiental, Esperanza Perea, este crecimiento se acusa especialmente en el mediterráneo, ya que las actividades industriales localizadas en la Bahía de Algeciras emiten el 95% del nitrógeno total registrado, el 87% del cloro residual, el 80% del fósforo y el 57% de los sólidos en suspensión.

En cuanto al sector de actividad, el 59% de los vertidos contaminantes en el litoral mediterráneo proceden de la industria farmacéutica -que crecen en un 47% respecto a 2007-, en un 20% de la metalurgia y en un 10% del sector de refino.

Sin embargo, es en el litoral de Huelva donde se obtienen, para un buen número de metales, los mayores niveles de contaminación de las aguas, sobre todo en sedimentos, debido a los aportes de metales que se producen desde el Canal del Padre Santo, en la desembocadura de los ríos Odiel y Tinto. Así, los sedimentos de estos estuarios presentan una contaminación alta, ya que se alcanza la calidad mala en el 39% de los resultados en el Tinto y del 42% en los del Odiel.

Por contra, según señaló Díaz Trillo, los resultados mejoran en el caso de los vertidos urbanos, que presentan un descenso continuado hasta alcanzar un bajada del 21% respecto al año 2001. No obstante, reconoció que los niveles de saneamiento y depuración de las aguas son positivos, sobre todo, en los grandes y medianos municipios, mientras que el reto se sitúa en este caso en los pequeños municipios del interior, que no obstante tienen que alcanzar un grado óptimo de depuración para 2015 tal y como establece la Directiva Marco Europea.

Otro de los aspectos que señalaron los responsables de Medio Ambiente de este informe, que por primera vez se editará en papel bajo demanda siguiendo los criterios de Ecoedición, es el crecimiento en la generación de residuos urbanos, cuyo índice se sitúa por encima de la media de la UE. Concretamente, en 2009 los andaluces produjeron 1,9 kilogramos de residuos al día, lo que equivale a 500 toneladas durante todo el pasado año.

No obstante, destacaron que los vertidos incontrolados descendieron un año más respecto al ejercicio anterior por el aumento de las plantas de recuperación y compostaje, además de clasificación, redes de puntos limpios y estaciones de transferencia y que, asimismo, se consolida el compostaje como tratamiento de los residuos urbanos orgánicos.

En materia de biodiversidad, señalaron la evolución favorable de los indicadores, resaltando las labores a favor de la flora autóctona -con el 64% de los 538 taxones de flora amenazada protegidos en alguno de los diez jardines botánicos de la región-, el aumento del censo de aves acuáticas o el descenso del empleo de cebos envenenados.

También se refirieron a la ampliación en 2009 de la Reserva Natural Concertada de la Charca de Suárez de Motril (Granada), lo que ha elevado al 20 por ciento la superficie total protegida de Andalucía. Gracias a ello, la Red de Espacios Protegidos de Andalucía se consolida como la más importante en número -214 espacios- y superficie -1.767.458 hectáreas- de la UE.

Además, el pasado año se alcanzaron los 920 instalaciones de uso público para el disfrute de las ciudadanías en los espacios naturales y se deslindaron 575 kilómetros de vías pecuarias.

En cuanto a la calidad del aire, Díaz Trillo resaltó que el 88% de los días de 2009 se gozó de un nivel de calidad admisible, aunque aumentaron las emisiones de metano y óxido de nitrógeno. Frente a ello, disminuyeron en más de un 24% las de monóxido de carbono derivadas del tráfico de vehículos.

Por otro lado, el consejero afirmó que a finales de 2009, el 89% de las instalaciones andaluzas susceptibles de ser autorizadas contaban con su correspondiente Autorización Ambiental Integrada, el 13% de ellas nuevas. Además, apuntó que un 8% se encontraban en trámites y sólo un 2% no la habían iniciado.

Esto muestra, dijo, "cómo el tejido industrial andaluz se va haciendo cómplice de la conservación del medio ambiente y entiende que el empleo verde y sostenible es el empleo del futuro".

Igualmente, informó de que el pasado año 116 productos y servicios obtuvieron la licencia de uso de la marca Parque Natural de Andalucía, con lo que este distintivo se aplica ya a 1.200 productos o servicios y cuenta con 185 empresas adscritas.

El IMA de 2009, el número 23 de la serie, se dispone también en versión compatible con dispositivos e-book, mientras que la aplicación informática presenta mejoras, con un total de 542 tablas y gráficos. A nivel de estructura, se ha simplificado y toda la información se analiza mediante 93 indicadores ambientales que reflejan la situación global, así como su evolución y tendencia.

Este diario se puso ayer en contacto con el gerente de la Asociación de Grandes Industrias (AGI) del Campo de Gibraltar, Miguel Ángel Calderón, para que realizara una valoración del informe. El responsable de la AGI indicó que para ello era necesario un análisis pormenorizado del informe realizado por la Junta de Andalucía. No obstante, Calderón recalcó que las grandes industrias de la comarca no se han desviado de los parámetros marcados por la normativa de la Consejería de Medio Ambiente, tanto en las emisiones a la atmósfera como en los vertidos al mar, por lo que están cumpliendo con lo que marca la ley medioambiental.

Del mismo modo, este diario quiso conocer la opinión al respecto por parte de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras que, al igual de la AGI, señaló que necesitaba tiempo para estudiar con detalle todo lo contenido en el informe del Gobierno regional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios