Algeciras

Familiares y amigos de la chica muerta en El Rinconcillo se concentrarán en la puerta del juzgado

  • El único detenido por el fatal apuñalamiento, un ex guardia civil, pasará este lunes a disposición judicial tras ser interrogado 

La puerta de la casa de El Rinconcillo en cuyas inmediaciones se produjo la reyerta. La puerta de la casa de El Rinconcillo en cuyas inmediaciones se produjo la reyerta.

La puerta de la casa de El Rinconcillo en cuyas inmediaciones se produjo la reyerta. / Q.L. (Algeciras)

Familiares, amigos y vecinos de Natalia B.G. la chica que falleció en la madrugada del sábado en El Rinconcillo tras ser apuñalada durante una reyerta, se concentrarán en la mañana de este lunes en la puerta de los juzgados de Algeciras en contra de la violencia y como muestra de apoyo a la familia. 

El exagente de la Guardia Civil José Antonio M.M, de 50 años y fuera del servicio desde 2005, pasará este lunes a disposición del juzgado de Algeciras como el único acusado de la muerte de la joven, que murió en el hospital Punta de Europa como consecuencia de una puñalada en el abdomen tras una reyerta en la que estaban implicadas varias personas.

Esta mañana, los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), que se hicieron cargo de la investigación sometieron al detenido a un interrogatorio. En principio mañana pasará a disposición de la autoridad judicial. A la espera de lo que decida el juez todo apunta a que se decretará la prisión provisional, según fuentes policiales que explican que, tras tomar declaración a varios testigos de lo ocurrido, no parece que vayan a producirse más detenciones relacionadas con la muerte de esta joven algecireña.

Mientras, el cuerpo sin vida de Natalia B.G. fue trasladado a Cádiz para ser sometido a una autopsia que confirmará la causa de muerte.

El supuesto autor de los hechos había abandonado el cuerpo de la Guardia Civil por problemas psicológicos en 2005 y era conocido en la barriada de El Rinconcillo. La chica trabajaba en un bar de la barriada. 

La propiedad del Memphis Café afirmó ayer a este periódico que el supuesto agresor no se encontraba en el establecimiento como apuntó el relato inicial de la Policía, sino que cuando la pareja salió del bar se encontró las ruedas rajadas y fue a buscar al exguardia civil a su casa de la calle Cabo de Agua donde se desencadenaron los acontecimientos que terminaron con la muerte de la joven.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios