alonso núñez heredia. cantaor

"No sé ni cómo definir lo que es para mí el flamenco"

  • El Purili, joven artista linense con 17 años, está presente en el cartel de este viernes en Algeciras

Alonso Núñez Heredia, El Purili, ayer en Algeciras. Alonso Núñez Heredia, El Purili, ayer en Algeciras.

Alonso Núñez Heredia, El Purili, ayer en Algeciras. / e. fenoy

Sorprende la conversación con el jovencísimo cantaor Alonso Núñez Heredia, El Purili (La Línea de la Concepción, 2000). Una cosa es hablar con él de flamenco en el contexto de una peña y otra muy distinta entrevistarlo. Ahí ya exhibe una madurez, desparpajo, respeto y educación impropios de un artista con 17 años prácticamente recién cumplidos. Este viernes canta en Algeciras (19:30) en el mercado de abastos Ingeniero Torroja en el espectáculo Flamenco en La Caridad. Una buena ocasión para no perdérselo. Su mito viviente es el algecireño Perico El Pañero, al que idolatra. Viste como él, imita al máximo sus maneras y lo tiene como claro referente.

-Asombra la afición al cante puro en alguien tan joven.

-Pero tiene una explicación. Creo que si te gusta el flamenco, te gusta el flamenco de verdad. Es lo que emociona a la persona y la traspasa. No me van otras músicas. En mi casa siempre ha habido afición al cante gitano-andaluz y me he criado en fiestas de tres días de duración. De generación en generación. Mi bisabuela, Concha La Chata, murió con 105 años y desde que tenía 100 estaba sin moverse en la cama pero movía los brazos por bulerías. Y mi bisabuelo, su marido Moreno, ha hecho romperse las camisas a la gente cantando por martinetes para cerrar una fiesta de dos días. Pienso que la timidez de mi padre es la que le ha impedido cantar para el público.

-¿Por qué Perico El Pañero es su referente?

-Yo no lo conocía hasta hace solo dos años. Me fijaba en Antonio Mairena y Paco Valdepeñas. Y fui a escuchar a Jesús Méndez a Jerez y me avisaron que aquí había unos hermanos Pañeros y que debía saber de ellos, escucharlos. Busqué en youtube. Me salió primero José y me dije… este hombre baila para morir. Y luego había un vídeo de Perico cantando por tonás en Cáceres. Ahí pensé… ¿Esto qué es? Me parecía mentira. Me puso a estudiar el cante, yo ahondo más por él. Hasta que pude saludarlo personalmente y hablar con él en la peña La Soleá junto a mi primo El Rubio de Pruna. Me trató maravillosamente.

-¿Qué otros cantaores le gustan?

-Actuales muy pocos, la verdad. Sí José de la Tomasa, Cancanilla canta para morir, por supuesto Tío Manuel Moneo. De los antiguos hay muchos más: Antonio Mairena, Manuel Torre, Juanito Mojama, Niña de los Peines, Curro y Manuel Mairena.

-¿Cuál es el día a día de El Purili?

-Por circunstancias de la vida dejé los estudios al terminar la Secundaria. Ensayo mi cante a diario, no paro de escuchar a los clásicos para tratar de hacerlo parecido a ellos. Como en Youtube no está todo, trato de hacerme con grabaciones. Ramón Soler me regaló, en la reciente Palma de Plata, unas de Mojama y de El Chaqueta. Yo voy a aprender más porque no soy conformista y no me canso de estudiar. No sé ni cómo definir lo que es para mí el flamenco.

-Escuché que va a grabar un disco.

-Una persona de este mundo que me ayuda dijo que era una buena manera de lanzarme, de empezar. Espero que pronto se haga realidad. Mientras, sigo estudiando y hacia adelante.

-¿Cuál es su recuerdo más bonito en el flamenco?

-Pues verá: Había una boda de una prima a la que no quería ir porque no me encontraba bien. Pero me dijeron que fuese a escuchar a un hombre de Córdoba, El Pope, tallista de madera, que hacía los cantes de Mairena y Caracol. Cuando ese señor empezó a hacer seguiriyas a las cinco de la mañana, todo el mundo estaba emocionado, llorando, aquello fue impresionante, la verdad.

-Este viernes comparte cartel de lujo flamenco en Algeciras.

-Estoy loco porque llegue el día. Donde haya cante y baile allí estoy yo porque es lo que me gusta. No tengo amor al flamenco porque pueda ganar dinero con él, sino para disfrutar todos los días, aportar y pasarlo lo mejor posible. El cante y la vida son así.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios