MONUMENTOS Y EDIFICIOS HISTÓRICOS DE ALGECIRAS La Comandancia de Ingenieros

  • Capítulo 30. El edificio se halla situado ente las calles General Primo de Rivera y Muñoz Cobos de Algeciras desde que fue construido en el año 1847

Fotografía tomada hacia el año 1910 en la que aparece, en la parte derecha de la imagen, la fachada principal del edificio de la Comandancia de Ingenieros del Campo de Gibraltar. Fotografía tomada hacia el año 1910 en la que aparece, en la parte derecha de la imagen, la fachada principal del edificio de la Comandancia de Ingenieros del Campo de Gibraltar.

Fotografía tomada hacia el año 1910 en la que aparece, en la parte derecha de la imagen, la fachada principal del edificio de la Comandancia de Ingenieros del Campo de Gibraltar.

Los ingenieros militares hicieron su aparición a finales del siglo XV como consecuencia de la evolución de la artillería que obligaba a las autoridades militares a adaptar los viejos sistemas defensivos medievales a la nueva arma mediante la construcción de fortificaciones abaluartadas. Aquellos primitivos ingenieros trabajaban con los maestros de obras dándoles las indicaciones necesarias.

En el siglo XVI Felipe II nombró a Tiburcio Spannochi Ingeniero Mayor y Superintendente de las Fortificaciones de España, con lo que se diferenciaba definitivamente la figura del ingeniero de la del artillero. Sin embargo, habría que esperar hasta principios del siglo XVIII para que se estableciera la figura del Ingeniero Militar.

Fue la 2ª Ordenanza de Flandes de 1702 la que sentó las bases de la organización del ejército borbónico. Entre otras cosas dictaminaba la obligación de disponer de oficiales mayores de las plazas para la conservación de las fortificaciones y de Ingenieros Jefes para dar cuenta del estado de las mismas, así como para acometer las reparaciones y mejoras necesarias elaborando los proyectos y los presupuestos de obras.

A partir de 1711, durante la Guerra de Sucesión, comenzaron a llegar a España ingenieros procedentes de Flandes y de Francia que fueron los que dieron inicio al Cuerpo de Ingenieros Militares, cometido que recayó en el belga Jorge Próspero de Verboom, padre de la nueva Algeciras. Aquellos primeros Ingenieros Militares estaban encargados de la construcción de cuarteles, hospitales, fuertes, barracones, almacenes e, incluso, de establecimientos de enseñanza.

En el año 1746 el ingeniero de la Comandancia General del Campo de Gibraltar, Bartolomé Viallet, intervino como redactor del proyecto de reconstrucción del Fuerte del Tolmo y del dragado de la ensenada que existía a sus pies con el fin de facilitar el atraque de las embarcaciones. Con las Ordenanzas de Ingenieros de 1803 se crearon ocho subinspecciones para las fortificaciones y obras que abarcaban una, dos o tres de las actuales provincias. Una de ellas fue la Demarcación de Andalucía y Campo de Gibraltar con sede en Sevilla.

Patio central porticado de la Comandancia de Ingenieros del Campo de Gibraltar. Patio central porticado de la Comandancia de Ingenieros del Campo de Gibraltar.

Patio central porticado de la Comandancia de Ingenieros del Campo de Gibraltar.

El funcionamiento de las Comandancias quedó fijado en el Reglamento del Servicio del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de 1839 en el que se ordenaba, entre otras cosas, que cada Comandancia debía conservar los proyectos, memorias y libros de progreso de las obras de su demarcación. Una vez dividido el territorio nacional en provincias en 1833, se crearon las Comandancias Generales de Ingenieros y las Comandancias Subalternas en los lugares de mayor importancia estratégica (el Campo de Gibraltar lo era). Diez años más tarde, por Real Orden de enero de 1843, se aprobaba la división de las Comandancias Generales en Comandancias Subalternas, unas de las cuales sería la Comandancia de Ingenieros del Campo de Gibraltar con sede en Algeciras, adscrita a la Comandancia General de la Región Sur. El edificio que albergó la Comandancia de Ingenieros del Campo de Gibraltar se halla situado ente las calles General Primo de Rivera y Muñoz Cobos.

Fue construido en el año 1847, probablemente con un proyecto redactado o con la participación del ingeniero y profesor de la Academia de San Fernando, Manuel de Zayas Rivero, el mismo que, cinco años más tarde ―el 8 de agosto de 1852― firmaría los planos de unos pabellones para el servicio de ingenieros, oficina de la Comandancia y alojamiento de la Brigada Topográfica en la ciudad de Algeciras que nunca llegaron a construirse.

En el año 1859, siendo Comandante de Ingenieros del Campo de Gibraltar Luis de Negrón y Jefe de la Brigada Topográfica Salvador Arizón, ambos participaron en una comisión creada por la Comandancia General de Sevilla para elaborar un informe sobre la instalación de baterías y parapetos en la Isla de Tarifa.

La Comandancia de Ingenieros del Campo de Gibraltar aparece de nuevo tomando parte activa en el proyecto de Primo de Rivera de tender una línea de ferrocarril entre Jerez y Almargen. Consta que el ingeniero comandante de Algeciras elevó un informe, en marzo de 1927, en el que reconocía una importancia militar extraordinaria para el Campo de Gibraltar con la construcción de esta línea, ya que permitiría enlazar desde Algeciras hasta Setenil con la vía férrea de Bobadilla a Algeciras, después de pasada la sección de túneles de ésta última. Iniciada la Guerra Civil, cuando el 7 de agosto de 1936 el acorazado republicano Jaime I bombardeó la ciudad de Algeciras, uno de los obuses lanzados desde el buque cayó sobre el edificio de la Comandancia ocasionando algunos desperfectos. El inmueble, que se hallaba muy deteriorado desde que dejó de cumplir las funciones militares para las que fue construido, se sometió a una profunda restauración a cargo de la Dirección General de Infraestructuras del Ministerio de Defensa entre los años 2000 y 2001, quedando en el estado que actualmente presenta.

Alzado de la fachada de los Pabellones para los Servicios de Ingenieros, oficina de la Comandancia y alojamiento de la Brigada Topográfica proyectados por Manuel de Zayas Rivero para Algeciras en 1852 que no llegaron a construirse. Alzado de la fachada de los Pabellones para los Servicios de Ingenieros, oficina de la Comandancia y alojamiento de la Brigada Topográfica proyectados por Manuel de Zayas Rivero para Algeciras en 1852 que no llegaron a construirse.

Alzado de la fachada de los Pabellones para los Servicios de Ingenieros, oficina de la Comandancia y alojamiento de la Brigada Topográfica proyectados por Manuel de Zayas Rivero para Algeciras en 1852 que no llegaron a construirse.

Descripción del edificio

Tiene planta cuadrada con patio central cubierto con claraboya y dos alturas. El patio está rodeado, por sus cuatro frentes, de galerías que se sustentan con arcos de medio punto de mampostería y cuatro columnas de fuste liso con capiteles de orden toscano, similares a las que se conservan en el claustro del Hospital de la Caridad y, sobre todo, a las de piedra labrada que sostenían el graderío superior de la desaparecida plaza de toros La Perseverancia.

Sin embargo, la galería oriental está actualmente cerrada con unas cristaleras enmarcadas en bastidores de madera en las que se abren dos ventanas laterales y una puerta centrada. Un zaguán con puerta giratoria permite el acceso al vestíbulo que está separado del patio central mediante un arco de medio punto que descansa sobre dos columnas iguales a las descritas.

A la segunda planta se accede por medio de una escalera situada en la parte derecha del vestíbulo. Sus actuales peldaños son de mármol blanco en la huella o parte horizontal y de mármol negro veteado en la contrahuella. La balaustrada es de madera, lo mismo que el pasamanos, en los dos primeros tramos. En el tramo que conduce a la azotea la baranda es metálica y el pasamanos de madera. El vano que forma está sustentado en otra columna que recibe la carga de un doble arco de medio punto, uno de ellos con intradós estriado que descansa sobre ménsulas de moldura. El suelo del patio está constituido por losas cuadrangulares de mármol blanco; el del vestíbulo por losas también de mármol blanco pero enmarcadas por otras rectangulares de mármol gris y con olambrillas de color negro en las intersecciones.

La fachada se articula en dos cuerpos. En el inferior se abren vanos rectangulares con antepechos que parten del nivel de la acera y recercados con falsos sillares almohadillados que recuerdan el esquema de la fachada que diseñó Manuel de Zayas Rivero para el Pabellón de Ingenieros de Algeciras de 1852 y que, como se ha referido, nunca llegó a construirse (véase el alzado adjunto). Un poco descentrada se abre la puerta de ingreso que se cubre con un arco de medio punto en cuya clave muestra un relieve con un motivo vegetal y la fecha en la que se inauguró la Comandancia: 1847.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios