Algeciras

Algeciras adapta la Ordenanza de terrazas a la normativa andaluza

  • La Comisión de Seguridad Ciudadana celebra el martes 15 una sesión para la aprobación definitiva del texto

Una terraza de Algeciras. Una terraza de Algeciras.

Una terraza de Algeciras. / Erasmo Fenoy

La Comisión Informativa de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Algeciras celebrará el próximo día 15 de septiembre una sesión para aprobar la adaptación y modificación de la Ordenanza Municipal reguladora de la instalación de terrazas. Esto permitirá al Ayuntamiento la adaptación de la normativa andaluza en este ámbito.

Desde la aprobación del Decreto 155/2018, de la Junta de Andalucía, que regula el nuevo sistema de organización de las terrazas, Algeciras tiene pendiente la homologación de la normativa, que busca conjugar el descanso de los vecinos y las actividades de ocio y hostelería de la ciudad que permiten su dinamización.

La pandemia del coronavirus ha aplazado la adaptación de un decreto que establece el marco para que los ayuntamientos ejerzan las competencias que tienen atribuidas sobre el sector. Entre sus principales novedades, y de acuerdo con la proposición aprobada por unanimidad por el Parlamento autonómico en 2016 en defensa de la cultura y la música en Andalucía, se incorpora la modalidad de concierto de pequeño formato en establecimientos de hostelería –como bares y restaurantes– donde ahora no están permitidos, que se celebren en el interior de espacios fijos, cerrados y cubiertos, carentes de escenario y camerino, y en horario de tres de la tarde a doce de la noche, sin posibilidad de ampliación.

En estos locales también se permite la instalación de terrazas y veladores, aunque se recomienda a los ayuntamientos –administración que tiene la competencia en esta materia–­ que autoricen preferentemente su ubicación en suelo no residencial y eviten las zonas acústicas especiales o saturadas de ruidos. En caso contrario, la instalación fuera de los espacios recomendados deberá estar motivada por el ayuntamiento conforme a los objetivos de calidad acústica establecidos en el municipio.

Al margen de medidas excepcionales como las tomadas durante la pandemia, el decreto mantiene los horarios de los establecimientos públicos de hostelería y establece que, como máximo, deberán cerrar a las dos de la madrugada en día laborables, aunque los locales especiales con música podrán abrir hasta las tres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios