Algeciras

Algeciras estrenará en 2020 el nuevo modelo de CIE, con 705 plazas

  • El centro, cuyo formato se extenderá a otras ciudades, contará con habitaciones dobles y un edificio sanitario. Zoido plantea que lo gestionen funcionarios civiles en lugar de policías

Comentarios 1

Habitaciones dobles con ducha propia para albergar a 705 personas, lavandería y zona de descanso, patios, un edificio de atención sanitaria con consultas y camas hospitalarias, locutorio y espacios para el culto. Ese será el equipamiento del nuevo Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Algeciras, un nuevo modelo que sustituirá a las instalaciones obsoletas y con deficiencias de habitabilidad y seguridad que albergan ahora a las personas que están de forma irregular en el país o con un expediente de expulsión en sustitución de una pena de prisión.

Algeciras estrenará en 2020 el nuevo formato de CIE que se irá extendiendo por el país, con otros dos centros ya planteados en Madrid y Málaga. Y lo hará con un centro que tendrá mayor capacidad por sí solo que los siete que están en funcionamiento en la actualidad, que pueden acoger a 610 personas. Una capacidad que es necesaria. En lo que va de año han llegado a costas españolas 20.000 personas, un ritmo de llegada que las infraestructuras existentes no pueden absorber y que ha provocado casos como el que se vive actualmente en Málaga, donde se ha alojado a los migrantes en la futura cárcel de Archidona "por colapso del propio sistema", reconocía ayer el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. El ministro defendió esa actuación durante la presentación del nuevo CIE, destacando que sucompromiso "es ir implantando un modelo que responda a las necesidades, pero también que tenga las mejores condiciones posibles para los internos y el personal".

El actual centro algecireño, que cuenta también con otro edificio en la isla de Las Palomas (Tarifa), ha sido denunciado desde diversos frentes, desde los sindicatos policiales a la Fiscalía, pasando por las ONG o la juez de control, que ha dictado ya dos autos reclamando la ejecución de reformas urgentes (parte de las cuales se están realizando). Ayer, Zoido mostraba el modelo planteado tras una serie de reuniones con distintos colectivos, incluidos aquellos que reclaman su cierre, a los que volvió a insistir que los CIE cumplen la normativa comunitaria.

El centro se situará en una parcela de 20.000 metros cuadrados junto a la actual prisión de Botafuegos. El Ayuntamiento de Algeciras cederá en los próximos meses al Ministerio la parte que falta del terreno para poder iniciar las obras, algo que según la planificación de Interior debería ocurrir a lo largo del próximo año. Con un plazo de ejecución de dos años, para 2020 debería estar ejecutada la obra. El nuevo centro supondrá una inversión de 23 millones de euros. Y supondrá, destacaba el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, la creación de 350 empleos.

El complejo contará con ocho edificios residenciales con el objetivo de poder distribuir a los extranjeros por sexo, procedencia, nacionalidad y religión. Desaparecerán las habitaciones comunales que ahora son habituales en los CIE para dar paso a estancias de dos personas, cada una con su baño (otra reivindicación antigua). Habrá espacios destinados a los servicios sociales y ONG, zona para visitas y entrevistas con los abogados, sala de juegos.

Una vez definido el modelo arquitectónico, resaltó el ministro, queda acordar ahora el "nuevo concepto de CIE", delimitar, por ejemplo, el papel que tienen que cumplir las ONG y también quien se debe encargar de la custodia y trato diario de los internos. Y aquí el ministro es partidario de que la Policía Nacional, actual gestora de los CIE, deje de prestar servicio en ellos.

Zoido considera que debería de hacerse cargo de los centros un cuerpo específico de funcionarios civiles, no de prisiones ("porque el CIE no es una prisión"), sino personal especializado, con conocimiento de idiomas para poder relacionarse con los internos. Aparte estaría el servicio de seguridad. Para definir ese nuevo modelo de gestión, el ministro reclamó la colaboración de todos los grupos políticos "porque entendemos que si los cambios se afrontan desde el diálogo y el consenso siempre serán mucho más satisfactorios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios